Las profecías autorrealizables

viernes, 17 de marzo de 2006
México, D F, 16 de marzo (apro)- Primero lo dijo Roberto Madrazo y después lo ratificó Emilio Chuayffet: si el PRI no levanta, al final de la contienda el voto priista se irá hacia el PRD porque "son semejantes" Al parecer los priistas ya se están preparando para enfrentar el escenario de la derrota en la contienda presidencial; y ante esa posibilidad prefieren atrincherarse como mayoría relativa en el Congreso de la Unión y desde ahí jugar a ser el "factor de gobernabilidad" Hay muchas señales que los propios priistas están enviando de una previsible derrota de su candidato presidencial Roberto Madrazo El 21 de febrero, en una reunión con la comunidad judía en México, Madrazo dijo: "¿Cuál es mi pronóstico? Mi pronóstico en los escenarios hipotéticos de una contienda cerrada, lo dicen las encuestas, el voto útil del PRI nunca se iría por el PAN" Continuó: "Si en un hipotético caso en segundo lugar estuviera Acción Nacional, den por hecho que gana Obrador la elección, porque votarían por su primo hermano, que es el PRD y no votarían por el PAN Porque hay muchas más semejanzas en muchos posicionamientos entre ambos partidos, en su origen" El coordinador de los diputados del PRI, Emilio Chuayffet, apenas el martes pasado admitió públicamente que la izquierda podría gobernar México Cuando se le preguntó sobre el llamado de alerta del expresidente Carlos Salinas por el riesgo de que en México se presente un fenómeno similar a otros países gobernados por la izquierda manifestó: "No, yo no le llamaría riesgo, yo le diría que existe la posibilidad de que gane la izquierda" --¿Reconocen al primo del PRD? --Ya dijo Madrazo que son nuestros primos hermanos, y ciertamente, bueno, pues? --¿Si no gana el PRI va a llegar el primo hermano? --Pues llegaría un expriista ¿no? En el PRD los candidatos presidenciales han sido expriitsas, en el Gobierno del Distrito federal, salvo el interinato de Rosario, han sido expriistas --¿Entonces es el PRI renovado? --Yo diría eso, que somos eso, primos hermanos Si la intención de los priistas es "contaminar" la imagen del PRD y sobre todo de López Obrador opacando sus posibilidades de triunfo, todo queda en un despropósito, pues en lugar de dañar a los perredistas, los beneficia, ya que el mensaje para la militancia priista, para el llamado voto duro, es que da lo mismo votar por el PRI que por el PRD Los madracistas han tomado la decisión, al igual que Felipe Calderón y sus seguidores, de enfocar todas sus baterías en contra de López Obrador Las campañas de priistas y panistas se han convertido en monotemáticas, pues no hablan de otra cosa que del tabasqueño, de su negativa por el debate y de que es un riesgo para el país Curiosamente, al calificar como un "peligro" nacional a López Obrador, tanto Felipe Calderón como Roberto Madrazo coinciden con las declaraciones hechas apenas en días pasados por el expresidente Carlos Salinas desde Estados Unidos Panistas y priistas temen que llegue "El Peje" a la Presidencia de la República y desde ahí comience un ajuste de cuentas como parte de un plan de legitimación en el poder No es difícil prever que en las próximas semanas den rienda suelta a la guerra sucia de expedientes negros de todos y cada uno de los candidatos presidenciales; pero, principalmente, de López Obrador Hasta ahora se han mencionado dos expedientes que podrían salir a la luz pública y dañar al candidato de la coalición "Por el bien de todos": el de Gustavo Ponce, exsecretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal; y un nuevo video donde presuntamente aparecen colaboradores cercanos de Andrés Manuel con Carlos Ahumada Aunque también se menciona un expediente judicial en el que se acusa de violación a López Obrador Se trataría de sacar a la luz pública la documentación ministerial, la consignación y hasta el testimonio en contra del candidato presidencial perredista Con este escándalo mediático se busca que López Obrador baje en las preferencias ciudadanas cerca de 5 puntos porcentuales ?es decir, 2 millones de votos--, y con ello reducir sus posibilidades de triunfo Más allá de que se cristalicen estas amenazas, lo cierto es que en el PRI y en el PAN hay un fuerte desaliento, una sensación de derrota anticipada por un fenómeno político que algunos llaman "profesías autorrealizables" Es decir, se percibe que algo está ocurriendo y de que, a pesar de los golpes mediáticos, políticos y hasta judiciales en su contra, la inercia de una victoria de López Obrador es irremediable

Comentarios