Ratifican auto de formal prisión contra una "exorcista" en Penjamo

viernes, 17 de marzo de 2006
* Es responsable del asesinato de dos menores Irapuato, Gto , 16 de marzo (apro)- Tres meses después de la tragedia ocurrida en la comunidad de El Calaboz, en Pénjamo, donde dos niñas fueron asesinadas por sus padres, tíos y abuelos en la presunta práctica de un exorcismo, un tribunal estatal ratificó el auto de formal prisión contra Amalia Pérez Hernández, instigadora de los "exorcismos", y señalada por la juez primero de lo penal como responsable del homicidio de las dos menores Los otros ocho adultos que habrían participado, a principios de diciembre pasado, en los asesinatos de la bebé María Elena Pérez, de seis meses, y Juana Pérez Frausto, fueron inicialmente considerados inimputables, y condenados a tratamiento psiquiátrico durante por lo menos 40 años en el pabellón respectivo, dentro del Cereso Mil, en el municipio de Valle de Santiago Sin embargo, este dictamen de la juez penal Ana María Raya fue apelado y se encuentra en proceso de ser resuelto Amalia Pérez dijo inicialmente ser la personificación de una virgen, y junto con sus padres, hermanos y los 13 niños al cuidado de la familia, se encerró en el rancho ubicado sobre una montaña de la sierra de Pénjamo, a pocos kilómetros de la cabecera municipal, donde a pedradas y golpes mataron a las dos menores Luego de los crímenes, Amalia fue recluída en la Granja de recuperación mental de San Pedro del Monte, en León, donde aseguró que intentaban "sacar al demonio" de los cuerpos de las niñas, que habían sido "poseídas" Los sicólogos responsables de la revisión pericial de Amalia y de los 11 menores que sobrevivieron a la tragedia, coincidieron en que la familia ?en la que la mayoría de los adultos son analfabetas--, sufrió una psicosis y un delirio colectivo producido por su aislamiento, el fanatismo religioso, la marginalidad y la ignorancia en que vivían La recuperación En la Villa Infantil de esta ciudad, los seis niños varones rescatados ?y que, de acuerdo con sus testimonios, estuvieron a punto de morir de la misma forma--, permanecen en un albergue desde que fueron sacados de El Calaboz Ahora, inician ya el camino que los llevará a su recuperación mental y emocional Desde que llegaron a la Villa infantil, ninguno de ellos ha preguntado por los abuelos, padres o tíos La doctora Laura Martínez, directora del albergue, informó a Apro que ha recibido el apoyo del DIF estatal y del DIF municipal de Pénjamo, a través de la Procuraduría de Asistencia Social estatal y de Pénjamo, las cuales han proporcionado personal especializado --se integró un Grupo Red--, para realizar el diagnóstico y el posterior tratamiento o terapias que, individual y colectivamente, habrán de recibir los menores Mientras los seis varones viven en la Villa Infantil, las tres niñas permanecen en la Casa de la Mujer El más pequeño, un niño de casi dos años, está en una casa cuna en esta misma localidad Cada jueves, los 11 niños son reunidos en la Villa Infantil para ayudarlos en su recuperación Hoy recibieron una de las primeras sesiones a cargo de un grupo de cuatro especialistas en la fase de diagnóstico, mediante terapia de juego, para conocer el grado de afectación que cada uno de ellos presenta, como saldo de la tragedia que vivieron al interior de su familia Esta institución prácticamente se ha hecho cargo de la manutención de los seis varones "Pero ya nos informaron en el DIF de Pénjamo que nos van a proporcionar una cuota económica por cada uno de ellos, lo cual será también un gran apoyo", dijo la directora de la Villa "Los niños conviven muy bien en la villa Comen de maravilla, juegan futbol y los tres mayores están integrándose a la escuela Les dio mucho gusto reencontrarse con sus hermanas y primas", añadió Martínez explicó que no se ha podido ubicar el grado escolar de ninguno, porque recibían clases de maestros rurales dos veces a la semana Los abuelos maternos de los hermanos Carmelo, Juan y Juan José, visitaron a los niños en el albergue e iniciaron ya los trámites legales para obtener la custodia y hacerse cargo de ellos Sin embargo, aclaró Laura Martínez, han acordado que esperarán a que los niños terminen esta fase de atención para iniciar otra vida

Comentarios