Un caro error

domingo, 19 de marzo de 2006
A unos meses de que concluya su sexenio, el gobierno de Vicente Fox logró que la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) se adhiriera a la disidencia del Congreso del Trabajo (CT) en contra de su política laboral y que, juntos, desconocieran al titular de la STPS, Francisco Javier Salazar Sáenz, como interlocutor entre la administración foxista y los sindicatos inconformes, dice el reportaje que aparece este domingo 19 en Proceso Pese a que durante cinco años Fox y su gabinete laboral toleraron y mantuvieron vivo y actuante al viejo corporativismo sindical, hoy, en pleno proceso electoral, emprendieron lo que las 14 organizaciones rebeldes ?de las 25 que constituyen el CT?denominaron embate de la STPS contra la autonomía sindical Tales agrupaciones y la UNT formaron por eso un nuevo frente sindical De acuerdo con líderes de la Unión Nacional de Trabajadores y disidentes del Congreso del Trabajo, la defenestración de Napoleón Gómez Urrutia como dirigente de los mineros forma parte de las maniobras del gobierno federal dirigidas a consumar la Ley Abascal, vulnerar la autonomía sindical y vengarse de la oposición que representaba el propio líder Constituidos en un nuevo frente común, los denunciantes advierten que la falta de cálculo político del foxismo no sólo lo pagará el titular de la Secretaría del Trabajo, Javier Salazar Sáenz sino también el candidato panista Felipe Calderón, destaca Proceso en su edición de este domingo 19 de marzo

Comentarios