Niega el EPR que haya intentado asesinar a Zedillo

jueves, 2 de marzo de 2006
* Falsas las declaraciones de Liébano Sáenz, afirma Tuxtla Gutiérrez, Chis , 1 de marzo (apro)- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) negó hoy que haya intentado asesinar al expresidente Ernesto Zedillo en el Desierto de los Leones, por medio de una emboscada hace 10 años, como aseguró Liébano Sáenz "Aun a pesar de que sabíamos los movimientos de Ernesto Zedillo y de su cuerpo de seguridad en esos momentos, jamás determinamos quitarle la vida", aclaró el grupo subversivo a través de un comunicado enviado por correo electrónico "Es totalmente falso que nuestro PDPR-EPR haya intentado asesinar a Ernesto Zedillo", reiteró Aseguró que Liébano Sáenz miente al querer involucrar al EPR en su estrategia mediática para preparar la reaparición política de Zedillo y de él mismo El grupo armado recordó que en el sexenio de Zedillo avizoraron la descomposición del PRI y de su posible derrota electoral, por lo que se estaba produciendo una grave crisis política que permitía el accionar de sus fuerzas revolucionarias, y como tal actuaron política y militarmente el 28 de agosto de 1998 en más de una docena de estados de manera simultánea (Tabasco, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Chiapas y Oaxaca, entre otros, con saldo de 15 muertos y 14 heridos) Como respuesta tuvieron del régimen "toda la fuerza del "Estado" sin que les asestara algún golpe estratégico Aseguró que la "acusación falsa de Liébano-Zedillo", pretende deslegitimar el origen del EPR, "que es producto de la pobreza, hambruna y represión que sufre el pueblo mexicano, y no el de asesinar" Señaló que la "esencia" del PRI es cometer crímenes de Estado, como el asesinato de Luis Donaldo Colosio "Nosotros no asesinamos a candidatos presidenciables o gobiernos federales, nosotros luchamos por la vida que este sistema capitalista nos ha quitado "Aun a pesar de que sabíamos los movimientos de Ernesto Zedillo y de su cuerpo de seguridad en esos momentos, jamás determinamos quitarle la vida El invento de Liébano-Zedillo en esos años no era más que justificar la represión contra los luchadores sociales y convencer a la cúpula castrense de que era necesario emprender una ola represiva a diferentes sectores sociales, y llenar las cárceles de presos políticos de conciencia y hacerlos, como hoy, rehenes del Estado", apuntó el EPR Dijo que las declaraciones de Liébano Sáenz son una "cortina de humo" que pretende levantar para opacar "el escándalo del gobernador de Puebla, Mario Marín, o la tragedia de los mineros muertos en Coahuila; el proceso judicial contra los hijos de Marta Sahagún; la investigación hacia el pederasta Miguel Ángel Yunes; y el resquebrajamiento del PRI" "Reiteramos la falsedad de las palabras de Liébano Sáenz y les decimos que nuestro partido siempre se ha hecho responsable de sus acciones militares y, en este caso, nunca se buscó atentar la vida de Zedillo", concluyó

Comentarios