África: La guerra por el coltán

lunes, 20 de marzo de 2006
México, D F, 20 de marzo (apro)? La semana pasada la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio la voz de alarma por las sequías y la hambruna que azotan a la República Democrática del Congo, Kenia y Tanzania Casi ningún medio retomó la llamada de auxilio de Kofi Annan Para colmo de males, el que fuera el Congo Belga, además, está en guerra Grupos paramilitares de los vecinos Ruanda y Uganda atacan constantemente al Congo para apoderarse de uno de los metales más cotizado del planeta: el coltán, también conocido como colombio?tantalio Este fino polvillo negro presenta una gran resistencia al calor, así como propiedades eléctricas En la Republica Democrática del Congo, otrora Zaire, se encuentra el 80% de las reservas mundiales de este recurso no renovable El coltán conduce más energía que cualquier otro metal conocido Soporta fuertes cambios de temperatura y es inmune a la corrosión; por estas razones se utiliza para hacer aleaciones especiales destinadas a centrales nucleares, gaseoductos, misiles y naves espaciales También se emplea en equipos de resonancia magnética y hasta en implantes médicos, ya que el coltán no reacciona a los líquidos humanos ni tampoco provoca rechazo del cuerpo La industria ferroviaria alemana lo aprovechó en trenes de levitación magnética (como los que vendieron a China), donde los rieles no tienen contacto con el tren aumentando la velocidad y el ahorro energético El coltán es ingrediente fundamental tanto en centrales termonucleares como en computadoras, aparatos de fibra óptica, bolsas de aire de los automóviles, los juguetes electrónicos, microprocesadores, baterías, microcircuitos, condensadores y una larga lista Más aún: el 60% del coltán se utiliza en los condensadores y baterías de teléfonos celulares Con este metal los teléfonos de bolsillo mantienen más tiempo la carga de sus baterías de la misma manera que las computadoras portátiles El colombio?tantalio existe en Brasil, Tailandia y Australia pero sus yacimientos empezaron a agotarse al tiempo que se disparó a nivel mundial, la venta de celulares, lap?tops y nintendos Mientras el coltán facilita nuestra vida, a los congoleños se las ha convertido en un infierno Su extracción de las minas es un suplicio para los mineros que antes de la sequía fueron campesinos y que cuando eran niños cambiaron la escuela por un trabajo atroz en condiciones de semiesclavitud y sin ninguna seguridad Incluso algunos reos de las prisiones son utilizados para extraer este mineral sin goce de sueldo Se requieren enormes cantidades de mano de obra para extraerlo Los enrolados escarban el terreno en busca de un barro que ni siquiera saben identificar A veces caminan decenas o centenas de kilómetros hasta que los intermediarios les dicen si es coltán o un barro común y corriente Los buscadores de coltán arrasan con la fauna, la flora, reservas ecológicas internacionales (declaradas así por la UNESCO) y con sus propias familias Las minas se encuentran en el este de Kinshasa y también los intereses de las trasnacionales de la cibernética Los 20 mil mineros reciben el equivalente a diez dólares por kilo de coltán, pero para juntar un kilo hay que trabajar sin pausa varios días Además, para que se les permita trabajar, deben pagar una cuota de 100 gramos del polvo mágico al contratista Si esos 100 gramos lo multiplicamos por 20 mil mineros, tenemos una cantidad considerable de tributo en especie Este material es vendido en el mercado internacional por lo menos en 300 dólares el kilo, aunque hay ocasiones en las que alcanza 550 dólares La erosión de la tierra y la ilusión en el corazón, impulsan a muchos campesinos a cambiar el arado y la ganadería por la mina Pueblos enteros quedan vacíos por las hambrunas y la migración hacia los aluviones de coltán La Guerra Ruanda y Uganda han invadido a la vecina República Democrática del Congo para apoderarse tanto del coltán como de diamantes y demás riquezas Para colmo de males, el Congo tiene una guerrilla rebelde que recibe financiamiento extranjero En el ya largo conflicto bélico centroafricano se vislumbran dos bandos: el primero, formado por rebeldes congoleños apoyados por Ruanda, Uganda y Burundi En el otro se encuentran las tropas gubernamentales congolesas, que reciben apoyo de Angola, Zimbawe, Zaire, Namibia y Chad Las zonas con coltán han quedado en territorio del Congo controlado por los rebeldes Todos los bandos contendientes financian la guerra con la venta del precioso mineral Las grandes empresas trasnacionales controlan el mercado de este metal y compiten entre ellas como Nokia, Ericsonn, Siemens, Sony, Bayer, Intel, Hitachi, IBM, Alcatel, Compaq, Dell, HP, Lucent, Motorola, AMD, AVX, Epcos, Kemet, NEC, por mencionar algunas de las más conocidas También empresas "fantasmas" se asocian con los grandes capitales transnacionales, los gobiernos locales y las fuerzas militares (estatales o "guerrilleras") para la extracción del coltán y de otros minerales, como el cobre, el oro y los diamantes Las grandes marcas comenzaron la disputa por el control de la región a través de sus aliados autóctonos La mayor parte del coltán que sale de África lo hace ilegalmente y de contrabando Por ejemplo, Ruanda y Uganda son grandes exportadores de coltán, aunque no hay ni un granito en su territorio Lo que venden es el botín de guerra o fruto del contrabando Las grandes ganancias por la venta del polvo mágico, no benefician a la población, ni siquiera a los mineros El ejército ruandés lleva el colombio?tantalio a Kigali, la capital de Ruanda, donde la Sociedad Minera de Ruanda lo limpia y purifica para después exportarlo a Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajstán El transporte se efectúa en camiones militares o pertenecientes a alguna de las guerrillas o facciones También se emplean aviones de carga y helicópteros de los ejércitos regulares Las zonas militares de los aeropuertos internacionales de Kigali (Ruanda) y Entebe (Uganda) son las puertas de entrada: ni impuestos ni aranceles Los vuelos de ida al Congo viajan cargados de armas; los de vuelta, de minerales Ruanda tiene ocupada la región Kivu, zona de grandes yacimientos Desde 2002, Ruanda no sólo se apropió de regiones congoleñas enteras, sino de todos los servicios de telefonía, de internet y fax, así que si uno quiere llamar allá, debe marcar el código de Ruanda Los reportes de la ONU afirman que el contrabando de coltán es organizado por la hija del presidente de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, a través de sociedades mixtas belgas La hija de Nazarbaev está casada con Vassili Mette, director general de Ulba, la empresa kazaka que extrae y refina uranio, coltán y otros minerales estratégicos Otra mujer con un largo historial en el contrabando a gran escala es Aziza Kulsum Gulamali, a quien se le conoce como Madame Coltán; ella es el enlace entre el gobierno de Ruanda y los políticos de Goma para el manejo del metal y su venta a las empresas Starck (filial de la alemana Bayer), Cogecom y Sogen Actualmente, ninguna materia prima puede ser salir del corazón de Africa sin que Madame Coltán lo sepa y lo cobre Sus bandas armadas se encargan de eso Allá donde no hay Estado, ella manda El hecho de comprar coltán en el mercado ilegal sólo beneficia a las empresas, pues así evaden impuestos y aranceles Los señores de la guerra En el centro de la guerra está la confrontación de dos empresas congoleñas supuestamente "nacionales" Por un lado, la Sociedad Minera del Congo (Somico); por otro, la recientemente creada Sociedad Minera de los Grandes Lagos (Somigl) La primera está controlada por el gobierno congolés desde 1960 (año en que el país se independizó de Bélgica) La segunda empresa es nueva y fue fundada hace poco por la Alianza Congoleña por la Democracia, la guerrilla mejor organizada del país Detrás de ambas compañías rivales hay una complicada red de apoyos extranjeros y complicidades Las grandes empresas apoyan a uno u otro bando con financiamiento y pertrechos de guerra Las grandes empresas financian a las distintas fuerzas militares y los viejos conflictos interétnicos son un excelente pretexto para la guerra que en los últimos cuatro años ha dejado 3 millones de muertos Los miles de soldados de Ruanda y Uganda ocupan parte del territorio del Congo desde agosto de 1998; están equipados con el armamento más moderno Incluso se roban entre ellos los cargamentos de coltán listo para su exportación lo que ha producido pleitos tremendos entre Ruanda y Uganda El Informe de la ONU La ONU elaboró un informe sobre la guerra en el Congo en el que se reveló que el Ejército Patriótico Ruandés (APR) ha montado una estructura ad hoc para supervisar la actividad minera en Congo y facilitar los contactos con los empresarios y clientes occidentales También creó diversas empresas mixtas entre los negociadores europeos del coltán, el Ejército Patriótico Rwandés y la camarilla del presidente ruandés Paul Kagame El informe de la ONU acusa al presidente Kagame de ser pieza clave en la explotación de recursos naturales del Congo La ONU hizo sus cuentas y descubrió que el contrabando de coltán a Ruanda le ha dejado 250 millones de dólares en 18 meses También salió a la luz que Ruanda, Uganda y en menor medida, Burundi, aliados en la guerra contra el gobierno de Kinshasa, exportan desde 1998 enormes cantidades de oro, piedras preciosas y coltán, "sin que conste una producción propia", manera elegante de decir que no eran de ellos Por ejemplo, Uganda, que no posee yacimientos de diamantes, vendió en 2000 diamantes por valor de 1263 millones de dólares Tampoco tiene coltán, pero en 1999 exportó 695 toneladas Con Ruanda sucede algo similar La ONU no duda en afirmar que el coltán no sólo es la fuente de financiamiento para la guerra, sino que su acceso es su principal causa El informe es especialmente crítico con el Banco Mundial (y, de manera indirecta, con Estados Unidos) pues el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Estados Unidos presentan a Uganda como un país ejemplar a sabiendas de sus negocios y su intervención armada en un país soberano, el Congo El documento hecho por encargo del Secretario General de la ONU, Kofi Annan, dice que () "la guerra del Congo se libra por el control de sus riquezas naturales" y exige el establecimiento de un embargo internacional a las exportaciones de coltán, oro y diamante vía Ruanda, Uganda y Burundi, hasta que esos países no aclaren su participación en lo que denomina el "saqueo sistemático de los recursos" de esa nación Así se hizo y el embargo fue establecido a través de las resoluciones 1493, de julio de 2003, y la 1533, fechada en marzo de 2004 También se trató de evitar el reclutamiento de niños para convertirlos en soldados Esto está extensamente documentado por Amnistía Internacional en su informe de septiembre de 2003 En informe de la ONU se recomienda la adopción de sanciones a las empresas y países implicados en el saqueo de la República Democrática del Congo "Hemos solicitado a los proveedores garantías por escrito de que el mineral empleado en nuestros productos no procede de la República Democrática del Congo", afirmó la trasnacional estadunidense Motorola en un comunicado Por su parte, la finlandesa Nokia (primer fabricante mundial de celulares móviles), a través de su jefe de prensa para asuntos de medio ambiente, Outi Mikkonen, dijo en junio del año pasado: "Todo lo que podemos hacer es preguntar, y si éstos dicen que no viene del Congo, tenemos que creerles" Hubo quien argumentó que es imposible saber si el polvillo negro viene del Congo o de Brasil, pero Jesús Martínez?Frías, geólogo y vicepresidente de la comisión científica de las Naciones Unidas, afirma que con un análisis de laboratorio sí se puede determinar la procedencia La compañía aérea belga Sabena, una de las vías de transporte del mineral desde Kigali (capital de Ruanda) a Bruselas, anunció el 15 de junio, tras fuertes presiones, la suspensión del servicio Pero existen varias rutas alternativas para los traficantes: Mombasa (Kenia), Dar es Salam (Tanzania), Bangui (República Centroafricana) y Duala (Camerún), por citar algunas 34 empresas están acusadas de importar coltán y casiterita del Congo a pesar del embargo; de ellas, 27 son occidentales, la mayoría belgas, holandesas y alemanas La ONU señala en su informe a numerosos militares ruandeses y ugandeses de alta graduación como beneficiarios del tráfico ilegal Se trata de militares, de jefes tribales, mandos medios y altos del ejército que trabajan en combinación con las familias de los presidentes Ioweri Museveni, de Uganda, y Paul Kagame, de Ruanda, que podríamos decir que son los Bibriesca africanos

Comentarios