El censor

lunes, 20 de marzo de 2006
México, D F, 20 de marzo (apro)- Teatro Línea de Sombra es una de las pocas compañías mexicanas que cuenta con un repertorio estable de obras que presentan con cierta regularidad Tal es el caso de El censor, pieza del autor británico Anthony Neilson que, por su calidad y la aceptación del público, ha realizado diversas temporadas desde hace siete años, cuando fue estrenada en La Gruta del Centro Cultural Helénico Esta obra, que recientemente inició una nueva temporada en el teatro El Galeón, como parte del ciclo Teatro Línea de Sombra Galeón 06, aborda entre otros temas el de la libertad de pensamiento y la autocensura que solemos ejercer los seres humanos El detonador de las acciones es el análisis, la "calificación" que el censor de una oficina gubernamental hace de una película "pornográfica" realizada por la señorita Fontaine El encuentro entre estos dos personajes es breve, aparentemente superficial, "estrictamente profesional", pero en el fondo profundamente perturbador, e incluso vagamente romántico Arturo Ríos, Laura Almela y Alicia Laguna son los integrantes del elenco de esta obra en la que, a través de la lucha simbólica del poder político y sexual, dos individuos solitarios que esconden sus necesidades emocionales tras la máscara de sus respectivas profesiones, dejan entrever su vulnerabilidad y sus sentimientos escondidos El censor como personaje es el último peldaño en la escalera de la moral institucional, un ser atrincherado en su pequeño poder desde donde sanciona, prohíbe y clasifica, mientras que la señorita Fontaine es una cineasta "vanguardista" que busca subvertir, a través del erotismo, los parámetros moralistas de la sociedad pero, lamentablemente, ella es la única que puede ver el valor artístico y político de su propuesta, calificada por la censura gubernamental como pornográfica Con esta nueva temporada en El Galeón, la pieza de Anthony Neilson constata su vigencia, que cobra especial actualidad en las condiciones de nuestro país, en momentos en que la censura ha amenazado con sentar sus reales, incluso desde los niveles más altos del poder público Por ello sigue siendo importante poner sobre la mesa un tema tan importante, como el de la libertad de expresión El tema también es un pretexto para hablar del erotismo como parte fundamental en la vida del ser humano, planteado desde las fronteras ambiguas y frágiles entre la pornografía y el erotismo, entre el arte y la pornografía, entre la libertad y la censura Sin embargo, no se trata de una pieza abiertamente erótica, en el sentido estricto del término, sino de cómo la sexualidad, entendida como lenguaje, debe o puede ser expandida como una forma de expresión humana dentro de las diferentes posibilidades de relación El censor es la pieza que coloca a Anthony Neilson como uno de jóvenes talentos dramatúrgicos de Inglaterra, miembro de una generación a la que pertenecen escritores como Sarah Kane, quienes proponen textos crudos, poderosos, radicales en su estilo Las funciones se realizan de martes a viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas

Comentarios