Exigen ecologistas sancionar a los responsables del ecocidio de la laguna de Cuyutlán, en Colima

miércoles, 8 de marzo de 2006
* Bajan drásticamente sus niveles de agua Colima, Col , 7 de marzo (apro)- El grupo ecologista Bios Iguana exigió a las autoridades de los diferentes niveles señalar y sancionar a los responsables del ecocidio de la Laguna de Cuyutlán y obligarlos a resarcir el daño Esperanza Salazar Zenil, coordinadora de esa organización, indicó que el cuerpo lagunar --ubicado entre los municipios de Armería y Manzanillo-- se encuentra en los momentos más críticos de la historia, pues sus niveles de agua han bajado drásticamente hasta en un 80% Expuso que, según el estudio realizado en 2000 por el Centro Regional de Investigación Pesquera de Manzanillo y la Universidad de Colima para elaborar el Ordenamiento Ecológico Territorial de la Subcuenca de la Laguna de Cuyutlán, el Vaso I --con un área de 183 kilómetros cuadrados y una capacidad de retención de volumen de agua de 4,575 metros cúbicos?"alcanzaba una profundidad de 44 metros, mientras que actualmente no llega más allá de los 80 centímetros, lo que significa una retención de volumen de agua de 915 metros cúbicos" Luego de que, hace unos días, Bios Iguana denunció penalmente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por los daños ocasionados a la laguna, mediante la operación de la planta termoeléctrica de Manzanillo, Salazar Zenil dijo que la CFE está provocando la desecación de la Laguna pese a que las leyes en la materia señalan que, quienes causen desequilibrio ecológico o rebasen los límites y condiciones establecidos en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente y preservar y restaurar los ecosistemas, tienen la obligación de presentar un estudio de impacto ambiental Demandó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) verifique si la CFE cuenta con este Estudio de Impacto Ambiental, que le permita desecar la laguna para usos a los que está destinada, además de que verifique el impacto que se está provocando a la flora y fauna del ecosistema lagunar Con base en cálculos de especialistas, Esperanza Salazar comentó que actualmente la central termoeléctrica podría estar succionando a la laguna 6 millones 480 mil metros cúbicos de agua diariamente para el enfriamiento de sus turbinas, pese a que el vaso lacustre no cuenta en estos momentos con una recarga, pues la boca de Tepalcates se encuentra azolvada Explicó que, a pesar de que la CFE daba mantenimiento para que no se azolvara el canal de Tepalcates, "no resulta nada extraño que en estos momentos no haya prevenido este problema, pues es una forma de presión para que se autorice de manera urgente el dragado, que vendrá a beneficiar la instalación de la regasificadora" Refirió que la Secretaría del Medio Ambiente, en lugar de preocuparse por el daño irreversible que se está causando a los ecosistemas y buscar al culpable que resarza los daños, sigue la misma dinámica que marcan la CFE y el gobierno del estado, y justifica que se haga el dragado sin el correspondiente estudio de impacto ambiental por ser una emergencia ambiental, como si se tratara de un desastre natural Salazar Zenil afirmó que el gobierno del estado le está apostando a justificar con este deterioro de la Laguna la modificación del Ordenamiento Ecológico Territorial de la Subcuenca de la Laguna de Cuyutlán, que le permita cambiar el uso de suelo en áreas con política de protección, conservación y restauración a industrial de alto impacto y riesgo, sin la elaboración de un estudio técnico que lo respalde

Comentarios