Incendio en contenedores de gas propalent provocó explosión en Takata

sábado, 1 de abril de 2006
* La empresa almacenaba 48 mil kilos * Reporta gobierno de Coahuila sólo cinco lesionados Ciudad Frontera, Coah , 31 de marzo (apro)- Con tan sólo cinco personas con lesiones menores, el gobierno de Coahuila oficializó el saldo blanco reportado luego de cinco explosiones en la empresa de origen japonés Takata, de esta ciudad, aunque con millonarios daños materiales en viviendas, infraestructura urbana, y edificios públicos y privados Según los primeros peritajes, las explosiones se produjeron por el incendio de cinco colectores de gas propalent, utilizado para probar la resistencia de las bolsas de aire para automóviles que se fabrican en el lugar El siniestro ocurrió alrededor de las 20:00 horas del jueves, cuando un incendio, cuyas causas no han sido esclarecidas, motivó la evacuación de 800 trabajadores que se desempeñaban en el segundo turno, así como de 4 mil personas que viven en colonias aledañas a la empresa y que estuvieron en grave peligro debido a la magnitud del estallido; el fuego tardó más de tres horas en ser controlado por bomberos, Protección Civil y el Ejército Mexicano El secretario de Seguridad Pública en la entidad, Fausto Destenave Kuri, dio a conocer que los lesionados fueron dos elementos del cuerpo de bomberos, uno de Protección Civil y un trabajador que estaba afuera del sitio, así como una niña que al escuchar el estallido cayó y se rompió un brazo Destenave Kuri señaló que luego de las primeras averiguaciones periciales, la hipótesis más consistente indica que el incendio resultó incontrolable y alcanzó los colectores de gas propalent, los cuales quedaron hechos añicos, al igual que gran parte de la nave industrial que alberga a Takata, convirtiendo contenedores, paredes y estructura metálica, en proyectiles que alcanzaron a impactarse en dos kilómetros a la redonda La angustia que vivieron los vecinos de las colonias Industrial, Aviación, Aeropuerto, Las Aves y Huizachal, pudo ser controlada por los cuerpos de seguridad, que apenas dado el aviso de emergencia desalojaron cientos de viviendas unos minutos antes de la explosión, sin que se presentaran percances de gravedad y alcanzando a llevar a los habitantes a los albergues improvisados en iglesias, escuelas y gimnasios La información fue escasa durante las primeras horas, ante la negativa de los cuerpos de seguridad por acceder al sitio, ya que al primer estallido siguieron otros cuatro de menor magnitud, pero que mantuvieron a la expectativa a la autoridades encabezadas por el gobernador Humberto Moreira, quien hasta pasada la media noche, dio a conocer que había saldo blanco, desmintiendo las versiones que sostenían que los trabajadores del turno se encontraban en el interior Acompañado del vicepresidente de operación de Takata, Dan Luk, así como del contralor corporativo Manuel Gómez, el mandatario estatal anunció que la empresa se comprometía a la reparación de los daños provocados en los sectores aledaños, así como a sostener el salario de los 2 mil 600 trabajadores que laboran en la planta, en tanto es reconstruida El riesgo La planta de Takata se encuentra a 50 metros --sólo separada por una barda de dos metros y una malla ciclónica--, de la colonia Industrial, sobre el libramiento Carlos Salinas de Gortari y la carretera a Cuatrociénegas, justo frente al aeropuerto internacional "Venustiano Carranza" y al Centro de Control, Cómputo y Comando (C-4) de la Secretaría de Seguridad del estado Además, las plantas Tecksid y Lear Corporation están a sus costados Tanto los sectores habitacionales, el aeropuerto, la infraestructura vial y las fábricas cercanas, fueron colapsados por la explosión; incluso, provocó la caída de la mitad del techo del C-4, cuarteaduras y techos caídos en viviendas, vidrios rotos y ventanas caída El ejecutivo de Takata, Manuel Gómez, aseguró que la planta operaba con el mínimo necesario de explosivos para su producción, aunque posteriormente se supo que almacenaba 48 mil kilogramos de gas propalent A las 11:00 de la mañana de hoy, comisiones integradas por el gobierno del estado, el ayuntamiento y la empresa, realizaron recorridos por los diferentes sectores para determinar los daños causados e iniciar las reparaciones más urgentes de colocación de puertas y ventanas en las viviendas que durante la madrugada fueron vigiladas por un fuerte operativo policial, que alcanzó la detención de 6 vándalos que intentaban saquear El alcalde de Ciudad Frontera, Rogelio Ramos Sánchez, sostuvo que los daños no han sido cuantificados, por lo que no tienen un estimado, aunque afirmó que serían restituidos Según el edil, 3,500 personas fueron perjudicadas en su patrimonio, por lo peritos valuadores determinarán el monto de la afectación de las viviendas y sus menajes en esa zona En virtud de que la ubicación de la planta es posterior a la construcción de los edificios cercanos y está fuera del cordón industrial, habitantes de las colonias aledañas sostienen que se violaron reglamentos y se incurrió en irregularidades en el cambio de uso de suelo, pero Ramos Sánchez desmintió la versión; y advirtió que la empresa genera 3,600 empleos, por lo que sería nocivo que se cerrara "Lo cierto es que todo está en regla La Secretaría del Trabajo hace tres meses que hizo la última revisión Si no hubiera tenido unos excelentes sistemas de seguridad, ahorita no estuviéramos hablando aquí: 15 minutos antes de la primera explosión, ya se estaba avisando a la gente Lo que pasa es que la fábrica llegó y empezó a crecer Está pegada a la colonia Industrial, pero estaremos analizando si es necesario su cambio" subrayó