Denuncian contubernio de Diconsa contra ixtleros de Coahuila

martes, 11 de abril de 2006
* Reprocha la ANTA que el organismo se niegue a recibir la fibra Saltillo, Coah , 10 de abril (apro)- Integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) denunciaron un posible contubernio entre Diconsa y las empresas que comercializan la producción ixtlera, la cual enfrenta una severa crisis que mantiene, al menos, 80 toneladas de fibra sin comprador y a los campesinos, endeudados en las tiendas del organismo, hasta con el equivalente a 80 días de trabajo, en caso de poder comercializar su producto José Luis López, dirigente de la UNTA en Coahuila, dijo que el compromiso de Diconsa y de la Secretaría de Fomento Agropecuario (SFA) en la entidad, consiste en que a partir del próximo lunes empiecen a sacar la producción acumulada, que llega a ser de tres toneladas en cada tienda de las comunidades ixtleras, por lo menos Alrededor de 3 mil familias de Coahuila se incorporaron hace años a un programa de Diconsa que acepta la fibra de lechuguilla como moneda de cambio, para tener acceso a víveres y evitar el coyotaje que limitaba sus ganancias, pero desde hace dos meses, las tiendas en las que se acopia el ixtle dejaron de recibir la producción al ser superadas financieramente, ya que desde entonces no se puede comercializar "Si Diconsa no suelta el mandado no come la gente, porque no nos dan dinero Diconsa se maneja como las antiguas tiendas de raya Pero el agua nos llegó a los aparejos Ya hemos andado en todas las dependencias y nadie nos da nada Por eso protestamos el pasado martes", dice el dirigente de la UNTA en referencia a la manifestación que puso al descubierto la crisis Los campesinos fueron informados de que a partir del próximo lunes se empezarán a sacar las 80 toneladas de las tiendas, utilizadas como centros de acopio de la fibra que se obtiene mediante un exhaustivo proceso que inicia con la recolección de la planta de lechuguilla por la madrugada, el tallado manual o con la ayuda de máquinas durante el día y un proceso de secado que lleva dos días más Según los campesinos ixtleros, para obtener 10 kilos de fibra deben recolectar 100 kilos de planta de lechuguilla, por lo que sólo los trabajadores más jóvenes alcanzan a obtener una producción así, mientras el grueso de los campesinos talla en promedio de 4 a 5 kilos diarios Con el acuerdo alcanzado por las dependencias del ramo agrícola este jueves, el kilo de ixtle se pagará oficialmente a 750 pesos, si es tallada a maquina; cuando el proceso sea manual, se pagará a 950 pesos el kilo Según los ixtleros agrupados en la UNTA, con esta tarifa perderán entre 100 y 130 pesos por kilo Además, el adeudo con las tiendas de Diconsa que dejó de tomar la fibra como moneda de cambio desde hace dos meses, llega a los 2 mil pesos por familia, equivalentes a 80 días de trabajo Según José Luis López, el precio oficial no se respeta, pues en muchos casos el kilo de ixtle se paga a 600 y 630 pesos, por lo que sospechan que existe complicidad entre Diconsa y las empresas Fibras de Saltillo SA (FIBSSA) y Fibras de Santa Catarina SA de CV, toda vez que algunos políticos de la región son accionistas y forman parte de su consejo de administración "Desde el sexenio pasado se manejó que FIBSSA, era una empresa del exgobernador (Enrique Martínez), aunque se dijo que él se desligaba El contubernio fue muy obvio, porque estaban cerradas a no comprar y ahora que se empezará a adquirir el producto, a lo mejor el gobierno del estado le inyectó recursos para que la empresa comprara las 80 toneladas", sospecha Por lo pronto, consideran prioritario que la Ley Federal del Ixtle, un proyecto legislativo aprobado hace algunas semanas en la Cámara de Diputados, sea avalada por el Senado, pues en el proyecto se intenta garantizar una serie de prestaciones a los trabajadores ixtleros y obliga a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) a contar con un fondo subsidiario que permita mantener el precio de la fibra "El hambre está en todos lados De los 50 millones de pobres que dice Fox que hay en México, estos ixtleros son de los más pobres; en el sur, de jodido levantan la mano y agarran una fruta, aquí no comen Aquí, hay hambre, hay sequía y los proyectos de Sagarpa no llegan, mientras el delegado nos dice exagerados", se queja Diconsa: "enfoque social" Para el director general de Diconsa, Ramón Zamarillo Pérez, las tiendas "no son de raya; este es un enfoque social La tienda es de la localidad, de ellos mismos, que obtienen alimentos a un 8% más barato La circunstancia es que nos ha rebasado lo que nos abastecen Durante estos tres meses, aunque las empresas no reciben la fibra, Diconsa no ha dejado de comprar" En entrevista con Apro, el funcionario aseguró que en la reunión del pasado jueves en Monterrey con los titulares de Fomento Agropecuario de San Luis Potosí, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas y Durango, se alcanzaron acuerdos que permitirán mejorar la situación de los ixtleros Zamarillo Pérez defiende la operación de las tiendas de Diconsa, al asegurar que desde que entró en operación el programa de acopio ixtlero, se pudo regular mejor el precio de la fibra y acercar una serie de beneficios a los habitantes de las comunidades que se dedican a esa actividad "Cuando todo esto se inició, lo que recibíamos lo compraban las empresas, FIBSSA y Santa Catarina, principalmente Ha venido creciendo el tallado de la fibra, pues en esta época del año la fibra es la única fuente de sustento para esas comunidades En otras temporadas del año se dedican a otras actividades productivas Es gente muy pobre, por lo que esta es una actividad muy prioritaria para nosotros No les hemos dejado de tomar su producción El problema es que se nos acumularon 4 o 5 millones de pesos, pero seguiremos recibiéndoles, aun a sabiendas de que las empresas no comprarán hasta junio", explica Además Zamarillo Pérez afirma que cuando Diconsa implementó el programa, la fibra se pagaba en 4 o 5 pesos Pero ahora la pagan de 11 a 14 pesos, por lo que desmiente el señalamiento de contubernio que hace el líder de la UNTA "Les tomamos su fibra (a los campesinos) como si fuera moneda de cambio, la cambiamos por alimentos, que es el ocho por ciento más barato Me ofrezco a conseguirte el precio al que nos compran, pero en general hemos comprado la fibra de 8 a 9 pesos La compra de lechuguilla es un apoyo a los productores, no es una posibilidad de mercado Nosotros la acopiamos y la destinamos Esto para Diconsa es un tema toral, es un compromiso social", insistió

Comentarios