Busca la PGR una cuarta persona vinculada con el decomiso en Campeche

jueves, 13 de abril de 2006
* Logró escapar cuando el Ejército revisaba la aeronave procedente de Venezuela con 5 5 toneladas de cocaína México, DF, 12 de abril (apro)- La Procuraduría General de la República (PGR) reveló hoy que investiga el paradero de una cuarta persona involucrada en el tráfico de más de cinco toneladas de cocaína decomisadas ayer en el Aeropuerto Internacional de Ciudad del Carmen, que se fugó durante la revisión del avión que trajo el alcaloide desde Venezuela La delegación de la PGR en la entidad precisó que la investigación está a cargo de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) Por otra parte, se informó que hoy concluyó en las instalaciones del Décimo Regimiento de Caballería de la 33 Zona Militar de Campeche, el pesaje de los cinco mil 120 paquetes de cocaína contenidos en las 128 maletas, que con el embalaje habían registrado un peso de cinco mil 658 kilos, y que al final arrojaron un peso bruto de cinco mil 200 kilos El delegado de la PGR en Campeche, Héctor García Rodríguez, estimó en 100 millones de dólares el valor comercial de la cocaína decomisada, misma que permanece bajo resguardo en la zona militar en la capital del estado, mientras las dos aeronaves aún están en el aeropuerto de Ciudad del Carmen Precisó que por tratarse de un caso de delincuencia organizada, la SIEDO atrajo la investigación, e inició el interrogatorio del personal de la terminal aérea, así como la revisión de bitácoras de vuelo, sin reportar más detenidos De acuerdo con el delegado de la PGR, en el avión comercial DC-9, matrícula N900SA, sólo se logró detener a Miguel Vázquez Guerra, de nacionalidad venezolana, pero una segunda persona que autorizó la revisión del avión logró fugarse, mientras los elementos del Ejército se avocaban a la revisión rutinaria García Rodríguez, narró que las dos personas del avión Falcón, con matrícula XB-IYK que permanecía estacionado desde hace dos días en ese aeropuerto, pretendieron pagar la salida del DC-9 con dólares y aseguraban que el vehículo provenía de Mérida, Yucatán, mientras la torre de control reportaba que su origen era de Venezuela Esa acción despertó la sospecha de un inspector de la Dirección General de Aeronáutica Civil, por lo que reportó los hechos al Ministerio Público de la Federación, lo que motivó la revisión del avión

Comentarios