La Pasión en Tepexpan

viernes, 14 de abril de 2006
México, D F, 14 de abril (apro)- La teatralidad intrínseca del pueblo mexicano se pone de manifiesto en la Semana Santa con la representación de la Pasión de Cristo en prácticamente todas las parroquias del país, tradición heredada de la época de La Colonia cuando la escenificación, tanto del nacimiento como de la muerte de Jesús, fueron fundamentales en el proceso de evangelización de los pueblos conquistados Una de las representaciones más famosas, incluso en el ámbito internacional, es la que se realiza en la delegación Iztapalapa del Distrito Federal desde hace más de 100 años, pero existen otros lugares donde ésta representación se lleva a cabo de manera rigurosa, con gran realismo y entrega que raya en el misticismo por parte de actores, generalmente amateurs Tal es el caso del montaje de la Pasión de Cristo que, desde hace 31 años, se lleva a cabo en el pueblo de Tepexpan, municipio de Acolman, estado de México, la cual tuvo su antecedente en la colonia Gertrudis Sánchez de la ciudad de México Con el entusiasmo de su fe religiosa, cada año un grupo de jóvenes inicia una colecta entre los habitantes del pueblo que hacen aportaciones económicas para que se pueda realizar esta Pasión, que forma ya parte de las tradiciones de Tepexpan Los ensayos se inician cuatro meses antes de la representación, sin ninguna remuneración económica para los actores quienes, por el contrario, tienen que confeccionar con sus propios recursos el vestuario que corresponde al personaje que representarán durante jueves y viernes santo La escenificación inicia en la plaza central de Tepexpan con un recorrido de aproximadamente tres kilómetros hasta el Cerro de la Pilitas, donde se lleva a cabo la crucifixión en una cruz de cinco metros y medio, con un peso aproximado de 120 kilos El montaje está integrado por nueve actos ?en los que participan 120 actores aproximadamente-- que inician con la junta del sanedrín, tribunal de los antiguos judíos de Jerusalén, compuesto por sacerdotes, ancianos y escribas que juzgaban asuntos de Estado y la religión, quienes deciden que Jesús es un peligro para la estabilidad al autonombrarse rey de los judíos Estas acciones se desarrollan en un escenario de la escuela Xóchitl A partir de ahí, se realizan célebres escenas como la última cena, la venta de Jesús por parte de Judas, la oración del huerto, la aprehensión de Jesús, su encuentro con Pilatos y Herodes, el víacrusis y la crucifixión La personas que visiten Tepexpan en jueves santo podrán disfrutar desde la junta del sanedrín hasta el arrepentimiento de Judas, y el viernes, la representación se repite desde el primer acto hasta la crucifixión, con una duración que puede variar de cuatro a cinco horas, dependiendo de la movilidad del momento, tanto del público como de las escenas Hugo Medina Delgadillo es el director del grupo Judea Tepexpan, quien ha estado con la compañía desde hace 25 años cuando, siendo niño, representó a un ángel hasta llegar a personificar a Jesús durante cinco años y actualmente dirigir la representación desde hace seis años Hugo Medina define su experiencia como "100 por ciento gratificante, por que lo haces por amor, no porque te vea la gente, con la total convicción de que lo que estás haciendo es un granito de arena en comparación con lo que vivió el señor Jesucristo"

Comentarios