La silla vacía

jueves, 20 de abril de 2006
México, D F, 19 de abril (apro)- El caos y la polarización social son las principales armas de una estrategia que los panistas y Felipe Calderón han elegido para atacar a Andrés Manuel López Obrador en una táctica que ya les dio resultados y que, seguramente, tratarán de mantener Esta estrategia política-electoral importada de Estados Unidos no es más que el primer paso de una "guerra sucia" electoral que Felipe Calderón y Roberto Madrazo parecen haber convenido para derrocar al perredista, sin importarles la polarización social que están provocando y la confrontación que podría venir Las amenazas que se ciernen en contra de López Obrador son de todo tipo: lo mismo pasan por un supuesto asesinato que por una violación y hasta por un fraude financiero cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal También se anuncia la premier de nuevos videos de Carlos Ahumada donde aparecen los más fieles colaboradores de López Obrador haciendo transacciones indebidas, tipo René Bejarano Estos rumores van acompañados de una propaganda mediática bien diseñada para desprestigiar al candidato presidencial de la alianza PRD-PT-Convergencia y ponerlo no como el que busca "el bien de todos" sino el "mal de todos" Algo así como "el lado oscuro" del poder Lo juzgan como "un peligro para México", por eso es que los representantes del PRI y PAN ante el IFE para organizar los debates entre los candidatos, ante la negativa de López Obrador de no asistir al primero de ellos, decidieron poner una silla vacía en el escenario para exponerlo como el "intransigente", el que no respeta el diálogo democrático, ni a las instituciones O sea, como generador del caos La silla vacía en el primer debate previsto para el 25 entrante sería, según panista y priistas, el símbolo de la incapacidad que tiene López Obrador de escuchar y de exponer sus propuestas de campaña Aunque en realidad el trasfondo de las críticas es que tanto a Felipe Calderón como a Roberto Madrazo, sobre todo al priista, les urge encarar a López Obrador y quitarle otros puntos en las preferencias ciudadanas La figura de la quinta silla vacía sería utilizada como la silla de los acusados; y aunque López Obrador no la ocupase, lo estarían enjuiciando en ausencia Enjuiciarían al que quiere ocasionar el desorden social, al que no respeta las leyes ni los acuerdos Nuevamente, condenarían al "peligro para México" Pero quienes lo acusarían y sentenciarían serían quienes en otros momentos han tomado acuerdos que sí han puesto en riesgo al país: en 1988 fueron el PRI y el PAN los partidos que acordaron darle la victoria a Carlos Salinas de Gortari, quemar la boletas electorales en la Cámara de Diputados por orden de Diego Fernández de Cevallos, y desconocer la amplia victoria ciudadana de Cuauhtémoc Cárdenas En 1995 aprobaron el Fobaproa cuyos pasivos ascendieron a 552 mil millones de dólares por concepto de cartera vencida que se canjearon por pagarés ante el Banco de México Dicho monto equivale al 40% del PBI de 1997, a las dos terceras partes del Presupuesto de Egresos para 1998 y el doble de la deuda pública interna En el 2005 los mismos acordaron el desafuero de López Obrador, desconociendo las voces populares que rechazaban el abuso del poder presidencial Panistas y priistas le apuestan a la falta de memoria de la sociedad mexicana, le apuestan a que la mayoría de la gente habrá de tragarse la idea de que López Obrador es el "mal" reencarnado en la izquierda más recalcitrante, que si llega a la Presidencia cometerá todos los atropellos para hacer su voluntad; que no respetará ninguna autoridad y que todos estaremos a su antojo Esto es, peor que Porfirio Díaz Esta versión maquiavélica del poder, sobre todo en contra de la izquierda, es muy parecida a la que en 1998 se propaló en contra del EZLN, luego de la matanza de Acteal Para ocultar a los responsables del homicidio de 45 indígenas, el gobierno de Ernesto Zedillo difundió la idea de que los zapatistas eran muy malos, tan malos, que ¡comían gente! Resulta que en los primeros días de enero del 98, el locutor de noticias Pedro Ferris de Con inició su programa de radio anunciando "¡la noticia del siglo!" Por varios minutos, en cada corte, lanzaba la misma arenga, como si estuviera en un circo Palabras más, palabras menos dijo al final del programa: "Ustedes no lo van a creer, pero los zapatistas son antropófagos, comen carne humana, y no lo digo yo, aquí tenemos a un grupo de indígenas de esa zona (los Altos de Chiapas) que vieron cómo los zapatistas se comían a sus enemigos a los que habían emboscado semanas antes en su disputa por un banco de arena" Con desgañitada voz el locutor intentó convencer a su auditorio que los zapatistas eran hombres salvajes, que no merecían ninguna credibilidad en sus denuncias de que grupos paramilitares, subvencionados por el gobierno, habían sido los autores de la matanza Y para desacreditarlos los quería exhibir como caníbales, como un peligro para México Este es un caso extremo de la "guerra sucia" que se puede utilizar en contra de un adversario o enemigo para anularlo En contra de López Obrador está por decirse lo peor: asesino, violador, corrupto, trasgresor de la ley, generador del caos, manipulador, mentiroso, etcétera? Sólo haría falta que lo acusaran de algo más: de comer niños, una vez que llegue a la Presidencia de la República

Comentarios