Anuncia EU redadas masivas contra indocumentados

viernes, 21 de abril de 2006
* Decenas de connacionales, despedidos de sus trabajos * Temen grupos de migrantes represalias más severas Washington, 20 de abril (apro) - A dos semanas de que cientos de miles de hispanos e indocumentados salieron a las calles de varias ciudades de Estados Unidos para protestar por las iniciativas anti-migratorias que se discuten en el Congreso federal, el gobierno del presidente George W Bush, anunció ahora que se realizarán redadas para detener y deportar a los indocumentados En conferencia de prensa, Michael Chertoff, secretario de Seguridad Interior, dijo que la dependencia a su cargo se encargará de identificar a las empresas u organizaciones que se beneficien con el tráfico o empleo de indocumentados, para que, una vez ubicadas, someterlas a sanciones Añadió que, al mismo tiempo, se realizarán arrestos masivos con el fin de detener a los indocumentados "Los estadunidenses están correctamente preocupados sobre la necesidad de instrumentar nuestras leyes de inmigración", dijo Chertoff, al tratar de justificar las recientes y masivas redadas realizadas en los últimos días en 26 estados de la Unión Americana, que han dejado como saldo la detención de siete empresarios y de cientos de indocumentados que serán deportados a sus países de origen Las nuevas medidas de persecución, identificación, arresto y deportación de indocumentados dentro del territorio estadunidense, fueron calificadas por Chertoff como una nueva iniciativa para fortalecer la instrumentación de las leyes migratorias Sin embargo, para la comunidad hispana e indocumentada, se trata de una consecuencia negativa o una reacción radical del gobierno de Bush por las manifestaciones del pasado 10 de abril "Reconocemos que no vamos a atrapar a todos; no lo hemos hecho Por eso, también nos concentraremos en aquellos que han logrado entrar a Estados Unidos y ahora han encontrado un lugar donde vivir y están buscando un lugar donde trabajar", añadió Advirtió: "Tenemos que identificar y remover a los criminales extranjeros, fugitivos migratorios y otros violadores de las leyes migratorias, una vez que sean ubicados en Estados Unidos" Los grupos que organizaron las marchas contra las medidas antimigratorias, están ahora divididos y confusos sobre si llevar a cabo el boicot nacional programado para el próximo 1 de mayo La falta de consenso se debe a que varios grupos defensores de indocumentados temen que, después del boicot, se apliquen represalias aún más severas a las realizadas tras las marchas del pasado 10 de abril Decenas de indocumentados que participaron en las manifestaciones fueron despedidos de sus trabajos, mientras que, en el estado de Georgia, se promulgó una ley que, entre otras cosas, autoriza a la policía del estado a trabajar con las autoridades migratorias en la identificación y entrega de indocumentados Chertoff dijo que, para llevar a cabo la nueva estrategia de redadas, 200 nuevos agentes se sumarán a los 325 con los que ya cuenta el gobierno federal para ubicar e identificar a los indocumentados "Es muy simple porque esta iniciativa es muy clara: nada tienen que temer aquellos que cumplan con la ley a la hora de contratar a empleados Y todos aquellos que violen las leyes van a ser sujetos a sanciones muy duras", añadió Chertoff