Cuatro muertos deja un intento de desalojo en Sicartsa

viernes, 21 de abril de 2006
* Retienen la planta los mineros; la tomaron desde hace 18 días en protesta por la destitución de Gómez Urrutia * Responsabilizan a Fox: termina su mandato con las manos manchadas de sangre Morelia, Mich /México, DF- 20 de abril (apro)- Las fuerzas policiales federales y estatales fracasaron en su intento de recuperar las instalaciones de la siderúrgica Lázaro Cárdenas "Las Truchas" (Sicartsa) que mantienen en su poder los trabajadores desde hace 18 días, en protesta por la destitución de su dirigente nacional, Napoleón Gómez Urrutia La sorpresiva incursión de los uniformados ocasionó, sin embargo, un cruento enfrentamiento con los paristas que dejó presuntamente cuatro muertos ?tres mineros y un policía--, al menos 50 lesionados de ambos bandos y una decena de detenidos, según reportes preliminares de la Procuraduría General de Justicia del estado En respuesta a la intervención, los trabajadores quemaron varias unidades, entre ellas dos camiones Todo comenzó a las seis de la mañana, cuando elementos de la Policía Antimotines del estado y de la Policía Federal Preventiva sorprendieron a los mineros de la Sección 271, ingresando a las instalaciones por la parte posterior de la planta industrial del grupo VIllacero, de los hermanos Sergio y Pablo Villarreal Los policías trataron de dispersar a los mineros ?unos 700-- a punta de toletazos y gas lacrimógeno, pero los trabajadores respondieron arrojándoles palos, piedras, bombas molotov y bolitas de acero En la revuelta, perdieron la vida tres mineros ?todos presentaban herida de bala--, y un policía, éste arrollado por una excavadora Una de las víctimas respondía al nombre de José Luis Castillo A pesar de su superioridad numérica, la policía no logró su cometido de recuperar las instalaciones y tuvo que replegarse; cuando se quedó sin gas lacrimógeno, terminó retirándose del lugar Con el retiro de las fuerzas del orden, la tensión bajó y los mineros se reagruparon en las inmediaciones de la planta, la cual sigue bajo su poder El incidente provocó, incluso, que el presidente Vicente Fox suspendiera abruptamente su gira por Tlaxcala y regresara a la Ciudad de México, donde citó con carácter de urgencia, al gabinete de seguridad en pleno, y al secretario del Trabajo, Francisco Salazar Tras el enfrentamiento, el sindicato de mineros responsabilizó al presidente Vicente Fox y al secretario del Trabajo, Francisco Javier Salazar Sáenz, de la muerte de sus compañeros Por medio de un comunicado, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana (SNTMMRM), acusó al presidente Fox: "Concluye el mandato del presidente Vicente Fox Quesada al lado de su esposa Marta Sahagún de Fox con las manos manchadas de sangre minera, ya que el Ejecutivo se comprometió a solucionar el conflicto en dos días y hoy el sistema minero tuvo respuesta: el asesinato de dos agremiados" Para justificar el fracaso del operativo, en el que participaron 600 elementos de la Policía Antimotines del estado y de la Policía Federal Preventiva, el secretario general provisional del gremio ?reconocido por las autoridades laborales--, Elías Morales Hernández, acusó a seguidores del depuesto líder Napoleón Gómez Urrutia, de azuzar a los trabajadores de Sicartsa para tomar el camino de la confrontación El lunes 17 de abril, Fox realizó una gira de trabajo por Michoacán, donde se rehusó a escuchar las quejas de los mineros, aunque sí atendió a los propietarios del Grupo Villacero ?los hermanos Sergio y Pablo Villarreal--, quien le pidieron terminar de "una vez por todas", con el conflicto en la siderúrgica El miércoles, dos días después ?tal como lo denunció el sindicato minero--, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y la Secretaría del Trabajo declararon ilegales las huelgas en cuatro minas y en Sicartsa Horas después, los policías --alrededor de 600-- irrumpieron en la siderúrgica para realizar el fallido desalojo Alrededor de las 14:00 de este jueves, el Ejército Mexicano ingresó a la planta siderúrgica para resguardar las áreas emergentes, como el alto horno y las plantas coquizadora, de oxígeno y cal En su comunicado, el sindicato minero reprobó los hechos, acusó a la fuerza pública estatal de asesinar a dos agremiados de la Sección 271 (posteriormente se confirmó la muerte de uno más) que participaban en el movimiento Por su parte, el líder minero reconocido por la STPS, Elías Morales, justificó la muerte de los tres trabajadores, ya que dijo, en más de una ocasión pidió a los dirigentes de la Sección 271 que desistieran de su movimiento "Ahora, ahí están los resultados", sentenció Rechazó que deba renunciar como líder minero como consecuencia de los hechos violentos registrados en Sicartsa; y aclaró que asistirá a la siderúrgica "sólo si es necesario", aunque, para matizar su apoyo al frustrado desalojo, demandó "una investigación a fondo"; se aplique "todo el peso de la ley" a los responsables del enfrentamiento

Comentarios