Aplauden republicanos redadas contra indocumentados

sábado, 22 de abril de 2006
* "Damos la bienvenida a la decisión que por años habíamos estado solicitando con urgencia", afirman los senadores Sensenbrenner y Hostetller Washington, 21 de agosto (apro) - Líderes republicanos de la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense, autores del proyecto de ley que pretende criminalizar a la inmigración indocumentada y sellar la frontera con México construyendo un cerco de acero doble, aplaudieron la decisión del gobierno del presidente George W Bush, de asumir como medida cotidiana la realización de redadas en puestos de trabajo para identificar, arrestar y deportar a ilegales "Este anuncio que hizo la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) es un cambio de curso al que le damos la bienvenida y que por años habíamos estado solicitando con urgencia", señalaron en un comunicado los legisladores republicanos Jim Sensenbrenner, de Wisconsin, y John Hostettler, de Indiana "Por años, ha se había hecho muy poco para aplicar nuestras leyes que prohíben la contratación de indocumentados; tenemos la esperanza de que esta acción marque el inicio de un esfuerzo por hacer cumplir estas leyes", acotaron A raíz de las masivas manifestaciones de la comunidad hispana y de indocumentados que se realizaron en todo el país el pasado 10 de abril para rechazar las acciones antimigratorias del Congreso federal, y ante la amenaza del boicot nacional que realizarían el próximo 1 de mayo, en Estados Unidos revivieron medidas radicales para combatir a la inmigración indocumentada Esta semana en el estado de Georgia, se promulgó una ley que entrará en vigor el 1 de julio de 2007, con la cual los inmigrantes indocumentados que están en ese entidad, serán sujetos a serias medidas que, entre otras cosas, les negarán los servicios sociales básicos, con la excepción para el caso de emergencias médicas, cuidados y servicios prenatales Con la promulgación de esa ley, las agencias policiales de Georgia están obligadas a entregar a las autoridades migratorias a todos los inmigrantes indocumentados que, por alguna razón, sean detenidos Toda persona que cometa una infracción de tránsito, por ejemplo, quedará obligada a revelar su estatus de residencia en el estado ante la policía Por parte del gobierno de Bush, esta semana Michael Chertoff, el secretario de Seguridad Interior, anunció con bombo y platillo que la ICE llevó exitosamente a cabo una operación de redadas en 26 estados del país contra una empresa que tenía en su planta laboral a cientos de inmigrantes indocumentados Chertoff informó que fueron detenidos 1,187 inmigrantes indocumentados, 275 de los cuales ya fueron deportados a México, y se presentaron cargos criminales contra siete ejecutivos de la empresa Con el pretexto de hacer el anuncio del éxito de la operación, Chertoff indicó que la búsqueda de inmigrantes indocumentados en sus puestos de trabajo, será ahora una práctica común para los más de 350 agentes que la ICE designó exclusivamente para llevar a cabo las redadas y que, además, si lo aprueba el Congreso federal dentro del paquete del presupuesto fiscal para el año 2007 (que inicia el próximo 1 de octubre), se contratarían a otros 200 agentes para la búsqueda de ilegales en sus lugares de trabajo, en las 50 entidades que componen a Estados Unidos Sensenbrenner, autor del proyecto 4437, que en diciembre del año pasado aprobó por abrumadora mayoría la Cámara de Representantes, se declaró altamente complacido con el anuncio de Chertoff, porque, sin duda, el presidente Bush con ello está enviando al país el mensaje de que no permitirá la omisión de las leyes ni por compasión para con los inmigrantes indocumentados "La vasta mayoría de los inmigrantes indocumentados trabaja para empleadores que no saben que sus empleados son indocumentados Estos empleadores han sido engañados con los documentos falsos que les han provisto los indocumentados", acotaron Sensenbrenner y Hostetller, en una clara defensa a los empresarios estadunidenses, a quienes justificaron por ser ingenuos al contratar a sus trabajadores Contrario a lo que afirman estos dos legisladores republicanos, Chertoff, al hacer el anuncio sobre las redadas, aclaró que las medidas que aplicará la ICE se enfocarán también a castigar a los empleadores que, aún sabiendo que son falsos los documentos que les presentan los inmigrantes indocumentados, les dan el empleo "La remoción de este imán laboral es el aspecto más importante de la legislación (4437), y tiene que formar parte de la legislación final (aprobada también por el Senado) como parte de los esfuerzos para que sea exitoso el esfuerzo de contención de la inmigración indocumentada", enfatizaron los dos representantes republicanos