La unificación del título mundial

martes, 25 de abril de 2006
México, D F, 24 de abril (apro)- El ajedrez, desde principios de los años noventa, vive un clima absurdo No se sabe a ciencia cierta quién es el campeón del mundo Por una parte, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) tiene su propio campeón oficial, el búlgaro Veselín Topálov, quien ha tenido las mejores actuaciones en los últimos dos años, amén de ganar el campeonato mundial de la FIDE en San Luis, Argentina, a fines del año pasado Por su parte, el ruso Vladímir Krámnik se adjudicó un campeonato mundial no oficial, cuando le ganó en el 2001 a Garry Kaspárov (una hazaña, sin duda), y después defendió su "título" contra Peter Leko, que se ganó el derecho de retarlo al ganar el torneo de Dortmund A la luz de las brillantes actuaciones de Topálov y, además, ante la ausencia de Krámnik en los torneos de elite, el público ajedrecístico se inclina en favor del búlgaro como verdadero campeón Y para enrarecer más el asunto, de pronto aparece Robert Bobby Fischer en los medios y aclara a viva voz: "Yo soy el verdadero campeón mundial Nadie me ha ganado el título jugando" Fischer perdió su título al no presentarse a defenderlo contra la estrella naciente, Anatoly Kárpov, en 1975, al cual la FIDE le adjudicó entonces el máximo título del ajedrez mundial Cuando Topálov ganó en la provincia de San Luis el campeonato mundial, se iniciaron, casi automáticamente, las especulaciones acerca de si podría haber unmatch de unificación Topálov inmediatamente indicó que si no había al menos un millón de dólares, no jugaría contra Krámnik y la reunificación no se daría entonces Como nuevo campeón de la FIDE, el búlgaro puso bien en claro su postura Hoy la FIDE comunica que el match de la unificación por el título mundial se llevará a cabo en Elista, la capital de la república de Kalmykia Se jugará del 21 de septiembre al 13 de octubre del 2006 Se jugarán solamente doce partidas y, de acuerdo con el comunicado de la Federación, ambos contendientes han limado todas las asperezas y detalles técnicos, por lo cual es oficial: habrá un campeonato mundial que terminará con este clima ridículo de campeones mundiales casi por generación espontánea ¿Quién es el favorito en ese encuentro? Sin duda el búlgaro tiene mejor registro en los últimos dos años, en los cuales Krámnik ha jugado poco o nada El ruso, parece ser, sufrió una enfermedad parecida a la esclerosis, lo cual le impedía jugar su mejor ajedrez Después de una serie de tratamientos, parece que ahora sí ha le ha regresado la salud y reanudará sus actividades en el famoso torneo de Dortmund, el cual el ruso ha ganado en más de tres ocasiones Sin embargo, si revisamos la base de partidas (megabase 2005 ? chessbase), hasta fines del 2004, Topálov y Krámnik se habían enfrentado medio centenar de veces, con los siguientes resultados para el campeón de la FIDE: 6 triunfos, cinco derrotas y 17 empates (llevando Topálov blancas), mientras que Krámnik (con las piezas blancas) tiene el siguiente récord: 12 partidas ganadas, una perdida y 15 tablas Esto quiere decir que el ruso tiene un amplio store a su favor y, además, con las piezas blancas parece ser muy eficiente, pues Topálov solamente ha podido ganarle una partida de las 13 en las que el búlgaro ha conducido las piezas negras Aunque la estadística favorece a Krámnik, habrá que ver cómo se desempeñan ambos jugadores en los torneos que jueguen previamente a la cita en Elista Creemos que el match por el campeonato del mundo terminará de una vez con las especulaciones y el hecho de reordenar el ajedrez mundial dará más certidumbre a los jugadores profesionales que quieran luchar por ese título en los ciclos posteriores Curiosamente, no falta la especulación, aparentemente la FIDE buscó esta unificación a como diera lugar, para así ganarse votos para la próxima elección por la presidencia de dicho organismo No obstante esto, la unificación es una buena noticia y los ajedrecistas en todo el mundo veremos próximamente el mejor ajedrez que puede desplegarse en una competición de tan alto rango