Rehúsan policías de Nuevo Laredo retornar a sus puestos de trabajo

martes, 25 de abril de 2006
* Desde el 9 de marzo más de 100 policías estatales exigen mayores recursos para enfrentar al crimen organizado Ciudad Victoria, Tamps , 24 de abril (apro)- Aún sin resolver las demandas que han planteado a sus superiores, los elementos de la Policía Estatal Preventiva siguen renuentes a regresar a Nuevo Laredo, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública del estado turnó los expedientes de 27 elementos ante la Consejo de Honor y Justicia porque abandonaron sus puestos para reunirse con diputados del Congreso local Pedro Benavides, director de Operación Policial de la SSP, confirmó que los policías que acudieron el pasado jueves al Congreso del estado para exponer ante diputados de oposición la problemática que enfrentan en sus áreas de trabajo, recibieron citatorios para presentarse ante el Consejo de Honor y de Justicia de la dependencia "Respetamos su derecho de petición, sin embargo, no podemos olvidar que son servidores públicos y como tal tienen un deber ante la ciudadanía, no pueden abandonar sus puestos como lo hicieron", mencionó el funcionario "Todo está en manos del órgano disciplinario", explicó el funcionario al exponer que quienes han acudido hasta ahora ante el Consejo han señalado que fueron "engañados" por el líder del movimiento de protesta Enrique Márquez El grupo de policías se reunió el pasado jueves con diputados del PRI, PAN y PRD en el Congreso del estado para exponerles las demandas que han planteado al gobierno como condición para retornar a sus puestos en los que estaban asignados en Nuevo Laredo Desde el 9 de marzo, más de 100 policías estatales preventivos se negaron a retornar a sus puestos en Nuevo Laredo, luego que accedieran a esta capital para asistir a los funerales del director interino de la corporación, Víctor Berrones y del oficial Norberto Vázquez Eguía, quienes fueron ejecutados del 7 de marzo en aquella ciudad fronteriza Los policías presentaron ante la Secretaría un pliego petitorio de 18 puntos para condicionar su regreso a Nuevo Laredo, entre los que destacaban la falta de armamento, de municiones y equipo para hacer frente a los grupos delictivos que operan en esa ciudad Los elementos inconformes, además, denunciaron que recibían bajos salarios, que no cuentan con seguro de vida, ni compensaciones de acuerdo con los riesgos que corrían por su trabajo en Nuevo Laredo Ante la negativa de la mayoría de los elementos por retornar, la Secretaría tuvo que mover a elementos que tenía en otras ciudades como Reynosa y Matamoros Enrique Márquez, quien lidera a los inconformes, dijo que en la reunión con los diputados les pidieron su respaldo porque, además de que trabajan en condiciones de "riesgo" por la misma situación de violencia que priva en esa ciudad fronteriza, no tienen el apoyo suficiente de sus superiores y de las otras corporaciones policíacas

Comentarios