Fracasa reforma migratoria integral en Senado de EU

viernes, 7 de abril de 2006
* Elimina la posibilidad de regularizar a 12 millones de indocumentados Washington, 6 de abril (apro) - El Senado federal estadunidense eliminó toda posibilidad de promulgar una reforma integral a las leyes de inmigración, al acordar sustituir a la enmienda legislativa que habría dado la regularización del estatus de residencia a unos 12 millones de indocumentados, con una que ofrece residencia permanente condicionada a los inmigrantes con más de 5 años de estancia en Estados Unidos "Hemos logrado un enorme avance que nos guiará a una conclusión para aprobar un proyecto de ley importante (de la reforma migratoria)", declaró Bill Frist, el líder de la mayoría republicana en el Senado al anunciar el compromiso que acabó con el sueño de que el Congreso federal estadunidense aprobara una reforma migratoria integral Bajo el nuevo compromiso entre los senadores republicanos y demócratas al proyecto de ley para la reforma migratoria que se aprobará este viernes, se integra la enmienda diseñada por los senadores republicanos Chuck Hagel, de Nebraska, y Melquíades (Mel) Martínez, de Florida, que bajo la creación de un programa de empleo temporal, condiciona y limita los mecanismos de residencia permanente para los indocumentados La enmienda Hagel-Martínez, que reemplaza a la formulada por los senadores John McCain, republicano de Arizona, y Ted Kennedy, demócrata de Massachussets, ofrece la residencia permanente a todos los inmigrantes indocumentados que tengan más de cinco años de vivir y trabajar en Estados Unidos siempre, y cuando cumplan con las siguientes 8 condiciones: 1 No tener antecedentes penales 2 Comprobar a través de las colillas de cheques de su pago salarial, con recibos del pago de la luz, agua u hospitales, entre otros documentos, que han residido en Estados Unidos desde antes del año 2000 3 Haber trabajado por lo menos 3 de los últimos 5 años en Estados Unidos 4 Demostrar el pago de impuestos federales y estatales 5 Registrarse para el Servicio Militar Selectivo 6 Demostrar conocimiento del idioma inglés y cumplimiento de los mandatos civiles 7 Pagar una multa de dos mil dólares, además del costo que requerirá el proceso de la solicitud de la residencia permanente 8 Trabajar otros seis años en Estados Unidos, después de solicitada la residencia permanente para garantizar que su petición no se colocará por delante de la de otras personas que llevan varios años o meses procesando el mismo trámite La enmienda Hagel-Martínez, les permite a estos inmigrantes indocumentados regularizar su estatus de residencia y laboral sin tener que abandonar el territorio estadunidense Algunas organizaciones no gubernamentales y demógrafos, estiman que de los 12 millones de inmigrantes indocumentados que, se calcula, viven y trabajan en estos momentos en Estados Unidos, 7 millones tienen más de 5 años de haber ingresado como indocumentados Para los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos entre el año 2001 y el 2004, la enmienda Hagel-Martínez les ofrece la posibilidad de obtener una visa de empleo temporal con seis años de duración Los indocumentados integrados en esta categoría tendrán que salir de Estados Unidos para poder obtener el permiso de empleo temporal, ser sometidos a las pruebas de rigor, como es el de corroboración de residencia indocumentada no inferior a los dos años, no tener antecedentes penales, y haber pagado impuestos federales y estatales También serán sujetos de la instrumentación del programa US-Visit en algún puerto de entrada a Estados Unidos, a través del cual serán fichados por el gobierno estadunidense que les tomará sus huellas digitales y medidas biométricas Una vez cumplidos todos los requisitos y estando en sus países de origen, estos inmigrantes indocumentados podrán solicitar la visa de empleo temporal en Estados Unidos por seis años, y al término de este periodo de trabajo podrían solicitar la residencia permanente Para los inmigrantes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos después del año 2004, la enmienda Hagel-Martínez no les da ninguna oportunidad de obtener la residencia permanente, al contrario, les solicita salir del territorio estadunidense para intentar solicitar la visa de empleo temporal, pero sin ninguna garantía de obtenerla La enmienda Kennedy-McCain, que se aprobó la semana pasada en el Comité Judicial del Senado como parte del proyecto de ley de reforma migratoria, ofrecía empleo temporal por seis años a todos los inmigrantes indocumentados que están en Estados Unidos y les abría los mecanismos legales para, eventualmente, hacerse residentes "Creo que hemos producido un buen proyecto de ley, pero no es uno perfecto, desgraciadamente no hemos podido aprobar enmiendas que lo hubieran mejorado", dijo el senador republicano de Pensilvania, Arlen Specter, presidente del Comité Judicial Con el acuerdo, al pleno del Senado le resta definir este viernes los detalles y condicionamientos sobre la parte de seguridad del proyecto de ley para la reforma migratoria, aspecto que se enfoca a fortalecer las medidas de vigilancia de la frontera que comparte Estados Unidos con México, a través del aumento de tecnología militar y la contratación, en un plazo de cinco años, de 12 mil agentes para la Patrulla Fronteriza, los cuales se unirán a los más de 13 mil con los que cuenta ya esa agencia federal "Quiero agradecer los esfuerzos de todos aquellos involucrados en el proceso, aprecio su entendimiento de las necesidades de un proyecto de ley migratorio integral, y reconozco que quedan detalles por definirse", declaró, por su parte, el presidente George W Bush, en reacción al acuerdo entre republicanos y demócratas en el Senado La votación de este viernes entre los 100 senadores para aprobar el paquete de reforma a las leyes de inmigración no es el fin del proceso El proyecto de legislación que surja del Senado, tendrá que ser conciliado con la versión que en diciembre del año pasado aprobó la Cámara de Representantes y que ni siquiera incluye la creación de un plan de empleo temporal para los indocumentados, a quienes pretende darle la categoría de criminales Frente a la incompatibilidad entre la versión del Senado y la de la Cámara de Representantes, los mismos legisladores vaticinan un impasse político que caerá en un letargo que podría resolverse hasta después de las elecciones legislativas federales de medio periodo del próximo mes de noviembre "No hemos llegado al final, no podemos declarar victoria, hemos avanzado un poco en un camino largo, pero los avances se están dando por intereses (políticos)", indico Harry Reid, el líder de la minoría demócrata en el Senado, quien acusa a los senadores republicanos de estar dando una apariencia benévola frente a la comunidad hispana e indocumentada, cuando en realidad son los promotores de las medidas más radicales para criminalizar a la inmigración ilegal, y para sellar la frontera con México, como lo estipula el proyecto de ley 4437 que aprobó en diciembre del año pasado la mayoría republicana de la Cámara de Representantes

Comentarios