Modera Tony Garza posturas de optimismo sobre reforma migratoria

viernes, 7 de abril de 2006
* La iniciativa prevé repatriar a trabajadores con menos de dos años en EU, aclara México, D F, 6 de abril (apro)- El embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, afirmó hoy que el Senado de su país se acerca a un proyecto legislativo de reforma migratoria, empero advirtió que su gobierno actuará conforme a los intereses que más convengan al pueblo estadunidense En una declaración oficial difundida hoy por la representación estadunidense, precisó que la actuación de los legisladores norteamericanos será acorde "con el deseo de los ciudadanos de que nuestro país sea una nación segura, que dé la bienvenida a los migrantes" En ese sentido, apuntó que en las próximas semanas se mantendrá un vivo y acalorado debate dentro de Estados Unidos respecto de este importante asunto "El día de hoy los senadores de los partidos Republicano y Demócrata informaron que habían avanzado hacia un consenso sobre la legislación que reformaría las leyes de migración de Estados Unidos", sostuvo Sobre el particular, subrayó que lo que el Senado ha propuesto significaría mejorar la seguridad fronteriza, regular el flujo de futuros inmigrantes hacia el territorio estadunidense y comenzar a abordar el destino legal de los cerca de 11 millones de personas que ya se encuentran de manera irregular en la Unión Americana No obstante, sostuvo que si el Senado aprueba esa legislación este jueves, ésta es sólo una parte del largo proceso para reformar las leyes sobre inmigración en Estados Unidos Indicó que cualquier propuesta de ley aprobada por el Senado esta semana, tendrá que ser conciliada con la iniciativa aprobada anteriormente por la Cámara de Representantes Posteriormente, resaltó Garza, la versión unificada tendría que ser firmada por el presidente George W Bush para convertirse en ley Sin embargo, aclaró que en general el proyecto de ley que el Senado está considerando no requeriría que regresaran a su país los inmigrantes ilegales que hayan permanecido en Estados Unidos durante más de cinco años Empero, resaltó que los que hayan estado de dos a cinco años, tendrían que regresar a su país, y luego volver a Estados Unidos como trabajadores temporales, con la opción potencial de buscar la ciudadanía También indicó que se requeriría que los inmigrantes ilegales que hayan permanecido en el vecino país menos de dos años, abandonen el territorio, sin tener ninguna garantía de que podrán regresar, aunque tomarían el lugar que les correspondería junto con las demás personas que traten de trabajar en Estados Unidos

Comentarios