Atora el Senado de EU el proceso de reforma migratoria

sábado, 8 de abril de 2006
* El debate proseguirá luego del receso vacacional de la Semana Mayor * El gobierno de Bush acusa a los demócratas de poner obstáculos al tema * Preparan hispanos magnas manifestaciones en varias ciudades Washington, 7 de abril (apro) - Sin poder ocultar los intereses políticos partidistas y la profunda indecisión sobre cómo resolver el problema de la presencia de 12 millones de indocumentados, la Cámara de Senadores estadunidense estancó este día el proceso de debate y votación de un proyecto de reforma a las leyes migratorias, cuya aprobación se había dado como un hecho 24 horas antes del impasse La insistencia de los senadores republicanos, de hacerle cambios a la enmienda que el jueves pasado se había consolidado como medida bipartidista --y que permite la creación de un programa de empleo temporal, a través del cual se daría la residencia permanente a los indocumentados con más de 5 años de residencia en Estados Unidos, empleo temporal y eventual residencia a los que ingresaron entre 2001 y 2004, y expulsaría del territorio estadunidense a aquellos con menos de dos años de vivir y trabajar en la Unión Americana--, estancó el proceso de votación, mismo que se reanudará hasta después del 24 de abril, cuando reinicie sesiones el Congreso federal después de dos semanas de receso por la Semana Mayor "Desafortunadamente, el líder de la minoría demócrata (Harry Reid) bloqueó las voces que se querían hacer oír y las enmiendas que se debían considerar", deploró Scott McClellan, portavoz del presidente George W Bush Inconformes con la enmienda que, según las estimaciones demográficas, da la residencia permanente a 7 de los 12 millones de indocumentados que se calcula viven actualmente en Estados Unidos, los republicanos querían hacerle cambios, pero los demócratas se opusieron porque querían someter a votación sin modificaciones la enmienda relacionada al plan de trabajo de empleo temporal Frente a la falta de acuerdo, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Hill Frist, solicitó determinar si se debía someter a votación la enmienda, como pedían los demócratas, o si se ampliaba el proceso de debate para considerar más cambios, mismo que se reanudaría hasta después de las dos semanas de receso por la Semana Mayor, que inicia este sábado 8 de abril Con sólo 38 votos a favor y 60 en contra, el pedido demócrata quedó derrotado, y posteriormente sufrió la misma suerte la propuesta de Frist, de imponer su proyecto de ley que sustituía todo y no contenía siquiera un programa de empleo temporal para indocumentados La idea del líder republicano perdió al conseguir 36 sufragios a favor y 62 en contra La falta de consenso entre republicanos y demócratas fue evidente en el rostro de frustración que mostraban algunos senadores, como John McCain, republicano de Arizona, y Ted Kennedy, demócrata de Massachussets, quienes desde hace dos semanas ?en que inició el debate en el pleno del Senado-- habían estado luchando por que se aprobara una reforma de ley migratoria integral, humanitaria, y que abriera el camino a la regularización de los 12 millones de indocumentados, en un plazo de cinco a once años, a través de la instrumentación de un programa de empleo temporal El atorón en la Cámara de Senadores se da tres día antes de que en varias ciudades de Estados Unidos se lleven cabo masivas manifestaciones contra las medidas anti-migratorias del Congreso, organizadas y conformadas por la comunidad hispana e indocumentada El voto de la comunidad latina, según los analistas políticos, tendrá un peso fundamental en las elecciones legislativas federales de medio periodo del próximo 1 de enero, para determinar si los republicanos se quedan con la mayoría representativa en la Cámara de Representantes, o si los demócratas la recuperarán Consciente de esta situación, la Casa Blanca aprovechó el problema de falta de consenso en el Senado para acusar a los demócratas de que por lo pronto la Cámara alta del Congreso federal se vaya de vacaciones sin haber terminado el debate sobre la reforma a las leyes de inmigración Reid "está evitando que avance la reforma migratoria integral; se hace un llamado al líder de la minoría para que deje de bloquear este proceso, con el fin de que se pueda aprobar una reforma migratoria ampliada", acotó McClellan A su regreso del receso de las vacaciones de Semana Santa, los senadores tienen otros diez días, a partir del reinicio del debate, para concluir el proceso consideración de enmiendas y someter a votación del pleno el proyecto de ley de reforma migratoria que determinen abordar