Cero avances a tres meses del asesinato de un indocumentado

sábado, 8 de abril de 2006
* La Casa del Migrante deplora en Tijuana el desinterés del gobierno foxista Tijuana, B C, 7 de abril (apro)- A tres meses del asesinato de Guillermo Martínez a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza, grupos defensores de migrantes denunciaron que no hay avances en la investigación que debía llevar a cabo la policía de San Diego, ni interés del gobierno foxista en el esclarecimiento de este crimen El director de la Casa del Migrante, Luis Kendziersky, lamentó la "tibieza" de la Cancillería mexicana, y el silencio por parte de quienes debían esclarecer si Martínez fue asesinado a mansalva, o si el agente de la Border Patrol que le disparó por la espalda vio peligrar su vida, tal como lo pretextó "Infelizmente, no ha habido avances para determinar qué pasó; la palabra final la tiene el gobierno de Estados Unidos; no hay tanto que investigar y no hay una palabra por parte de Washington", remató La investigación está en manos de la policía de San Diego, "pero seguimos esperando y ya pasaron tres meses desde aquel 30 de diciembre en que Martínez fue herido de muerte mientras cruzaba a Estados Unidos ilegalmente" Lo más importante, dijo el sacerdote scalabriniano, es que el gobierno de México asuma su posición y su responsabilidad, y exija esclarecer lo que pasó --¿Será que ya se les olvidó? --Espero que no Ese es un tema que debería estar presente, que el gobierno estuviera siempre atento a ese aspecto para tener el resultado final de la investigación Desafortunadamente, agregó, las muertes de migrantes siguen como la ocurrida apenas hace un par de días, cuando un vehículo cargado con indocumentados volcó en la zona de Alpine, California "Los migrantes no miden los riesgos, sobre todo las temperaturas muy altas o muy bajas, y no pueden enfrentar esas situaciones", aseveró El frío a esas altitudes es terrible, "es muy difícil de sobrellevar, y la gente sabe que hay riesgos, pero piensan que sí pueden enfrentarlos y acaban en muertes", aseveró Luis Kendziersky En este primer trimestre de 2006, la Casa del Migrante ha alojado a una fuerte cantidad de connacionales, pues diariamente se atiende a más de 40 personas deportadas "Hay muchos migrantes, vemos que las cifras han aumentado en relación con 2003 y 2004, y eso es una señal difícil de que la vida para el mexicano está emigrando, y comparativamente con otros años ha aumentado", dijo

Comentarios

Otras Noticias