El teatro mexicano

lunes, 1 de mayo de 2006
México, D F, 1 de mayo (apro)- Una de las polémicas permanentes en el momento de decidir el tipo de teatro que debe hacer una Compañía Nacional, es sí se debe poner especial énfasis en la producción de teatro de autores nacionales o si su función principal es la de acercar al gran público a lo más relevante de la dramaturgia internacional de todos los tiempos, desde los clásicos hasta la vanguardia del teatro contemporáneo Por otra parte, qué es en realidad lo que le da a un teatro el carácter de nacional: ¿qué sea escrito por dramaturgos nacionales o por actores, directores y demás creativos de un país con su propia visión de un texto, cualquiera que sea el origen de éste, ya le da un carácter nacional? Independientemente de esta disyuntiva, en el caso de nuestra Compañía Nacional de Teatro (CNT), que durante la actual administración cultural cuenta con una dirección artística a cargo de José Caballero, circunstancia que ha contribuido a devolverle en parte su lugar en el centro de la atención del mundo teatral mexicano, con criticas positivas y negativas, tiene entre sus asignaturas pendientes un ciclo dedicado al teatro mexicano y otro al Siglo de Oro español Ante los escasos meses que le restan al actual gobierno parece que sólo se podrá poner en marcha uno de estos proyectos, y todo parece indicar que la administración artística de la CNT ha optado por el teatro de autores mexicanos, incluido el rescate de obras, de las que prácticamente no tenemos memoria, pero que en su momento tuvieron éxito Existen autores como Rodolfo Usigli que tienen obras emblemáticas como "El gesticulador", punto de referencia fundamental en el teatro mexicano, pero que también escribió otras que el público recuerda menos, como sus comedias impolíticas "Noche de estío" o "Estado de secreto", por mencionar algunas Tenemos también obras importantes sin estrenar, como "Si los gatos", de Elena Garro; "Zapata", de Miguel N Lira o "El cuadrante de la soledad" Hay otras como "Los motivos del lobo", de Sergio Magaña, que tuvo una exitosa puesta en escena dirigida por Juan José Gurrola, pero que hace mucho no se ve, porque cuando pensamos en Magaña la referencia son "Los argonautas", "Los signos del zodiaco" o "Moctezuma II En su momento "El tejedor de milagros", de Hugo Argüelles, tuvo éxito como película, pero originalmente fue escrita para el teatro, al igual que "Los cuervos están de luto", también de su autoría Ante estas circunstancias, que podríamos seguir enumerando, la CNT decidió formar un comité de lectura integrado por Rodolfo Obregón, Eduardo Contreras Soto, Ignacio Escárcega, José Caballero y Jaime Chabaud, para seleccionar un grupo de obras que pudieran integrar un ciclo importante de teatro mexicano Ellos serán quienes decidan las obras y los autores que integrarán este ambicioso ciclo de teatro mexicano que, en principio, busca abarcar desde el siglo XIX hasta nuestros días, pasando por todos los autores que han dejado una huella en nuestro teatro, tarea que no se antoja sencilla Pero la verdad es que, más allá de este comité seleccionador, lo que en realidad determinará el alcance de este ciclo, será el presupuesto disponible para el mismo, el cual hasta ahora sigue siendo una incógnita, como sucede en prácticamente todos los ámbitos de la administración cultural, a casi cuatro meses de iniciado el año, en el que las prioridades del gasto están puestas en otros ámbitos que poco o nada tienen que ver con la cultura La esperanza es que el presupuesto asignado sea mínimamente suficiente para que el público pueda disfrutar de un buen ciclo de teatro mexicano

Comentarios