Italia: Bernardo Provenzano, el "jefe de jefes"

lunes, 1 de mayo de 2006
Roma, 1 de mayo (apro) - Era el escurridizo ?jefe de los jefes? de la mafia siciliana, la organización criminal más temida de Europa Lo llamaban "Binnu el tractor" por su forma de deshacerse de sus enemigos Cuentan que dominó como ninguno las finanzas de su organización Condenado en ausencia a seis cadenas perpetuas por homicidio y con 20 órdenes de captura en su contra, al final, Bernardo Provenzano fue detenido a la manera de filme de ficción: la policía italiana siguió el rastro de la ropa limpia que le enviaba su mujer "Gracias a Dios, la búsqueda ha concluido", dijo el jefe de la policía de Palermo, Giuseppe Caruso, después de que sus agentes detuvieron, el pasado 11 de abril, al hombre que, desde el 9 mayo de 1963, encabezaba las listas de los más buscados de Italia Fue el mayor golpe contra la mafia en 13 años El último año, Provenzano vivió solo en una en una vieja casa de campo en la mítica localidad siciliana de Corleonde, su pueblo natal, gracias a la complicidad de un campesino de nombre Giovanni Marino, propietario de la casa Otros "corleoneses" le llevaban ropa limpia, comida y los ?pizzini?, hojas de papel, en las que enviaba mensajes a su familia y a sus colaboradores y las que codificaba utilizando dos copias de la Biblia y la máquina de escribir encontrada en la casona cuando fue arrestado por un grupo de 30 agentes de la Policía Antimafia El "fantasma de Corleone" Fue por una bolsa de ropa limpia que los investigadores de la policía conocieron el paradero del "jefe", aunque ya sospechaban de los ?pizzini? que le había hecho llegar su esposa, Saveria Palazzolo, quien vivía con sus dos hijos cerca del escondite de Provenzano Sorprendido, el capo --que alimentó la leyenda gracias a la fama de ser invisible hasta por sus picciotti (soldados, en dialecto siciliano) y cuya voz nunca había sido interceptada por teléfono, no opuso resistencia y dio su identidad después de negarla en un primer momento "Soy yo", dijo cuando los agentes quisieron hacerle una prueba de ADN para certificar su identidad Y es que, su más reciente fotografía data de los años 70, cuando tenía 30 años de edad, época en la que Provenzano decidió "desaparecer", lo que obligó la policía a elaborar un retrato hablado de Provenzano creado por robots y con los testimonios de los mafiosos pentiti (arrepentidos) Provenzano, conocido también como el "fantasma de Corleone" ?en referencia a la ciudad siciliana que se hizo famosa por las películas del personaje Vito Corleone, interpretado por Marlon Brando, en "El Padrino"--, resultó ser un anciano con pelo gris y anteojos que, en el momento de su detención, vestía un suéter, pantalón de mezquilla y botas El fiscal nacional antimafia, el siciliano Pietro Grasso, aseguró que, durante todos estos años, el jefe supremo de la Cosa Nostra había estado protegido por una estrecha red de colaboradores, entre los que se cuentan "empresarios y políticos" Calculador y violento La doctrina mafiosa de Bernardo Provenzano se definió por un cese de ataques contra el Estado y la distensión interna a través del consenso y la persuasión Todo lo contrario de lo que había caracterizado a la política de su antecesor, Salvatore Riina Provenzano --por cuya captura había una recompensa de 25 millones de euros?integró, desde la Segunda Guerra Mundial, las filas de la familia del mafioso corleonese Michele Navarra En ese periodo, junto con Salvatore "Totó" Riina y Calogero Bagarella, se convirtió en "lugarteniente" del naciente líder Luciano Liggio Casi analfabeto, su primer trabajo fue eliminar a un hombre perteneciente a otro clan mafioso, lo que le costó "tener que desaparecer" para no ser detenido o asesinado por los otros criminales Dispara "como un ángel, pero que pena que tenga cerebro de gallina", dijo de él Luciano Liggio, quien después de la muerte de Michele Navarra, se convirtió en el nuevo padrino de Corleone Pero su mandato no duró mucho El asesinato de su propio jefe lo había manchado A principios de los años 80, Liggio fue detenido y Riina pasó a ser el nuevo jefe Con el liderazgo de Riina comenzaron las matanzas y la ola de atentados que sacudieron Italia en los años 90 y, sobre todo, se inició una sangrienta guerra por el control y el monopolio del negocio de las drogas Centenares fueron los muertos Destacados "mafiosos arrepentidos" que colaboraron con la justicia, como Totó Cancemi y Gioacchino Pennino, aseguraron, años más tarde, que Provenzano siempre mantuvo el "control político", mientras que Riina fue en realidad "el jefe militar" Empezaron en ese periodo las investigaciones de los magistrados antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, brutalmente asesinados en dos atentados, en los que habría estado involucrado Provenzano, quien se quedó en las sombras y, en ese periodo, cultivó relaciones con poderosos políticos y hombres de negocios Riina cayó preso en 1993, después de que se intensificaron las investigaciones policiacas como consecuencia de las muertes de los dos afamados juristas Así, Provenzano conquistó el último eslabón de su fructuosa carrera criminal: se transformó en el supremo líder de la mafia siciliana y decidió cambiar de estrategia Su objetivo fue mantener su organización lejos de la arena mediática Tio Berna, como también ha sido apodado, está lejos de ser un personaje pacífico, pero tuvo talento para administrar las finanzas y estableció una "Pax mafiosa", mientras que su organización reconstruyó las redes de apoyo dañadas durante la década de 1980 y principios de la de 1990 En plena crisis, la mafia parecia derrotada y los padres mafiosos se mostraban contrarios a admitir a sus hijos en esa organización Tío Berna logró reinvertir esa tendencia y, al mismo tiempo, modificó las reglas para captar a los picciotti: más selectividad y ventajas para los miembros de familias mafiosas Bajo el mandato de Provenzano, el fondo común para presos de la Cosa Nostra, que se financia con un impuesto sobre los ingresos de toda la organización, fue también reactivado En consecuencia, y como dice el destacado juez Guido lo Forte, "entre los beneficios ofrecidos por el Estado y los garantizados por la Mafia, actualmente los presos están optando por estos últimos" Pero, en principio, la obra de Provenzano fue subestimada Inclusive, analistas llegaron a sugerir que en ese momento la mafia estaba en decadencia, porque no había logrado vencer el desafío con el mundo moderno, globalizado y tecnológico, escenario que no se adecuaría con la personalidad de un campesino ignorante como Provenzano Pero el Tío Berna ?quien dijo a su mujer y a sus hijos, Angelo y Francesco Paolo, que ha estado dos veces en una clínica de Marsella para operarse de la próstata--, dirigió desde las sombras los hilos de una mafia centralizadora, pero no "dictatorial", como en el caso de Riina No hay mejor ejemplo de control de territorio por parte de la mafia que el caso de este hombre, cuyo rastro fue seguido por la policía italiana sin éxito durante 43 años, en los que cambió 43 veces de refugio En varias ocasiones, los agentes estuvieron a punto de atraparlo, pero siempre llegaron tarde A finales de los años 90 lo detuvieron en la carretera y lo soltaron por no reconocerlo En 2001, escapó antes que la policía lograse coordinarse Hace dos semanas, Salvatore Traina, el abogado de Provenzo, había declarado que el mafioso había muerto y, por ello, era inútil gastar energía en su búsqueda Sin embargo, estaba vivo y activo Cuenta la "arrepentida" Giusy Vitale que Provenzo se habría disfrazado de obispo con el fin de poder encontrar sus fieles colaboradores y circular libremente En algunas cartas escritas por Provenzano aflora parte de su personalidad: "Por último, le diré que estoy a su entera disposición Le deseo lo mejor y les envío mis más afectuosos recuerdos a usted y a su padre Que el Señor le bendiga y le proteja" El tema de la religión se repite En vísperas de la Semana Santa, Provenzano fue detenido en Palermo y llevado a la principal comisaría de la ciudad, donde una multitud le gritó "asesino", "bastardo" y "nosotros somos la verdadera Sicilia" Después fue enviado a una carcél de alta seguridad situada en la localidad de Terni (centro de Italia), en régimen de completo aislamiento Cuentan que, cuando llegó a la prisión, pidió una Biblia y comenzó a rezar Los sucesores "No sabéis lo que estáis haciendo", comentó amenazador el padrino, de 73 años, a los agentes que lo detuvieron A partir de ello, la policía empezó a investigar quién podría suceder al "jefe de los jefes" Según el exfiscal nacional antimafia, Pierluigi Vigna, los "equilibrios" en el seno de la Cosa Nostra se podrían romper con la detención de Provenzano Advierte que ello podría provocar una "guerra" entre clanes para controlar el poder Por ahora, la mafia deberá elegir a un sucesor que ponga de acuerdo a todos En el ambiente de la mafia empieza a circular el nombre de Matteo Messina Denaro, de 34 años, o Salvatore Lo Piccolo, de 54 años, también buscados por la justicia y acusados de homicidio, asociación mafiosa y la oleada de atentados en la década de 1990 en Roma, Florencia y Milán El fiscal general nacional antimafia, Pietro Grasso, comentó en un programa de televisión que estaba seguro de que Provenzano no colaboraría con la justicia Para Salvo Palazzola, autor del libro Bernardo Provenzano el contable de Cosa Nostra, "el caso Provenzano no está cerrado Hay misterios que deben ser descubiertos (?) Provenzano conoce los nombres de los obscuros autores intelectuales de las matanzas de Falcone y Borsellino Y sabe que están enredados con los secretos financieros de la mafia, de los que Provenzano conoce la clave" En entrevista con Apro, Palazzola señala que "ese hombre detenido en la casa de un campesino de Corleone, no es el jefe de la mafia que los ?arrepentidos? nos describieron en los últimos 10 años "Sabemos que Provenzano vivía en la ciudad e iba a los palacios del poder", añade el escritor siciliano, también autor de los libros Falcone Borsellino, misterio de Estado (2002) y Ganas de mafia (2005) --¿Se trata del fin de la mafia? --La captura de Provenzano fue un hecho muy importante Sin embargo, la lucha contra la mafia no ha terminado En estas últimas semanas, las investigaciones de los magistrados de Palermo (capital de Sicilia) señalaron que las actividades criminales de ésta organización no se han debilitado, en particular el trafico internacional de drogas con Colombia y otras naciones de Sudamérica -- ¿Quien maneja ahora el mercado de las drogas? --La mafia calabresa (sur), conocida como Ndrangheta, tiene el monopolio de los mercados de drogas Pero la mafia siciliana colabora con ella gracias a los contactos que desarrolló en los años 80 cuando ésta era la que tenía el poder En estos últimos días, los magistrados han controlado varios bancos de Palermo para certificar si había prestanombres que actuaban para desviar las sospechas Hoy podemos hablar de redes de mafias --Provenzano no parece ser un hombre peligroso; está viejo ¿Piensa que ya no tenía el control de la mafia? ¿Alguien lo entregó a la policía? --La policía lo subestimó y empezó a buscarlo sólo a partir de 1995 Antes, Provenzano se paseaba tranquilo por las calles de Palermo y gozaba de protecciones Todavía es muy pronto para decir si ha sido traicionado por alguien --¿Cree que Messina Denaro y Lo Piccolo son candidatos para sucederlo? -- Los dos tienen altas capacidades administrativas Lo Piccolo está especializado en drogas y a Messina Denaro lo llaman "el ministro del exterior" --¿Las otras mafias de Italia podrían englobar a la siciliana? --No creo El ?arrepentido? Antonino Giuffré, exbrazo derecho de Provenzano, contó que, para hacer sobrevivir a la mafia, se llamaron a los piccioti que vivían en Estados Unidos Los entrenaron y los hicieron de nuevo mafiosos Se trata de la misma mafia que organizó el desembarco de los aliados en la península desde África y que ha sobrevivido como un Estado dentro del Estado, a veces combatiéndolo y otras colaborando

Comentarios