"Una película de huevos"

lunes, 1 de mayo de 2006
México, D F, 1 de mayo (apro)- Ha resultado un éxito la cinta denominada "Una película de huevos" Las cándidas imágenes de los personajes, aunado al hecho de que se trata literalmente de unos huevos que viven extrañas y absurdas aventuras, hace que la película funcione El filme cuenta la historia de Toto, quien es arrebatado del nido materno para cumplir con su supuesta obligación de huevo: ser comido por un ser humano Toto es precisamente un huevo y el destino que su madre ha vislumbrado para él, es el de convertirse en pollo Vivirá una serie de aventuras que involucran a dos tlacuaches, un huevo llamado Willy, una rebanada de tocino, unos huevos acróbatas y unos huevos de réptil Y aunque el guión es deficiente, la película avanza, debido en parte a los chistes y a los constantes peligros a las que los huevos son sometidos, más por la falta de discurso que por una necesidad dramática que nos haga conocer el carácter de los personajes Eso nos lleva a una mala construcción de los personajes No quiere decir que no haya intentos de mostrar la personalidad de cada uno de los protagonistas, pero son sólo eso: intentos ¿Por qué, en su primer fin de semana, "Una película de huevos", logró la asistencia de un millón de personas a las salas cinematográficas, cifra alcanzada sólo por películas como "El padre amar" o "Y tu mamá también"? Lo cierto es que es una historia capaz de llegar a diferentes estratos sociales, gracias a que introduce elementos del imaginario colectivo mexicano, transformados en algo socialmente aceptable La cinta no es pretenciosa y, además, se sale, ¡por fín!, de las cintas de denuncia social o nota roja que pululan en nuestro cine A los realizadores se les olvida que, en la mayoría de los casos, la gente va al cine a reconocerse en la pantalla, lo que no tiene que ver con el "realismo extremo" (por decirlo de alguna manera) que se imprime a las historias A veces sólo bastan un par de huevos para hacer el trabajo

Comentarios