Promete Fox en Viena castigar abusos a derechos humanos en Atenco

sábado, 13 de mayo de 2006
* Su gobierno, atento al desarrollo de las indagaciones, dice * Marcos, "un ciudadano más en México" México, D F, 12 de mayo (apro)- Por segundo día consecutivo, el caso Atenco persiguió al presidente Vicente Fox en su visita a Viena, Austria, donde se lleva a cabo la IV cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe-Unión Europea En conferencia de prensa conjunta con el canciller federal de Austria, Wolfgang Schüssel, y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, Fox afirmó que las violaciones a los derechos humanos que se hayan cometido en San Salvador Atenco, Estado de México, "deben ser castigadas" Además, sostuvo que su gobierno es profundamente respetuoso de los derechos humanos, por lo que estará atento a lo que suceda en relación con ese punto en particular "Si hay acusaciones de violación a los derechos humanos ?no probadas aún--, los responsables deben ser castigados; cualquier abuso de autoridad debe ser castigado", dijo Pero a la par del caso Atenco, la prensa nacional e internacional le preguntó sobre otro tema no menos inquietante, el súbito activismo del subcomandante Marcos Fox fue por demás diplomático al fijar su posición Dijo que el subcomandante Marcos es "un ciudadano más en México" que tiene absoluta garantía para ejercer su derecho a expresarse "Marcos es un ciudadano ahí en México más, que recorre el país haciendo una campaña con absoluta garantía a su libertad de expresión", reiteró Es más, presumió que su presencia "habla de la democracia que hoy tenemos en México y de la libertad de expresión que gozan los mexicanos en la actualidad