Sudamérica, un difícil rompecabezas

lunes, 15 de mayo de 2006
Buenos Aires, 15 de mayo (apro) - Sudamérica se asemeja cada vez más a un viejo rompecabezas cuyas piezas no terminan de encajar Luchas ideológicas al estilo de la "guerra fría", conflictos ambientales binacionales y crisis que golpean a los dos mecanismos de integración regional -la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercosur-- convierten a esta región del continente en un verdadero hervidero "Aquí está avanzando el imperialismo gringo de Norteamérica Hay lacayos que vienen de diferentes países y nosotros estamos divididos, nos atacamos entre nosotros, nos pisamos el poncho (el capote) La izquierda no está unida", dice en entrevista telefónica con la agencia Apro el líder aymará boliviano y jefe del movimiento Pachakuti, Felipe Quispe Exguerrillero y diputado, llamado el Malku (cóndor) entre los aymarás bolivianos, Quispe es un viejo contrincante dentro del movimiento indígena del presidente boliviano Evo Morales Desde La Paz, advierte que "a pesar de que la situación de América Latina ha cambiado", el futuro "depende de esos buenos políticos, de estadistas", porque si manejan bien los planes de integración se la región podrá avanzar más y "tumbar" definitivamente a los gringos" "Hay que trabajar, concienciar al pueblo y esforzarse más", señala A Quispe se le adivina una mueca de preocupación cuando se le mencionan la serie de conflictos que asolan a la región Las crisis son variadas y van desde diferencias ideológicas hasta comerciales, pasando por las ambientales como las que enfrentan a dos países "gemelos" como Argentina y Uruguay, que comparten no sólo una historia en común, sino una misma cultura y similares iconos, como el tango o el mate (una popular infusión criolla) Buenos Aires y Montevideo están enfrentados por la decisión uruguaya de construir dos plantas de celulosa sobre el limítrofe río Uruguay, una inversión de 1,800 millones de dólares que encarnan las empresas Botnia (Finlandia) y Ence (España) El gobierno de Néstor Kirchner, ambientalistas y vecinos de la zona denuncian que el mega-proyecto contaminará la región, un polo turístico importante del litoral argentino Las protestas vecinales incluyeron el corte de puentes que unen a ambos países, lo que generó severas pérdidas económicas a Uruguay Su presidente, Tabaré Vázquez, rechazó las acusaciones y llegó a denunciar que su país estaba siendo bloqueado Argentina, incluso, demandó a Montevideo ante el tribunal internacional de La Haya, mientras Uruguay acusó a Buenos Aires de impulsar las protestas y de incumplir con los tratados del Mercosur, el bloque subregional que integran ambos países con Brasil y Paraguay, y al que se sumará Venezuela Montevideo denuncia que el Mercosur está en crisis, y afirma que su país es perjudicado por las grandes asimetrías económicas con los socios mayores del bloque Por ello busca acercarse a Estados Unidos, donde el presidente Tabaré Vázquez realizó recientemente una visita oficial con la intención de ampliar el comercio bilateral Sin embargo, la posibilidad de un Tratado de Libre Comercio (TLC) individual, esbozado por funcionarios uruguayos, está prohibido por los estatutos del bloque, situación que Montevideo y Asunción presionan por cambiar "Uruguay salta de la sartén para caer al fuego en su desesperación Pero Estados Unidos lo tratará peor" que el Mercosur, dice a Apro Atilio Boron, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), una organización no gubernamental de consulta de la UNESCO con sede en Buenos Aires Sin embargo, Boron admite la situación de desventaja uruguaya dentro del bloque: "El futuro está en riesgo y la responsabilidad es de Argentina y Brasil, en especial de éste, que es el hermano mayor de Sudamérica y no tuvo condiciones para ejercer un liderazgo auténtico Lo que hay que hacer ahora es una operación clarísima de rescate económico de los países más pequeños, imitando la política de la Unión Europea", dice el analista Para Santiago López, politólogo de la encuestadora Equipos Mori de Montevideo, "hoy el conflicto por la instalación de las plantas de celulosa en Uruguay ha demostrado, una vez más, la debilidad institucional que tiene el proceso de construcción del Mercosur" "El Mercosur es algo parecido a un holograma La crisis político-institucional del Mercosur fue agravada en los últimos meses por dos factores fundamentales relacionados con la actuación de los presidentes de turno: la ingerencia de Hugo Chávez en las relaciones con los países que terminó logrando una integración al bloque político-mediática; y la imposibilidad de resolver el conflicto por las plantas de celulosa entre Uruguay y Argentina por los caminos institucionales que el Mercosur debería aspirar a hacer funcionar si pretende subsistir", dice López en entrevista con Apro La confrontación argentino-uruguaya no es el único tema que golpea a Sudamérica La nacionalización de los hidrocarburos, anunciada por Evo Morales en Bolivia, provocó un verdadero sofocón en Brasil y Argentina, habituales importadores del gas boliviano Incluso, la petrolera estatal brasileña Petrobras es la principal empresa del ramo inversionista en Bolivia, lo que afecta millonarios intereses económicos del gigante sudamericano Argentina, a su vez, montó en guardia ante la decisión de La Paz de aumentar el precio del gas, un tema candente en el panorama interno La nueva política de nacionalizaciones anunciada por Morales obligó a los países del área a convocar, a principios de mayo, a una cumbre de urgencia en la localidad argentina de Puerto Iguazú, fronteriza con Brasil Hasta allí llegaron para limar asperezas Néstor Kirchner, por Argentina; Morales, por Bolivia; Luiz Lula da Silva, por Brasil; y Chávez, por Venezuela Morales acusó a Petrobras de "chantaje", de no pagar impuestos y de actuar en la "ilegalidad"; la directiva de la petrolera reaccionó con "indignación" frente a las acusaciones Incluso, el presidente boliviano llegó a sugerir que antes de nacionalizar los hidrocarburos se le hacía muy difícil comunicarse con Lula, pero cuando anunció la nacionalización, "los brasileños llamaron enseguida" El gas boliviano representa el 75 por ciento del que se consume en el estado de Sao Paublo, responsable del 35 por ciento del PBI del Brasil La escalada llegó a tal punto que el canciller brasileño Celso Amorin, admitió en Viena, en la IV cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe-Unión Europea, la hipótesis de retirar a su embajador en La Paz ante la crisis "Si verificamos que no hay diálogo posible, vamos a examinar las opciones que existen", dijo Además, se mostró "disgustado" por la influencia de Chávez en las políticas de Estado bolivianas, en abierta alusión a la nacionalización de los hidrocarburos La cancillería venezolana devolvió el guante: se mostró "sorprendida" por las críticas "de los amigos brasileños"; desmintió la supuesta injerencia en los asuntos internos de La Paz y abrió un nuevo resquicio en las atribuladas relaciones sudamericanas Los grandes anuncios que envolvieron al mega-proyecto del gasoducto que unirá Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia quedaron opacados por el fuerte intercambio de opiniones Pero hubo más: Marco Aurelio García, principal asesor de política internacional del gobierno brasileño, llegó a aludir a "un retorno a la guerra fría" ante la escalada de acusaciones de Chávez contra Washington y mandatarios o candidatos presidenciales sudamericanos "Hay que tratar estas cuestiones con cuidado, ser políticos, no pisar en falso Si no hacemos bien las cosas, nos vamos a caer", advierte Quispe El huracán Chávez Chávez está en el ojo de varias tormentas desatadas en el continente Sus cruces con su par colombiano, Álvaro Uribe, un firme aliado de George W Bush en la región, son moneda corriente en las relaciones bilaterales Vicente Fox lo sufrió en carne propia en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, en Argentina, en noviembre pasado, cuando fue acusado de ser un "lacayo del imperio" El mandatario venezolano avanzó hacia los hechos y anunció ya la salida de su país de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), uno de los dos bloques regionales, después que Colombia y Perú sellaran sendos acuerdos de libre comercio (TLC) con Estados Unidos Ecuador aún aguarda cerrar las negociaciones con Washington La CAN está integrada, además, por Bolivia "Estados Unidos reventó a la Comunidad Andina con los tratados de libre comercio El TLC produjo estragos en México Si eso hizo con México, no es difícil imaginar los estragos que causará en esta región La agricultura mexicana quedó devastada", opina Borón Chávez se enfrentó, además, con el candidato favorito para el balotaje del Perú, previsto para junio, Alan García, a quien tildó de "sinvergüenza y tahúr", y amenazó con romper relaciones con Lima en caso de que el exmandatario del partido APRA derrote en los comicios al líder nacionalista Ollanta Humala, un militar retirado respaldado por Caracas García, según encuestas coincidentes, obtiene más del 60 por ciento de los votos con vistas a la segunda vuelta electoral, por lo que su asunción ?respaldada por Washington, que le retiró el visado de ingreso al país a Humala-- presupone un nuevo frente de conflicto para la región a los ojos de Chávez Por lo pronto, el gobierno peruano del presidente saliente Alejandro Toledo retiró a su embajador en Caracas, en protesta por la "injerencia" de Chávez en los asuntos internos de su país Y por sobre todos estos conflictos aún queda pendiente el cada vez más fuerte reclamo boliviano por recuperar el acceso al mar, perdido en la guerra del Pacífico con Chile, a fines del siglo XIX, y que tiene paralizado cualquier proyecto de exportar el gas boliviano hacia Norteamérica por un puerto del Pacífico "Yo no sé hasta que punto estos enfrentamientos son reales Bush habla en la región por boca de tres personeros: Fox, Uribe y Ricardo Lagos (expresidente de Chile) Ojalá que con (la nueva mandataria Michelle) Bachelet no pase lo mismo Lula no se enfrenta con Estados Unidos Tabaré Vázquez intenta alejarse del Mercosur y acercarse a Washington Tenemos a Chávez A pesar de toda esta hojarasca, América Latina es más estable y tranquila que Europa, que tiene el caos de los Balcanes y del Cáucaso Hay un asunto serio, como son las papeleras uruguayas que se puede resolver diplomáticamente si hay voluntad política", dice Borón "Pero a pesar de todo soy muy optimista sobre el futuro de la región, se está corrigiendo el rumbo equivocado, el que se había fijado en los 90, que llevaba a la decadencia económica y política, y a la descomposición social de la mayoría de los países Hay un giro muy interesante que se expresa de dos maneras: una, en la adopción de políticas especificas en este nuevo rumbo, como los casos de Venezuela y Bolivia, y por otro lado una expresión más retórica donde gobiernos como Chile, Argentina, Brasil y Uruguay hacen gala de una retórica antineoliberal pero todavía continúan firmemente anclados en dichas políticas Aunque en este grupo Argentina es el que da señales de alejarse con más firmeza de la ortodoxia", señala Borón En medio de peleas, decisiones controvertidas y acusaciones, Sudamérica se enfrenta a un año difícil en el que habrá elecciones presidenciales en Perú, Ecuador, Brasil, Colombia y Venezuela Lejos parece haber quedado la fundación de la Comunidad Sudamericana a fines del 2004 en Ayacucho, Perú, un organismo que busca la unidad política y económica del subcontinente Porque el rompecabezas sudamericano tiene piezas que aun no terminan de encajar perfectamente