Dudoso, que la Guardia Nacional ayude a controlar inmigración ilegal en EU

martes, 16 de mayo de 2006
* Es improbable que frene el cruce de indocumentados, estima la firma Straffor * El anuncio de Bush es una medida política más que una victoria táctica México, D F, 15 de mayo (apro)- La firma privada de inteligencia Straffor desestimó hoy el plan anunciado por el presidente George Bush para desplegar agentes de la Guardia Nacional de Estados Unidos en la frontera con México, ya que consideró improbable que tenga efectos en la inmigración ilegal A través de un reporte difundido este día, horas antes de que Bush diera a conocer su proyecto, Straffor señaló que éste fue diseñado por el presidente estadunidense para ganar apoyo a la reforma migratoria que impulsan los legisladores conversadores del Partido Republicano, quienes buscan medidas más fuertes; más no para militarizar la zona De acuerdo con la empresa, Bush busca una victoria política más que una victoria táctica contra la inmigración ilegal, pues se espera que el despliegue tenga un efecto limitado en aquellos lugares donde se concentre la Guardia Nacional "Los inmigrantes simplemente pueden cruzar en cualquier parte de la frontera que no sea vigilada", señaló Straffor Además, mencionó que los recursos de la Guardia Nacional están limitados debido a las operaciones que realiza en Irak y Afganistán En su reporte la firma estableció que la Guardia Nacional podrá ayudar a la Policía Fronteriza ante el incremento de la violencia en la frontera común, pero consideró "improbable que tenga un efecto en la inmigración ilegal en su totalidad" Citó el caso del grupo paramilitar Minutemen en Arizona, cuya vigilancia intensa de una pequeña sección de la frontera resultó en un pequeño decremento de los cruces ilegales en esa área Las cifras indican que pudieron evitar unos mil 600 cruces, de un total de un millón cien mil personas que fueron detenidas en la frontera durante el año pasado La Policía Fronteriza tiene 11 mil 300 agentes en los principales cruces de México y Estados Unidos, pero la realidad en el terreno es que son mucho más aquellos lugares por donde los ilegales pueden entrar a Estados Unidos, señaló la firma Incluso, agregó, con un aumento de agentes para la Policía Fronteriza, como lo propone el Comité Judicial del Senado estadunidense, es difícil controlar todos los puntos de cruce Con su ofrecimiento de enviar más poder a la frontera con México, la administración Bush probablemente busca una victoria política, más que una victoria táctica contra la inmigración ilegal, señaló el reporte Los estados de Texas, Arizona y Nuevo México ya cuentan con cientos de tropas de la Guardia Nacional en la frontera con México Las tropas adicionales ofrecidas por Bush permitirían la introducción de equipo de vigilancia militar, terrestre y aéreo La firma mencionó que con este equipo podría ser más efectiva la tarea de la Patrulla Fronteriza El problema es que las autoridades estadunidenses están rebasadas por la información que generan las diferentes agencias que intervienen en la lucha contra la inmigración ilegal, reportó la firma