Carta auxiliadora

miércoles, 17 de mayo de 2006
México, D F, 17 de mayo (apro)- Amigo Pánfilo Candor: la presente va en respuesta a tu petición de ayuda, aparecida en este mismo buzón, para que se te aclarara la confusión angustiosa en que te tiene tu devoción al libro y el no ignorar que incluso el mejor puede ser instrumento de corrupción Por principio, pienso que tu preocupación por el libro, de que, por lo general, necesite de tantas promociones para que se reconozca su utilidad y lo que ha significado y significa para el progreso humano; que tu inquietud ante la realidad de que su lectura no sea tan abundante ni frecuente de lo que debería ser; que tu angustia porque niños y adultos pasan muchísimas horas ante la pantalla de televisión que leyendo libros; que tu angustia de que tal situación exija frecuentes y masivas campañas para hacer de la lectura una necesidad por el bien del individuo y la sociedad, digo, se debe, perdonarás la franqueza, a que eres un primitivo; esto es, un súbdito de "La galaxia de Gutemberg", porque no te has dado cuenta, ¿o será que no quieres admitirlo?, que vivimos en una nueva etapa histórica: la de la agonía de la cultura escrita y la del progreso constante de la cultura de la percepción sensorial, lidereada por la cultura de la imagen y la audiovisual, como la del cine y, principalmente, la televisión Ni modo: Recuerda y ten presente la sentencia china que afirma: "Una imagen dice más que mil palabras" Espero que este recordatorio te lleve algún consuelo Me conmovió, lo confieso, tu dolor ante el hecho de que en el mundo en que vivimos sean las tribus de las denominadas religiones del libro las que precisamente estén generando sangre, sudor y lágrimas Tienes razón ¡Qué manera de honrar al Dios de justicia, al Dios de amor, al Dios de misericordia que dicen adorar! ¡Pobres libros! Más para alivio de tu acongojada confusión, te diré que la cultura de la imagen no va por mejor camino Recordemos que uno de sus iniciales e importante teórico, H M McLuhan, ya va para medio siglo que expresó ideas sobre las que creo no se ha reflexionado lo suficiente; el que la técnica, por medio de la cual le ha sido posible al hombre la extensión o ampliación de su cuerpo y sentidos, es al mismo tiempo una autoamputación; que así como la imprenta amputó los sentidos del olfato, tacto y especialmente el oído, considera que la electrónica, como extensión del sistema nervioso, es una amputación suicida y desesperada, ya que nos lleva a una realidad en que parece que el sistema nervioso no pudiera fiarse de sus órganos La era de los medios electrónicos es la de la insensibilidad, la del miedo y la apatía, la de una inconsciencia consciente ¿Será por lo que Jean Baudrillard afirma: que los medios de comunicación electrónicos, como la televisión sobre todo, son más que otra cosa, creadores de simulacros, de cultura virtual ejemplo de un mundo hiperreal en que los sujetos ?en especial el hombre-- pasan a ser objetos, con todo el peligro que ello representa para nuestro ser como especie? ¿Qué piensas tú Pánfilo amigo, sobre esto? Si, de acuerdo Lo que te he expuesto no es más que un resumen selectivo de algunas de las ideas de McLuhan y Baudrillard, lo admito, pero tu dirás si el uso que hacemos de los medios electrónicos, de la televisión sobre todo, ¿confirman o, por el contrario, niegan las mismas? Tuyo es el veredicto En lo personal, te informo que considero que tanto la galaxia de Gutemberg como la cultura de la imagen, a juzgar por los teóricos de la posmodernidad, Foucault, Lancan, Derrida y Deleuze, por citar a los más conocidos (¡Vaya! Sin proponérmelo me estoy convirtiendo en un promotor de la lectura, al menos de los autores que cito ¿O no es así?) poco o nada sirven a los jodidos, pues o no tienen con qué adquirirlos o les falta, por falta de educación, valga la redundancia, conocimientos para comprenderlos ¿O me equivoco? Al llegar a este punto me doy cuenta de que la presente, a pesar que la escribí con esa intención, no te va a sacar de la angustia en que estás sumido Tengo la esperanza de que, al menos, cumpla con el refrán que dice mal de muchos? y así la corto, ya que el tema de tanta tela para cortar que, de seguirla, nunca tendría fin En espera de que muy pronto coincidamos en una de las animadas tertulias que llevamos a cabo en el inefable "Túnel del Tiempo", recibe un fuerte y sincero abrazo de tu amigo Bartolos Eras

Comentarios