Ordena Peña Nieto iniciar averiguaciones por abuso sexual en Atenco

miércoles, 17 de mayo de 2006
* Se compromete ante José Luis Soberanes a sancionar a responsables * El ombudsman estatal justifica el uso de la fuerza pública en Atenco; ofrece investigación imparcial México, D F, 16 de mayo (apro)- El gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, ordenó al procurador de Justicia, Abel Villicaña, iniciar las averiguaciones previas de 23 presuntos casos de agresiones sexuales en contra de mujeres detenidas durante la incursión policial en San Salvador Atenco, así como por el uso excesivo de la fuerza pública Con esta declaración, el mandatario estatal desdijo a su secretario de Gobierno, Humberto Benítez Treviño, quien con anterioridad había afirmado que las autoridades mexiquenses se abstendrían de investigar las presuntas vejaciones cometidas por policías estatales contra mujeres detenidas durante el operativo policiaco realizado en San Salvador Atenco El funcionario había precisado que el Código Penal vigente establece como requisito la realización de un examen médico de la presunta víctima y la presentación de una denuncia de hechos, y dijo que, en el caso de las mujeres de Atenco, esos "elementos no existen" "(Las mujeres) nunca presentaron una denuncia Las denuncias son mediáticas y, en un sistema como el nuestro, acusatorio, los elementos del tipo penal en los delitos tienen dos características: primero, certificado médico; segundo, imputación directa", apuntó Poco después, sin embargo, el gobernador Enrique Peña, desdijo a su colaborador A través de un comunicado oficial, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), dio a conocer que el gobernador Peña Nieto se reunió por más de tres horas con el ombudsman nacional José Luis Soberanes, ante quien se comprometió a sancionar a los responsables de abusos, si las investigaciones determinan que hubo responsabilidad Durante la reunión Peña Nieto reconoció que ante la existencia de testimonios, determinaciones periciales y otras evidencias relacionadas con los hechos, se podrían acreditar excesos en el uso de la fuerza cometidos por algunos elementos policíacos Luego de entrevistarse con el ombudsman nacional, José Luis Soberanes, Peña Nieto ordenó al procurador de Justicia del estado, Abel Villicaña, iniciar las averiguaciones previas de 23 presuntos casos de agresiones sexuales cometidas en contra de mujeres detenidas en Atenco, así como por el uso excesivo de la fuerza pública Por instrucciones de Peña Nieto, Benítez Treviño dio a conocer también la liberación de 52 personas más relacionadas con los hechos de Arenco, las cuales, dijo, se acogieron al programa preliberacional denominado de "fianza social", mediante el cual el gobierno la autoridad absorbe el pago de la caución "La fianza de interés social, que es un convenio con el Estado, sólo se paga el 1 por ciento Una fianza de 14 mil pesos paga 140 pesos, más los gastos Son como 170 pesos, y esos los paga el Estado", explicó Explicó que el único requisito es que, quienes se apegan a ese beneficio, renuncian a su abogado y son defendidos por uno de oficio "Si tú no tienes recursos para pagar una fianza, ¿cómo se acredita que tengas recursos para pagar a un abogado? Sería una contradicción", añadió Benítez reveló que ese beneficio data de 1978, y entró este año en vigor en el Edomex El ombudsman nacional, por su parte, se comprometió a colaborar con la autoridad estatal para el esclarecimiento y determinación de las averiguaciones previas que se inicien, y a estar pendiente de las indagatorias hasta su resolución final La CNDH precisó que el mandatario mexiquense quiso conocer de manera directa lo relacionado con las quejas por violación a los derechos humanos interpuestas por habitantes de la comunidad de San Salvador Atenco ante el organismo Por otra parte, Jaime Almazán, comisionado de los derechos humanos en el Estado de México, ofreció imparcialidad en la investigación de los hechos ocurridos en Atenco Al rendir su primer informe ante el Congreso del estado, Almazán sostuvo que el uso de la fuerza se justifica contra quienes se resisten ilícitamente y agreden a los agentes de la autoridad usando armas, instrumentos u objetos ofensivos Este uso de fuerza, apuntó, debe ser proporcional y moderado para reducir los daños y lesiones En ese sentido, advirtió que cuando hay un uso ilegitimo de la fuerza, los hechos deben de investigarse