Aprueba el Senado de EU construir un muro fronterizo

jueves, 18 de mayo de 2006
* Se trata de un cerco triple de acero de casi 600 kilómetros * Se hará en las zonas más vulnerables al tráfico de indocumentados Washington, 17 de mayo (apro) - La Cámara de Senadores del Congreso federal estadunidense aprobó, por 83 votos contra 16, la construcción de una cerca triple de acero en la frontera con México, como parte del proyecto de reforma a las leyes de inmigración La votación en la Cámara de Senadores ?dos días después de que el presidente George W Bush anunció la militarización de la frontera con México por medio del despliegue de seis mil soldados de la Guardia Nacional--, es una clara demostración de cómo el sector más conservador del Partido Republicano en el Senado se está fortaleciendo para instrumentar medidas que contengan la entrada de indocumentados La construcción de un cerco triple de acero de 370 millas está contemplada en la enmienda numero 3979, diseñada por Jeff Sessions, senador republicano por el estado de Alabama "Es una señal de que se acabaron los días de fronteras abiertas Las buenas cercas hacen buenos vecinos; los cercos no crean enemistades", declaró Sessions, después del abrumador apoyo que recibió su enmienda en la Cámara Alta El debate en el Senado sobre una reforma a las leyes de inmigración, se transformó en un negocio político, donde los conservadores defienden sus posiciones a cambio de concesiones a los legisladores moderados que, en su mayoría, están representados por los demócratas Como concesión a la aprobación de la enmienda 3979, el Senado estadunidense rechazó, por 66 votos contra 33, otra enmienda que suprimía del proyecto de ley de reforma migratoria, todo mecanismo legal para permitir la regularización del estatus de residencia a los 11 ó 12 millones de migrantes indocumentados que se estima viven y trabajan en Estados Unidos La construcción del cerco triple de acero y de otras 500 millas de barreras móviles, se realizará en las zonas de la frontera con México más vulnerables al tráfico de indocumentados En este caso, en la zona desértica de Tucson, cerca de las ciudades de Douglas, Nogales, Naco y Lukeville, en el estado de Arizona La construcción se iniciaría el día en que se promulgue la ley de reforma a las leyes de inmigración y concluiría en menos de dos años Con esta enmienda, el gobierno federal estaría obligado a entregar un informe al Comité Judicial de la Cámara de Senadores, sobre el proceso de construcción del cerco triple de acero a un año del inicio de los trabajos para erigirlo Por otro lado, la enmienda aprobada exige también el reemplazo o reconstrucción de barreras de cemento construidas en el sector de Yuma, Arizona, cerca de las ciudades de Somerton y San Luis En caso de ser reemplazadas éstas bardas, en su lugar se construirán las vallas triples de acero La enmienda 3979 se une al proyecto de ley 4437, aprobado por la Cámara de Representantes el año pasado, en la que se autoriza la construcción de 700 millas de cerco doble de acero a lo largo de la frontera que comparte Estados Unidos con México No obstante, en el Senado quedó anulada por ahora la posibilidad de que el proyecto de ley que surja al concluir el debate, excluya la regularización del estatus de residencia de los migrantes indocumentados y la creación del programa de empleo temporal El proceso legislativo deja entrever que cualquier reforma a las leyes de inmigración que se promulgue en Estados Unidos, incluirá medidas para sellar la frontera con México, a través de la construcción de barreras de acero o de cualquier otro material, así como de la militarización de la zona y del aumento del número de agentes de la Patrulla Fronteriza La aprobación de la enmienda 3979 coincidió con una manifestación realizada por un pequeño grupo de hispanos en la capital estadunidense, frente al Capitolio, para demandar una reforma migratoria integral La falta de participación dejó ver también que la comunidad hispánica esta dividida respecto de los métodos que se deben utilizar para flexibilizar a los radicales del Partido Republicano, que insisten en aplicar la mano dura contra los indocumentados

Comentarios