Critican sindicatos extranjeros poca flexibilización laboral en México

viernes, 19 de mayo de 2006
Puebla, Pue , 18 de mayo (apro)- Líderes sindicales de diversas partes del mundo signaron la "Declaración de Puebla", documento que expresa el descontento del sector obrero hacia la denominada flexibilización laboral La declaración fue firmada por los representantes de la Red Sindical Alemana-Iberoamericana, quienes externaron su desaprobación ante las declaraciones de Otto Lindner, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México, quien amenazó con suspender las inversiones en el estado ante "la poca flexibilidad laboral" En respuesta, los líderes sindicales reviraron: "Estamos viviendo un cambio drástico en las relaciones capital-trabajo En vez de que los sindicatos y las organizaciones de los trabajadores sean quienes presenten sus exigencias en la búsqueda constante de mejores condiciones de trabajo, las empresas son quienes presentan sus reivindicaciones a los trabajadores "De forma repetida exigen que renunciemos a puestos de trabajo, a derechos adquiridos en largas e históricas jornadas de lucha", cita la declaración firmada por Manuel Galiner, Frank Patta y Angélica Jiménez, de IG Metal, Alemania; Gustavo Arce y Carlos Copa de SMata, Argentina; Manuel García Salgado y David Metall, de UGT y CCOO, España; Paulo Sergio Baleiro, de Faquimetal, Portugal y Wagner Firminio y José López Feijoo, de Sindmeta ABC, Brasil José Luis Rodríguez Salazar, secretario del sindicato de trabajadores de la Volkswagen, solicitó al gobierno del estado que no sólo exija "flexibilidad" al sector obrero, sino también inste a la empresa a salvaguardar las condiciones laborales de los trabajadores Y, es que, según la "Declaración de Puebla", "en esta subasta a la baja (de empleos), se valen de todo, aumentar las jornadas, disminuir los salarios, reducir los derechos y renunciar a beneficios Quieren establecer en pleno siglo XXI relaciones de trabajo más propias del siglo XIX" La crisis en la armadora alemana se acentuó desde diciembre pasado Tan sólo en dos meses la trasnacional despidió a cerca de mil obreros eventuales como resultado de la escasa demanda del modelo Bora en el mercado internacional Ante la situación de la empresa en Puebla, el presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México amenazó con suspender las inversiones en la entidad y, a su vez, el gobierno de Puebla exigió "flexibilidad" al sector obrero