"Si Martin Luther King lo pudo hacer, ¿por qué nosotros no?"

martes, 2 de mayo de 2006
* La comunidad afroamericana se sumó al boicot y al Día sin inmigrantes México, D F, 1 de mayo (apro)- Líderes de grupos de mexicanos residentes en Estados Unidos negaron haber sufrido represalias por haber convocado al boicot nacional y al Día sin inmigrantes, en protesta por la ley Sensenbrenner, que criminaliza a los indocumentados En entrevistas radiofónicas, dirigentes en ciudades como Los Angeles, Chicago, San Antonio, Emocalli y Phoenix, entre otras, sostuvieron que el movimiento de latinos en la Unión Americana "está más sólido, más fuerte y más unido que nunca" Por ejemplo, el presidente de la Asociación Mundial de Mexicanos en el Exterior, Carlos Villanueva, explicó que a la lucha se sumaron ciudadanos de origen afroamericano, europeo y asiático Con ello el movimiento contra la ley Sensenbrenner tiene por objetivo "enviar un claro mensaje al Congreso para crear un grado de conciencia sobre la injusticia de dicha iniciativa" Celebró que estados como Michoacán, Aguascalientes, Guerrero y Querétaro, que tienen altos niveles de emigración, y otras entidades como el Distrito Federal, se sumaran al boicot para no consumir productos de origen estadunidense "Es un mensaje claro a Estados Unidos y a su Congreso: que se necesita regularizar la situación de los 7 millones de mexicanos en ese país que no cuentan con documentos, los cuales son apoyados por 25 millones más de connacionales que sí cuentan con papeles", advirtió De acuerdo con Villanueva, tan sólo en Los Angeles, California, más de 600 organizaciones civiles, sindicales e inclusos religiosas se sumaron al movimiento, entre las cuales destacan grupos de afroamericanos que portaron pancartas de apoyo La frase, tanto en inglés como en español que dicho sector de la población utilizó para solidarizarse con los latinos es contundente: "Si Martin Luther King lo pudo hacer, ¿por qué nosotros no?" Por su parte, el presidente y fundador del Concilio Hispano de Chicago, Luis Pelayo, aseguró que las movilizaciones tienen como eje central la reivindicación de los derechos humanos de los trabajadores inmigrantes en el mundo: "¡No más sub-esclavos! ¡Que todos los inmigrantes tengan sus papeles!" Descartó riesgos de que se fracture el movimiento, ya que se encuentra "más sólido y unido que nunca, porque no hay ni puede haber ruptura alguna", y lo único que se han presentado son diferencias de opinión Pelayo advirtió: "Vamos por la enchilada completa, aunque Jorge Castañeda (excanciller mexicano) nos la quitó La vamos a recuperar" En tanto, la presidenta de la Alianza por la Amistad de San Antonio, Texas, María del Carmen Buitrón, se congratuló por el bajo fluido vehicular y la ausencia casi total de clientes en centros comerciales, así como del cierre de negocios cuyos dueños son mexicanos que radican en Estados Unidos Lo mismo ocurrió con el coordinador general de Justicia para Ininmigrantes en Phoenix, Arizona, José Alley, quien explicó que en esa entidad la convocatoria fue atendida, "ya que no hay gente en las calles ni en sitios públicos, mucho menos en comercios" Sólo se vio a latinos salir de sus casas para sumarse a las marchas que se efectuaron en casi 150 ciudades de Estados Unidos, señaló el presidente de la Casa de México en Emocalli, Florida, Juan Romero Con ello se pretende hacer notar la relevancia que los inmigrantes de origen mexicano y latino tienen en Estados Unidos, donde representan 10% del total de la economía de esa nación

Comentarios