Profeco: "Candil de la calle " (Primera de dos partes)

lunes, 22 de mayo de 2006
La dependencia ha sido incapaz de hacer efectiva la encomienda de velar por sus derechos de consumidor: Desde hace dos años y medio las empresas Unisys y Electronic Publishing han incumplido con un contrato de 7 4 mdd para instalar un sofisticado sistema de informática en la Procuraduría, sin que ésta haga nada México, DF, 22 de mayo (apro)- Pese a que promueve que "consumidores y proveedores ejerzan sus derechos y cumplan sus obligaciones", la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha sido incapaz de hacer efectiva esa encomienda para sí misma Desde hace dos años y medio, la dependencia que encabeza Carlos Arce Macías, no ha logrado que las empresas Unisys y Electronic Publishing le cumplan plenamente el contrato para la "implantación" de un sofisticado equipo de informática, denominado Sistema de Información y Procesos (Siip), que fue objeto de una licitación internacional con un costo superior a los 74 millones de dólares El 20 de diciembre de 2002, la Profeco firmó un contrato con Unisys y Electronic Publishing --esta última con sede en la ciudad de Chihuahua--, para la "prestación de servicios profesionales para la implantación de un Sistema Integral de Información y Procesos (Siip) para la automatización de las funciones sustantivas y administrativas" de la Procuraduría, el cual debería quedar concluido el 30 de diciembre del 2003 Sin embargo, casi tres años después ambas empresas no han concluido los trabajos Aun cuando la Profeco admite que ha habido retrasos en el cumplimiento del contrato, que eufemísticamente llama "desfases", se ha negado a actuar en consecuencia, tal vez porque incumplió una de las cláusulas del contrato, de acuerdo con extrabajadores que presentaron documentos al respecto El acuerdo económico asciende a 7 millones 437 mil 690 dólares, y en su tercer apartado precisa que no se otorgarán anticipos, sin embargo, once días después de la firma, el 31 de diciembre de 2002, a Unisys se le pagó la factura CL-13936 por concepto de "licencias para el manejador de bases de datos", un millón 965 mil 350 dólares, a pesar de que aún no se había instalado ningún equipo para iniciar la "explotación de esas licencias", denunciaron "Este pago está disfrazado, porque realmente es un adelanto y en los contratos de la Administración Pública Federal están prohibidos los adelantos; la Profeco puede argumentar que era el pago de la licencia de los programas, pero ¿cómo puedes comprar licencias, si el equipo no se tenía físicamente?", dice, con documentos en mano, uno de los exfuncionarios inconformes enterado de los pormenores del convenio que solicitó el anonimato El coordinador general de Administración de la Profeco, Rafael Serna Sánchez, justificó el incumplimiento de Unisys, el cual lo atribuyó a serie de "desfases" del plan original Explicó que en diciembre pasado, el comité interno del proyecto determinó otorgar a Unisys "una última prórroga" que concluye el 30 de junio próximo, fecha en que deberá entregar todo el sistema, pese a que luego de que concluyera el plazo original, el 30 de diciembre del 2003, ambas partes firmaron un "convenio de ampliación", que les daba un respiró de ocho meses, que concluía el 15 de agosto del 2004 Ante la pasividad de la Profeco, Serna Sánchez argumentó que una vez que se inició la implantación de dicha plataforma informática, "sobre la marcha surgieron situaciones no previstas en la licitación", y como se llegó la fecha de vigencia del contrato, el 31 de diciembre de 2003, y no se había cumplido el compromiso, entonces la dependencia y la sociedad acordaron firmar el referido convenio de ampliación La historia se repitió El nuevo plazo venció y las empresas incumplieron el acuerdo La Profeco "rescindió el contrato", pero Unisys y Electronic Publishing acudieron a la Secretaría de la Función Pública (SFP), dependencia que sirvió como mediadora para arribar a un nuevo acuerdo, que no modificaba los montos del contrato, pero daba, una vez más, una nueva fecha de vigencia al 31 de diciembre de 2005 "El 31 de diciembre de 2005 llevamos un avance del 80 u 85 por ciento del proyecto, pero como tampoco se había concluido, Unisys formuló al comité técnico del proyecto su petición para obtener un nuevo plazo, bajo el argumento de complicaciones de carácter técnico, y se le otorgó al 30 de junio de 2006, fecha muy holgada para que cumplan en su totalidad", señaló Serna Sánchez De acuerdo con el contrato en poder de esta agencia, las dos empresas ?Unisys, como la propietaria de las "licencias"; y Electronic Publishing, como empresa que "implantaría" la "plataforma informática integral"? se obligan "en forma conjunta y solidaria" ante la Profeco a cumplir "satisfactoriamente" las obligaciones contenidas en las bases de la licitación, pese a los "desfases", ya que ambas son "solventes" y reúnen las "condiciones legales, técnicas y requeridas" Serna Sánchez explicó que en diciembre pasado Unisys había cumplido entre el 80 u 85 por ciento del proyecto, inclusive, agregó que existen áreas de la dependencia que ya funcionan completamente bajo la plataforma informática Siip, incluidas 37 de las 52 delegaciones en el país Sin embargo, los exservidores públicos discrepan de esa opinión, ya que existen áreas torales que aún no tienen el soporte del Siip, como son Verificación y Vigilancia, Control Presupuestal, Control de Tesorería, Contabilidad Gubernamental, Nómina, Control de Recursos Materiales y la mayoría de las delegaciones en el país El anuncio de la licitación pública internacional para el Siip fue presentado en abril y mayo del 2003, como algo innovador, esto durante la gestión de la procuradora María Eugenia Bracho González La revista Política Digital, publicó el 12 de mayo de 2003, que "para resolver una caótica infraestructura tecnológica", la Profeco recurrió a un "creativo e innovador modelo para licitar la adquisición de la solución a sus problemas", ya que se abrió la información a todas las empresas interesadas en participar y éstas ofrecieran sus soluciones, las cuales, después de dos años y medio no han podido cumplir

Comentarios