Careo entre Lydia Cacho y Kamel Nacif

jueves, 25 de mayo de 2006
* A petición de la fiscalía, el juez desecha las preguntas de la escritora * "El juicio, un subterfugio para defender al pederasta Succar Kuri", dice México, D F, 24 mayo (apro)- La estrecha oficina del Juzgado Primero Penal de Cancún, Quintana Roo, resultó insuficiente para dar cabida a los reporteros que, expectantes, aguardaron la esperado audiencia judicial en la que estuvieron frente a frente, por vez primera, el empresario Kamel Nacif y la periodistas Lydia Cacho Acusador y acusada llegaron al juzgado con 20 minutos de diferencia Acompañado de dos abogados, así como de su socio Hanna Naked y de su contador Jorge Miguel Echeverría, el llamado "Rey de la mezclilla" ?quien llegó a Cancún en un vuelo privado--, fue el primero en ingresar Malencarado, entró al área de juzgados y, al ver las instalaciones, soltó: "Esto es un asco" Unos 20 minutos más tarde llegó la autora del libro Los demonios del edén, en compañía de su abogado, Guillermo Cué El tiempo que invirtió el juez Gilberto de Jesús Herrera en dar lectura a la averiguación previa iniciada contra Cacho Ribeiro por el presunto delito de difamación, ésta permaneció a dos metros de distancia de su acusador, el empresario poblano Cacho no desperdició la cercanía para clavar, en determinados momentos, la mirada sobre Nacif, quien siempre la esquivó En la diligencia, donde se suponía que acusador y acusada se carearían, no ocurrió tal cosa El juez Herrera desechó, a petición de la fiscalía, las preguntas que formuló la periodista Ante la imposibilidad de cuestionar lo dicho por Nacif, la periodista, quien recientemente fue galardonada con el premio "Sergio Méndez Arceo" por su labor en materia de defensa de los derechos humanos, explotó y reclamó al juzgador: "Este juicio en mi contra es un subterfugio que defiende al pederasta Jean Succar Kuri" Durante la diligencia, de ocho horas, la escritora insistió en desvirtuar las pruebas presentadas por la defensa de Kamel Nacif Cuestionó, por ejemplo, los testimonios obtenidos por Nacif, en los que las víctimas de Succar Kuri se retractaron de sus acusaciones contra el presunto pederasta, ahora bajo proceso de extradición en Phoenix, Arizona, Estados Unidos El abogado de Cacho, Guillermo Cué, afirmó luego que esos testimonios fueron obtenidos en San Diego, California, bajo presiones de la defensa de Succar Kuri, por lo que lamentó que el juez Herrera les haya dado entrada Durante su comparecencia, Nacif se limitó a ratificar ante el juez las acusaciones que formuló ante el Ministerio Público y acusó a Cacho de decir puras mentiras Terminado su turno, comparecieron su socio Hanna Naked y su contador Jorge Miguel Echeverría Entrevistado antes de ingresar a la cárcel, Kamel Nacif afirmó que no ve ninguna injusticia en este proceso "No, al contrario, lo veo todo bien", expresó, mientras daba manotazos a los reporteros que lo seguían