Guardia Nacional de EU usará fuego letal en la frontera con México

jueves, 25 de mayo de 2006
* Los soldados se guiarán por las Reglas Estándares para el uso de la fuerza * Actuarán si corre peligro su vida o son testigos de algún crimen Washington, 24 de mayo (apro) - El Pentágono advirtió hoy al Capitolio que los soldados de la Guardia Nacional (hasta seis mil) que a partir de junio realizarán labores de apoyo en la frontera con México, usarán fuego letal en caso de que vean amenazada su vida "El personal de la Guardia Nacional que puede estar armado, conforme sea apropiado para su autoprotección, se guiará por las Reglas Estándares para el uso de la fuerza", declaró el subsecretario de Defensa, Paul McHale, ante el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes La advertencia del Departamento de Defensa ocurrió justo cuando en la Cámara de Senadores se extinguían las últimas horas del debate sobre el proyecto de ley de reforma a las leyes de inmigración, cuya votación final se realizará la tarde de este jueves El despliegue de los seis mil soldados que ordenó Bush, y que recibió el apoyo a través de una enmienda contenida en el proyecto de ley de reforma migratoria, será la confirmación de que el gobierno estadunidense intentará contener la entrada de inmigrantes indocumentados a través de la militarización de los más de tres mil kilómetros de frontera que comparte con México En el curso de las 30 horas finales de debate en el Senado, fueron varios legisladores los que expresaron cierta preocupación por el mensaje que se puede interpretar en México ante la presencia de los solados estadunidenses No obstante, la mayoría de los 100 senadores estuvo de acuerdo en que si se quiere ayudar a resolver el problema de residencia en Estados Unidos de unos 11 o 12 millones de inmigrantes indocumentados, entonces es necesario garantizar el cierre de la puerta principal Los parámetros del uso de la fuerza de las "Regla Estándares", estipulan que los soldados deben usar la fuerza letal cuando vean amenazadas sus vidas, o cuando sean testigos de un crimen Como la Guardia Nacional estará en la frontera con México directamente dependiendo de las órdenes de los gobernadores de Arizona, California, Texas y Nuevo México, la instrumentación de las Reglas Estándares del uso de la fuerza se condiciona a los dos aspectos definidos por el Pentágono para justificar su uso McHale, quien reiteró a los legisladores miembros del Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, que bajo las directrices que emitió el presidente Bush, los soldados que se trasladarán a la frontera con México a partir del próximo 3 de junio, colaborarán con la Patrulla Fronteriza solamente en misiones de logística Ayudarán en la construcción de caminos, a levantar cercos de concreto, de acero y de alambre; analizarán información satelital sobre la ubicación de inmigrantes indocumentados, y labores médicas de urgencia; pero no participarán en actividades de detención de indocumentados, supervisión de documentos de los detenidos o persecuciones de los crucen la frontera "Estarán armados cuando las misiones pongan en peligro a las tropas", anotó el subsecretario de Defensa, quien admitió que es un punto muy sensitivo la presencia de los soldados en la región limítrofe sur de Estados Unidos Una de las excepciones que puede ocurrir en el caso de las tropas estadunidenses de la Guardia Nacional para usar armas de fuego, ocurriría en caso de que el gobernador de la entidad donde estén ubicados, invoque al Estatuto 32 de las Reglas Estándares, medida bajo la cual la Guardia Nacional usa armas de fuego letal al realizar labores de guardia y para garantizar el orden, actuando como lo hace la policía civil En la Cámara de Senadores donde se está llegando a la etapa final de un problemático y turbulento debate sobre la reforma migratoria, el proyecto de ley final podría definir dos principios básicos: sellar la frontera con México a través de los métodos y recursos que sean necesarios; y establecer reglas condicionales para que algunos indocumentados que están en Estados Unidos puedan regularizar su estatus de residencia El resto tendría que someterse a procesos más engorrosos como participar en un programa de empleo temporal, que no es una garantía para que eventualmente se quede como residente permanente

Comentarios