La burbuja de Felipe

jueves, 25 de mayo de 2006
México, D F, 24 de mayo (apro)- A Felipe Calderón se le empieza a terminar el gas Recientes encuestas muestran que va disminuyendo la burbuja que lo elevó a la cresta de las encuestas sobre preferencias electorales y ahora, con este efecto negativo, llegará al debate del 6 de junio que será clave en las aspiraciones de los candidatos a la Presidencia de la República En los últimos dos meses Felipe Calderón y su equipo tomaron como un principio de victoria los resultados que todas las encuestas publicadas registraron en su favor Los diferentes sondeos le daban de tres a diez puntos de ventaja sobre Andrés Manuel López Obrador y a partir de estos resultados el candidato del PAN comenzó a cantar la victoria antes de tiempo Calderón cometió el mismo error que López Obrador, quien meses atrás tomó a pie juntillas los resultados de las encuestas, se confió y lanzó el grito triunfador cuando muchos de estos informes lo único que reflejaban era el efecto de hechos que incidieron momentáneamente en el ánimo ciudadano, como el proceso de desafuero, eventos que al final eran pasajeros En el caso del aspirante presidencial del PAN, ocurrieron varios hechos que lo beneficiaron momentáneamente y siguiendo una estrategia bien definida, los aprovechó para auparse en la ola demoscópica En su conjunto hechos como la famosa frase "¡Cállate chachalaca!" que Andrés Manuel López Obrador le propinó al presidente Fox; la decisión del perredista de no acudir al debate y los enfrentamientos internos del PRI que denostaron la de por si alicaída imagen de Roberto Madrazo, dieron la ventaja momentánea a Calderón Además, Calderón recibió el impulso de la campaña gubernamental que encabezó el presidente Vicente Fox con una descomunal difusión de 456 mil 375 spots sobre de obras de gobierno, lo que equivale a un gasto de mil 709 millones 988 mil 736 pesos Al mismo tiempo, desplegó una campaña negativa bajo el lema de Andrés Manuel "es un peligro para México", que surtió efectos entre la clase media indecisa en su voto La conjunción de estos hechos dio ese impulso momentáneo a la campaña de Calderón, con el cual se pretendía llegar al segundo debate que se realizará el martes 6 de junio Pero el efecto no alcanzó, la burbuja rompió antes de tiempo y ahora ya comienza a expresarse en una caída en las preferencias ciudadanas, como lo muestran las encuestas semanales de Gabinete de Comunicación Estratégica, de Federico Berruelo; de Saba Consultores, que registran un repunte de López Obrador, e incluso la favorita del PAN, la del periódico Reforma que registra una ligera caída de un punto del panista y un aumento de dos puntos del perredista Es previsible que Calderón tenga un ajuste en las nuevas encuestas que realicen las demás empresas dedicadas a realizar sondeos Sobre todo porque ya no tendrá el soporte de la campaña presidencial a su favor y porque su estrategia de campaña se verá mermada por las denuncias públicas y judiciales que el PRD y el PRI han presentado por el uso de recursos públicos en su favor El IFE, además, está en vías de determinar que el PAN deje de hacer propaganda negativa en contra de López Obrador con el lema de "es un peligro para México, el cual había sido muy efectivo para denostar la imagen del tabasqueño; pero quizá el mayor impacto negativo que vaya a tener la campaña de Calderón venga de la denuncia pública y judicial que se ha hecho por la participación descarada del presidente Fox a favor del candidato del PAN La intervención directa del presidente de la República en favor de Calderón pone a los panistas en la misma condición de ilegalidad que tanto denunciaron en el pasado en contra del PRI por el uso de recursos oficiales en favor de sus respectivos candidatos presidenciales La sola percepción ciudadana de compararlos con los priistas, pone a Calderón y a los panistas en una situación incómoda Sobre todo si se usa como argumento en su contra la reciente adhesión de priistas como Diódoro Carrasco, Genaro Borrego, Carlos Ruiz Sacristán y Luis Téllez a su propuesta de campaña, pues en toda su historia los panistas han criticado ferozmente las manchas de corrupción en todos los militantes priistas y el "trapecismo" político Felipe Calderón ha empezado a sufrir el mismo efecto de López Obrador, comienza a acusar las consecuencias de tomar como una verdad el resultado de las encuestas, sobre todo las que se realizaron telefónicamente, las cuales tienen un margen de error muy amplio La decisión de ir a todos los programas de Televisa, deportivos, noticiosos y hasta de diversión, muestran la necesidad de Calderón de mantener el efecto mediático de su campaña Pero este efecto no ha bajado a la llamada "campaña de tierra", la de los actos en comunidades, barrios y ciudades, las cosas no están bien El viernes pasado en Chiapas, por ejemplo, tuvo que cancelar dos actividades, y en otros los foros se llenan a medias La "burbuja" en la que se había metido Calderón ha comenzado a desinflarse en el momento menos indicado para el candidato presidencial del PAN Hoy las primeras encuestas indican que hay un repunte de López Obrador y que podría estar arriba por unos cuantos puntos Así, a un mes de que concluyan las campañas se vislumbra un empate técnico, aunque esto podría cambiar con el debate Pero no es lo mismo llegar con aires de triunfo, que con el ímpetu menguado

Comentarios