Muro en lugar de visas

sábado, 27 de mayo de 2006
México, D F, 26 de mayo (apro)- La seguridad de sus fronteras, no la legalización de los indocumentados, es lo único cierto de la reforma migratoria aprobada hasta ahora por el Senado estadunidense Las recientes discusiones en el Congreso estadunidense, e iniciativas de George Bush sobre una reforma migratoria, pretenden no tanto ordenar los flujos migratorios, sino sellar su frontera con México, temerosos de la infiltración de terroristas Lo más firme de las iniciativas aprobadas por separado en la Cámara de Representantes (diputados) y el Senado, es la ampliación del muro fronterizo Lo único que está por conocerse es qué longitud de la frontera será cerrada con púas, concreto y metal reciclado de la guerra de Vietnam para impedir el paso de inmigrantes ilegales La Cámara de Representantes, que busca una reforma punitiva para tratar como delincuentes a los emigrantes indocumentados, pretende la construcción de una valla de más de mil cien kilómetros El Senado ?que el jueves pasado abrió apenas la posibilidad para la legalización de unos 11 o 12 millones de indocumentados? propone que la valla sea cercana a los 600 kilómetros Las propuestas deben armonizarse, pero al final se espera un consenso en la construcción de muros en diferentes zonas, que totalicen 500 millas, unos 800 kilómetros Esa cantidad, sumada a los 120 kilómetros que existen actualmente entre Tijuana y San Diego ?construidos en diferentes fases durante los noventa?, hará que la frontera tenga una barda cercana a los mil kilómetros Es decir, que en los próximos meses estará sellada poco menos de una tercera parte de la frontera común, principalmente en una zona que comprenda a Baja California, Sonora y Tamaulipas En menor medida está considerada la frontera con Chihuahua, lo que llama la atención debido al intenso tráfico ilegal que existe con Texas Adicionalmente, la Guardia Nacional redoblará la vigilancia en la zona, toda vez que Bush ordenó el envío de 6 mil efectivos en auxilio de la Border Patrol Los nuevos elementos se sumarán a los que ya están desplegados en varios puntos de la frontera El Congreso y la Presidencia estadunidenses están convencidos de que México no les garantiza seguridad en la frontera La muestra es el más del medio millón de personas que entra ilegalmente a ese país --provenientes no sólo de México?, sino el imparable y creciente tráfico de drogas El tráfico de personas y de drogas hacia Estados Unidos, y el de armas hacia México, ha hecho de la frontera una zona fértil para la delincuencia organizada, que opera en ciudades de los dos lados y es cada vez más violenta Detrás del debate de la reforma migratoria ha estado el tema de la inseguridad fronteriza, entendida sólo como la incapacidad de México para controlar a los cada vez más emparentados carteles de la droga y traficantes de personas En respuesta, se construyen vallas o se organizan milicias civiles, como los minuteman Esas soluciones policiales dejan de lado que miles de personas son detenidas en las entradas marítimas o aéreas de Estados Unidos, además de aquellas que tienen papeles en regla obtenidos de manera fraudulenta o falsificados con alta tecnología, lo que ha generado también un millonario mercado negro de documentos Para el propósito estadunidense, las vallas son efectivas, pero sólo donde se colocan, obligando a que los indocumentados reorienten su ingreso, como ocurrió cuando se vieron obligados a desplazarse de Tijuana a Sonora, a fin de entrar por el desierto y acceder a Arizona, lo que aumentó el número de muertes Desde 1995, las vallas con cada vez más sofisticadas Ese año, el Laboratorio Nacional Sandia diseñó y creó una "triple contención" para impedir el acceso a pie y a la vez facilita el patrullaje Esa vigilancia se apoya en tecnología de video de amplias zonas, de sensores de movimiento, calor y metales, además de tecnología de imagen térmica Ahora, con la llegada de la Guardia Nacional, la Patrulla Fronteriza podrá capacitarse también en vigilancia aérea Es probable que la vigilancia cada vez más sofisticada, a partir de la construcción de muros, ocurra en las áreas donde actualmente hay un tráfico intenso de indocumentados, sobre todo cerca de áreas urbanas de Texas, Arizona y Laredo Sin duda eso tendrá un impacto en la población de esos estados, lo que le abrirá un espacio a Bush ante los votantes estadunidenses de cara a las elecciones de noviembre próximo La percepción del electorado anti-inmigrante será que el gobierno está haciendo algo para enfrentar el fenómeno, aunque no sea la solución de fondo Para México, el resultado de esas acciones de seguridad será lamentablemente el incremento de muertes de quienes intenten cruzar la frontera por las zonas no vigiladas Los cruces se intentarán entonces por áreas áridas, hostiles y lejos de las ciudades, donde los trabajadores que intentan entrar ilegalmente estarán aún en mayor riesgo de muerte El negocio para los coyotes será por tanto más rentable, en tanto que se incrementará el riesgo de entrar ilegalmente a Estados Unidos, con lo que se perpetua el círculo vicioso en que se ha manejado el tema migratorio Se trata de un fenómeno mucho más complejo, que exige más que la construcción de vallas Tiene que ver con las condiciones económicas y sociales en ambos lados de la frontera, por lo que las soluciones parciales darán pocos resultados más allá de un probable aumento de muertes Esos son los resultados previsibles de lo que hasta ahora perfila la reforma migratoria estadunidense Lo demás es retórica

Comentarios