Falleció la coreógrafa y activista Katherine Dunham

lunes, 29 de mayo de 2006
México, D F, 29 de mayo (apro)- La coreógrafa y activista política Katherine Dunham murió el domingo 21 en Nueva Cork Tenía 96 años de edad Filósofa y antropóloga, Dunham --en búsqueda de su propia identidad como afroamericana--, investigó las formas dancísticas caribeñas y las incorporó a la danza moderna que nacía apenas en Estados Unidos, la cual estaba mayormente influenciada por las tendencias europeas Dunham le quitó lo rígido a las caderas e hizo sentir la fuerza sexual de la negritud Maestra de Marlon Brando y James Dean, Dunham llegó al final de su vida artrítica en la pobreza, situación que, según sus seguidores, "llevó con dignidad y gracia" Militante en la lucha para incorporar a los artistas negros a la danza norteamericana, la artista creó, en 1930, una compañía conformada exclusivamente por bailarines de raza negra Su proyecto recorrió el mundo hasta los años 70, y adquirió una enorme reputación dentro de la militancia en pro de los derechos humanos, debido a que se negaba a dar funciones en teatros que segregaban a los negros Durante su carrera, Dunham recibió 10 doctorados honoríficos, la Medalla Presidencial de las Artes, la Medalla de Honor de la Legión Extranjera de Francia, así como homenajes y reconocimientos de países como Brasil y Haití No obstante, en 1967, decidió dejar el glamour neoyorquino para encabezar, en East San Luis, Illinois, un proyecto destinado a la generación de proyectos culturales para las zonas más marginadas de la ciudad Su trabajo se dirigió hacia los vagos, las familias marginales e inmigrantes que habitaban viejos edificios que habían sido quemados, así como drogadictos y jóvenes en vías de convertirse en delincuentes Junto con ella participaron otros artistas negros, como Harry Belafonte Además de la danza, en sus talleres se impartían grabado en madera, artes marciales, tejido de pelo al estilo africano e idiomas, como el creole, español, inglés, swahili y francés Pero con el tiempo, los apoyos económicos que recibía por parte del gobierno de Estados Unidos, se fueron reduciendo, y para los años 80, la artista apenas podía sostener su escuela de danza para niños y un museo Enferma de artritis y en la pobreza, Dunham volvió a ser noticia en 1992, cuando realizó una huelga de hambre en protesta de la política del gobierno estadunidense en relación con los inmigrantes ilegales de origen haitiano Incluso, llegó a declarar que era "penoso ser norteamericana"

Comentarios