Un análisis a "La otra campaña"

lunes, 29 de mayo de 2006
* Número seis de la revista Contrahistorias La otra mirada de Clío México, DF, 29 de mayo (apro)- Con textos de investigadores como Carlos A Aguirre Rojas, Adolfo Gilly, Pablo González Casanova e Immanuel Wallerstein, el número seis de la revista Contrahistorias La otra mirada de Clío presenta un análisis de la llamada Otra Campaña, emprendida por el subcomandante Marcos en forma paralela a las campañas electorales Contrario a la actitud belicosa que se ha querido atribuir a Marcos y su movilización, especialmente desde medios oficiales, sobre todo después de los sucesos de San Salvador Atenco, el historiador y sociólogo Aguirre Rojas, especialista del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, afirma que su cauce sigue siendo "pacífico, organizado, y dirigido racional y sensatamente hacia la construcción de otro país y otro sistema social" Egresado de la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París, y autor de Chiapas en perspectiva histórica, Mitos y olvidos en la historia oficial de México y Antimanual del mal historiador, entre otros libros, advierte --en su texto "Ir a contracorriente: el sentido de La Otra Campaña"-- que el país está en efervescencia Y aunque para el también historiador es obvio que la historia nunca se repite de manera idéntica, advierte la cercanía del año 2010, pues recuerda que tanto la gesta de Independencia como la Revolución Mexicana fueron, respectivamente, en 1810 y 1910: "Temporalidad puramente conjetural y aproximativa de una posible década, que se matiza a partir de la conciencia de la verdadera ?situación de emergencia? que hoy vive nuestro país, y que parece encaminarlo nuevamente hacia la ya cercana y emblemática fecha del 2010" A decir del investigador, ambas gestas fueron en parte fruto del desfase entre los "brutales" cambios económicos y una situación política asfixiante Por ello previene: "Y en esta misma lógica, el 2010 se anuncia en México como un año que habrá de presenciar una similarmente aguda y extrema contradicción, entre una economía que fue destruida y modificada también brutalmente por tres décadas de políticas neoliberales salvajes, frente a una situación de similar asfixia política, representada hoy por nuestro decadente Estado mexicano y por nuestra vergonzosa clase política mexicana contemporánea" Dice que incluso La Otra Campaña parte también de la convicción de que el país camina "otra vez" hacia un estallido social, sólo que éste de "grandes proporciones", que podría devastar al país o bien, ser pacífico, organizado, y creativo, al punto de crear un país con otro sistema social no capitalista Y es que para el economista el sentido de La Otra Campaña se ubica también en un contexto mundial de "crisis terminal del capitalismo" En opinión suya, si no se da fe a ello y se sigue pensando que el capitalismo vive con la globalización una nueva etapa luminosa, no pueden explicarse cómo movimientos como el del propio EZLN, el de los Sin Tierra en Brasil o los Piqueteros Argentinos tienen impacto mundial A decir del autor, el propio Marcos ha recogido durante La Otra Campaña el clima de tensión en el país Lo cita: "lo que hemos escuchado por estos nueve estados por los que hemos pasado, es un hervor que hay allá abajo [] la gente ya está harta, ya está harta y no cree en ningún partido político, en ninguno, ni cree en la vía electoral; se está levantando allá abajo, se está preparando un gran estallido social, grande como ni en la Revolución Mexicana ni en la Guerra de Independencia; lo que nosotros estamos haciendo es juntando todas esas rebeliones, todas esas rebeldías, para que al final no sea que un líder queda como chingón, y las cosas siguen igual" Lo que cree Aguirre es que este movimiento, a diferencia de la política tradicional que de forma inmediatista tiene la mira en las elecciones de 2006, busca otra forma de hacer política, más orientada hacia la democracia directa, la idea del autogobierno, la autogestión y el respeto a la opinión de las minorías

Comentarios