Un cowboy ruso

lunes, 29 de mayo de 2006
México, D F, 29 de mayo (apro)- El torneo M-tel, que se realiza en Sofía, Bulgaria, tiene características que lo hacen único en el circuito internacional de competiciones ajedrecísticas Una primera razón para ello es la regla de que no se pueden hablar los jugadores en toda la partida y, por ende, no se puede proponer el empate en ningún momento El mundo del ajedrez ha vivido durante muchos años el problema de las tablas de los grandes maestros, es decir, los empates sin lucha, que se hacen por mutuo acuerdo pasadas no más de 15 jugadas, aunque es claro que hay algunos que, incluso, acuerdan empates de lo más descarado Por ejemplo, en un torneo en Moscú, en los años cincuentas, cierto jugador, si lograba el empate en la última ronda se aseguraría el primer puesto Cuando este personaje y su rival en turno empezaron la partida --no había hecho ni siquiera la primera jugada cuando--, después de unos 10 minutos le dijo a su rival: "la posición me parece de lo más pareja, le ofrezco el empate" El rival aceptó Ésta es probablemente la partida más corta de toda la historia Un torneo como el que se está disputando, en donde se juegan tres o cuatro partidas seguidas (una por día), con un día de descanso, a veces, resulta insuficiente para los mismos jugadores Así, en ocasiones es necesario apelar al recurso del empate rápido, para hacerse de energías y descansar un poco de una competencia tan larga y agotadora De hecho, en la época que Robert "Bobby" Fischer jugaba, en un torneo interzonal, en donde se clasificaban tres jugadores para disputar el campeonato mundial, el estadunidense denunció una maniobra que los rusos estaban realizando con un descaro inaudito: entre ellos empataban, pero cuando jugaban contra Bobby, entonces luchaban hasta el último recurso Así, Fischer no tenía realmente descanso mientras que los rivales más fuertes de él, todos rusos, podían darse el lujo de empatar rápidamente, ahorrando energías para jugar contra el antagonista de la supremacía rusa en el juego ciencia Y peor aún, aunque Fischer ganara la mayoría de estos retos, si los rusos veían su liderazgo empañado, entonces se dejaban ganar contra el ruso que fuese mejor colocado De esa manera no se les podía ganar nunca Esto cambió posteriormente, debido a las incontables denuncias del estadunidense y el mecanismo de los torneos por el campeonato mundial se cambió a matches individuales, eliminando así esta sucia técnica de los soviéticos de ese entonces Pero regresando al torneo M-Tel, la agradable sorpresa la está dando el exruso Gata Kamsky (que ahora vive en Nueva York), al ir liderando el torneo ante una pléyade de jugadores consagrados, incluso el actual campeón de la FIDE, Veselin Topálov La nómina de jugadores incluye a dos excampeones del mundo, Viswanathan Anand, de la India, y a Ruslam Ponomáriov, de Ucrania Completan el torneo el francés Ettiene Bacrot y el ruso Peter Svídler El cowboy ruso, cuyo rating en la lista internacional, es el menor de todos los participantes, lleva 45 puntos de 6 posibles, para un desempeño de casi 2,900 puntos elo Anand, que le sigue el paso a Kamsky, tiene 4 puntos e igualmente su desempeño es a la alza, de 2,849 puntos, aunque nada espectacular frente a lo el líder del torneo está haciendo Svídler va en tercero, a un punto del líder, con 35 unidades, y un desempeño de 2,813 puntos Le sigue Topálov, campeón actual de la FIDE, con 25 puntos, dos derrotas dolorosas, una frente al indio Anand y otra ante Svídler, pero por ello, su desempeño es apenas (dentro del ajedrez de elite), de 2,676 Le sigue el francés Bacrot, con 20 puntos y una actuación 2,668 puntos debajo de su real fuerza Finalmente Ponomáriov es el foco rojo de la competencia, con 15 puntos, y un desempeño de 2,543 puntos Hoy mismo, mientras este artículo está siendo escrito, el indio Anand, uno de los jugadores más talentosos del mundo está sufriendo contra Topálov Kamsky parece tener una posición superior (si no es que ganadora) contra Bacrot; y Peter Svídler se está dando "hasta con la cubeta" en una aguerrida partida contra Ponomáriov Sin duda que la idea de eliminar los empates rápidos, promoviendo así un ajedrez más de lucha, está dando resultados y quizás la idea se empiece a popularizar, eliminando finalmente esta plaga que ha existido desde hace tanto en el mundillo del tablero escaqueado

Comentarios