Rechaza ONG proyecto de terminal de gas licuado en Manzanillo

viernes, 5 de mayo de 2006
* Bios Iguana acusa a la CFE y a la Universidad de Colima de mentir para adecuar el plan a instrumentos legales ambientales * Pasan por alto prohibiciones ecológicas para sacar adelante la construcción Colima, Col , 4 de mayo (apro)- El grupo ecologista Bios Iguana acusó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a la Universidad de Colima de mentir "de manera dolosa" cuando afirman que el proyecto de la terminal de gas natural licuado, que se pretende construir en el municipio de Manzanillo, es compatible con los instrumentos legales ambientales Durante su participación en la consulta pública sobre la manifestación de impacto ambiental del proyecto, el presidente de la organización ambientalista, Gabriel Martínez Campos, sostuvo que al hacer su lectura del instrumento legal y relacionarlo con el proyecto la CFE y la institución educativa "omiten o niegan la existencia de las condiciones biológicas, los ecosistemas, las especies o inclusive las reconocen sólo en escenarios distintos o distantes del lugar del asentamiento del proyecto, para lograr adecuarlo a las condicionantes legales" El proyecto de la terminal de gas natural licuado, para el que se prevé una inversión de más de mil 500 millones de dólares, fue anunciado desde diciembre de 2004 y actualmente se encuentra en la fase de análisis de la manifestación de impacto ambiental por parte de la Semarnat Martínez Campos señaló que con la ubicación del proyecto, la legislación ambiental ha sido "pisoteada", especialmente el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de la Subcuenca de la Laguna de Cuyutlán, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable del estado de Colima El dirigente ecologista indicó que de acuerdo con programa de ordenamiento ecológico territorial vigente, el proyecto de la terminal de gas natural licuado se encuentra ubicado sobre nueve unidades de gestión ambiental, que según el ordenamiento deberían ser destinadas a otras actividades diferentes a la industrial La unidades de gestión ambiental que serían afectadas por el proyecto son la Ent8, Ent15, Ff17, Ag26, Ac31, If36, Ent39, Ent40, Ff43, en las que sólo se permiten actividades de turismo de bajo impacto, pecuario, acuacultura y agricultura, además de que en la mayoría de ellas se establecen políticas de protección, conservación y restauración por la existencia en algunos casos de dunas costeras y sitios de desove de tortugas marinas Por lo tanto, señaló Gabriel Martínez, dentro de las prohibiciones que marca el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de la Subcuenca de la Laguna de Cuyutlán se encuentran, entre otras, deforestar, destruir, desecar o rellenar humedales, manglares, esteros o pantanos; modificar la línea de costa o modificar de alguna forma playas arenosas o rocosas y dunas costeras; realizar actividades de dragado o de cualquier otra naturaleza que generen la suspensión de sedimentos o provoquen áreas con aguas fangosas o limosas dentro del área protegida o en zonas aledañas, sin antes haber realizado estudios técnicos pertinentes, así como instalar plataformas o infraestructura de cualquier otra índole

Comentarios