Lo que oí sobre Irak, de Elliot Weinberger

lunes, 8 de mayo de 2006
México, D F, 8 de mayo (apro)- Elliot Weinberger, el poeta neoyorquino (1949) que dijo a Proceso en 1990 --cuando Octavio Paz obtuvo el Nobel de Literatura-- "Paz ha sido mi universidad", y traductor al inglés de la obra del escritor mexicano, acaba de publicar un libro sumamente interesante y original: Lo que oí sobre Irak, conjunto de declaraciones de múltiples personajes en torno a la guerra de Estados Unidos contra ese país Weinberger es autor de 12 de septiembre Carta de Nueva York (Era, 2003) Ha publicado en México un volumen de ensayos, Invenciones de papel, y Una antología de la poesía norteamericana desde 1950 Fue corresponsal de la revista Vuelta en Nueva York y frecuente colaborador de Artes de México Ha traducido también los ensayos de Jorge Luis Borges, además de textos de Vicente Huidobro, Javier Villaurrutia y Bei Dao, entre otros escritores En 2000 fue el primer escritor literario estadunidense en recibir la Orden del Águila Azteca, máxima condecoración que otorga el gobierno mexicano a un extranjero También en Era edita este volumen de escasas 92 páginas, y en seguida se reproducen algunos de los testimonios compilados por Weinberger en su primer capítulo * * * En 1992, un año después de la primera Guerra del Golfo, oí decir a Dick Cheney, entonces secretario de Defensa, que Estados Unidos no iba a invadir Bagdad para no "empantanarse en problemas al intentar tomar y gobernar Irak" Oí que dijo: "La pregunta que tengo en mente es, ¿cuántas víctimas estadunidenses más vale Saddam Hussein? Y la respuesta: no muchas malditas muertes más" En febrero de 2001, oí decir a Colín Powell: "Saddam Hussein no ha alcanzado una capacidad importante para desarrollar armas de destrucción masiva No tiene los medios para proyectar fuerzas convencionales contra sus vecinos" Ese mismo mes, oí que un informe de la CIA contenía la siguiente declaración: "No contamos con pruebas directas de que Irak haya dedicado el periodo posterior a la operación Zorro del Desierto a restablecer sus programas de armas de destrucción masiva" Dos meses después, oí decir a Condoleezza Rice: "Somos capaces de impedirle el acceso a las armas Sus fuerzas militares no han sido reconstruidas" Oí que seis horas después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Donald Rumsfeld dijo que ésta podría ser una oportunidad para "pegarle" a Irak: "Masivamente Hay que arrasar con todo, esté o no relacionado" Oí que Condoleezza Rice preguntó: "¿Cómo se les saca provecho a estas oportunidades?" Oí que el 17 de septiembre el presidente firmó un documento "altamente confidencial" en el cual le ordenaba al Pentágono comenzar los planes para la invasión Oí que, unos meses después, secreta e ilegalmente, desvió 700 millones de dólares aprobados por el Congreso para operaciones en Afganistán a la planificación de la guerra en el nuevo frente En Febrero de 2002 oí que un "jefe militar de alto rango" no identificado dijo: "Estamos sacando de Afganistán recursos y personal militar y de inteligencia para prepararnos para una futura guerra en Irak" Oí decir al presidente que Irak es una "amenaza de una urgencia extraordinaria", porque no hay "la menor duda de que el régimen iraquí sigue teniendo las armas mortales jamás concebidas" Oí decir al vicepresidente: "Simple y llanamente, no cabe la menor duda de que hoy Saddam Hussein tiene armas de destrucción masiva" Oí al presidente decirle al Congreso: "El peligro que corre nuestro país es grave El peligro que corre nuestro país va en aumento? El régimen busca obtener una bomba nuclear, y de conseguir material fisible, podría construirla en cuestión de un año" Y ese mismo día lo oí decir: "Los peligros a los que nos enfrentamos ahora serán mucho peores mes con mes, año con año Ignorar estas amenazas equivale a fomentarlas Y cuando se hayan concretado cabalmente, será demasiado tarde para protegernos tanto a nosotros mismos como a nuestros amigos aliados Para entonces el dictador iraquí habrá obtenido los medios para aterrorizar y dominar la región Cada día que pasa podría ser el día en que el régimen iraquí le proporcione a alguno de sus aliados terroristas ántrax, el agente neurotóxico VX o incluso un arma nuclear" Oí decir al presidente, en su Discurso sobre el Estado de la Unión, que Irak tenía escondidos 25 000 litros de ántrax, 38 000 litros de toxina botulínica y 500 toneladas de gases enervantes, sarin y mostaza Oí decir al presidente que Irak había intentado comprar uranio para fabricar armas nucleares --posteriormente se precisó que era óxido de uranio concentrado proveniente de Níger--, así como miles de tubos de aluminio "apropiados para la producción de armamento nuclear" Oí decir al vicepresidente: "Sabemos que se ha entregado de lleno a adquirir armamento nuclear y creemos que, de hecho, ha logrado reconstruir armas nucleares" Oí decir al presidente: "Imagínense a esos diecinueve terroristas con otro tipo de armas y otros planes, esta vez armados por Saddam Hussein Con que se cuele una sola ampolleta, un frasco o un bulto a este país podríamos experimentar un día de un horror tal como jamás hemos conocido" Oí decir a Donald Rumsfeld: "Algunos sostienen que la amenaza nuclear de Irak no es inminente Yo no estaría tan seguro" Oí decir al presidente: "Estados Unidos no puede ignorar la amenaza que crece en contra nuestra Estamos ante la clara evidencia del peligro y no podemos esperar hasta obtener la última prueba --la ?pistola humeante?--, que podría ser un hongo atómico" Oí decir a Condoleezza Rice: "No queremos que la ?pistola humeante? sea un hongo atómico" Oí al embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea decirles a los europeos: "Ustedes tuvieron a Hitler en Europa y, en realidad, nadie hizo nada al respecto Ese mismo tipo de persona está ahora en Bagdad" Oí decir a Colin Powell en la ONU: "En tan sólo un mes pueden producir suficiente agente biológico seco para matar a miles y miles de personas Saddam Hussein tiene grandes cantidades de armas químicas de las que jamás ha rendido cuentas: 550 granadas de artillería cargadas con gas mostaza, 30 000 ojivas y suficientes precursores como para producir una reserva de 500 toneladas de agentes químicos Nuestro cálculo conservador es que en la actualidad Irak posee aproximadamente entre 100 y 500 toneladas de agentes para armas químicas Tan sólo 100 toneladas bastarían para que hubiera destrucción masiva en un área de más de 160 kilómetros cuadrados, un área de cinco veces el tamaño Maniatan" Lo oí decir: "Todo lo que he dicho el día de hoy está respaldado por fuentes, fuentes sólidas No se trata de simples afirmaciones Lo que hoy presentamos antes ustedes son hechos y conclusiones basados en información contundente recabada por el servicio de inteligencia" Oí decir al presidente: "Irak cuenta con una flota creciente de aeronaves tripuladas y no tripuladas que podrían ser utilizadas para rociar armas químicas o biológicas en territorios muy extensos" Lo oí decir que "Irak podría lanzar un ataque químico o biológico apenas 45 minutos después de dar la orden" Oí decir a Tony Blair: "Se nos pide que aceptemos que Saddam decidió destruir esas armas El absurdo de tal petición es patente" Oí decir al presidente: "Sabemos que durante una década Irak y Al Qaeda han tenido contacto al más alto nivel Sabemos que Irak ha entrenado a miembros de Al Qaeda en la fabricación de bombas, venenos y gases mortales Su alianza con terroristas permite el régimen iraquí atacar a Estados Unidos sin dejar huella alguna" Oí decir al vicepresidente: "Hay pruebas inequívocas de que Al Qaeda tuvo contacto con el gobierno iraquí Tengo la seguridad de que entre ellos se había establecido una relación" Oí decir a Colin Powell: "Los funcionarios iraquíes niegan tener vínculos con Al Qaeda Lo que alegan simplemente no es creíble" Oí decir a Condoleezza Rice: "Claramente hay nexos entre Al Qaeda y Saddam Hussein que pueden ser documentados" Oí decir al presidente: "No se puede distinguir entre Al Qaeda y Saddam" Oí decir a Donald Rumsfeld: "Imagínense un 11 de septiembre con armas de destrucción masiva No se trataría de tres mil, sino de decenas de miles de mujeres, hombres y niños inocentes" Oí a Colin Powell decir al Senado que "el momento de la verdad está por venir": "Éste no es simplemente un ejercicio académico o un rapto de ira de Estados Unidos Estamos hablando de verdaderas armas Estamos hablando de ántrax Estamos hablando de toxina botulínica Estamos hablando de programas de armamento nuclear" Oí decir a Donald Rumsfeld: "Ningún Estado terrorista constituye una amenaza mayor o más inmediata para la seguridad de nuestra población" Oí decir al presidente "erizado de furia": "Este asunto del tiempo, ¿cuánto tiempo necesitamos para ver con claridad que no va a desarmarse? Está retardando todo Nos está engañando Está pidiendo más tiempo Está jugando a las escondidas con los inspectores Si hay algo seguro es que no se va a desarmar Ciertamente nuestros amigos han aprendido las lecciones del pasado Esto parece la retransmisión de una mala película y no me interesa volverla a ver" Oí que, unos días antes de que autorizara la invasión de Irak, el Senado recibió un informe secreto del Pentágono que sostenía que Irak podía lanzar ántrax y otras armas químicas y biológicas contra la costa este de Estados Unidos usando drones, aeronaves no tripuladas Oí decir a Donald Rumsfeld que no presentaría ninguna prueba específica de las armas de destrucción masiva de Irak, ya hacerlo podría poner en peligro la misión militar al revelarle a Bagdad lo que sabía Estados Unidos