Insta Gómez Urrutia a Fox a frenar violencia contra mineros

sábado, 10 de junio de 2006
* Alertan sobre inminente intervención de PFP en minas de La Caridad y Agua Prieta México, D F, 9 de junio (apro)- Ante la inminente intervención de la Policía Federal Preventiva (PFP) en las minas de La Caridad y Agua Prieta, en Sonora, Napoleón Gómez Urrutia envió un telegrama al presidente Vicente Fox, en que le pide frenar las acciones violentas contra trabajadores mineros Le exige "cesar de inmediato las maniobras militares que tienden un cerco sobre los mineros mexicanos en Cananea, Sonora", y le hace un llamado "a su espíritu de gobernante civil y pacifista", a fin de que no se intensifique un conflicto que parece superable con la política como instrumento de conciliación Le recuerda que la industria minera es estratégica en la economía de México, que tanto los empresarios como los trabajadores impulsan los factores de producción para equilibrar la industria, respetando las instituciones políticas y jurídicas de todo el país "En el pasado y en el presente, nada justifica la intromisión de las fuerzas públicas y mucho menos la presencia militar ante las manifestaciones materiales de derechos que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos les confiere a los trabajadores como actores fundamentales de la vida histórica del país", dice el telegrama Después de casi seis meses de conflicto entre el gobierno foxista y Gómez Urrutia, considera que es tiempo de la concordia para que no se ponga en peligro ni se afecte la vida y los bienes de los mineros mexicanos, que defienden "su justa demanda de respeto a la autonomía sindical y a la dignidad obrera Es la hora suprema de la civilidad política", indica En estas circunstancias políticas, dice, es necesario conservar la paz, por ello, solicita "que la reflexión y la serenidad del juicio de gobernante lo conduzcan a un último esfuerzo para crear condiciones en las que el diálogo preceda a la concordia, y que los mineros mexicanos puedan llevar a cabo sus manifestaciones políticas sin amenaza, o las acciones de una represión violenta o desmedida" Gómez Urrutia le dice "respetuosamente" al presidente que en Cananea están mineros extranjeros de manera legítima y legal, por lo que "el peligro o el daño a los agremiados a los Steelworkers de Arizona, tendría consecuencias muy graves para el prestigio internacional de la nación; para el reconocimiento que la historia dará a su gobierno y a usted como el líder de un programa profundo de una democracia que pretendió reformar al país"