Huele mal

domingo, 11 de junio de 2006
A Felipe Calderón lo alcanzó un karma foxista: la coincidencia de su ascenso al gabinete con la bonanza de su familia política En la recta final de la campaña por la Presidencia, el candidato panista enfrenta un factor de presión inesperado Tanto él como su esposa Margarita Zavala y sus hermanos, en particular Diego Hildebrando Zavala, quedaron bajo sospecha después de las acusaciones por un presunto tráfico de influencias, destaca Proceso en su edición de este domingo 11 de junio El equipo Andrés Manuel López Obrador pretende mostrar que desde el gobierno foxista, y bajo el cobijo de Felipe Calderón, la familia Zavala Gómez del Campo fue beneficiada mediante tráfico de influencias al grado de obtener ganancias por 2 mil 500 millones de pesos en el sexenio Para ello, aporta documentos con algunos datos El 16 de septiembre de 2003, 14 días después de que Calderón asumiera el cargo de secretario de Energía, la empresa Hildebrando SA de CV, de la que es socio y representante su cuñado Diego Zavala, obtuvo un contrato por 260 mil 765 pesos con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) Poco después, el 25 de septiembre, esta compañía dedicada a la creación de bases de datos y programas de cómputo concretó un nuevo negocio, ahora por 1 millón 792 mil 162 pesos, con la Secretaría de Economía Entre el registro oficial de este contrato y la toma de posesión de Felipe Calderón en el gabinete pasaron solamente 23 días Algo parecido sucedió en Pemex La empresa Metadata ?comprada por Hildebrando el mismo año-- renovó un par de contratos por 1 millón 299 mil pesos con 76 centavos con la Superintendencia de Recursos Materiales Esto sucedió el 7 de noviembre, dos meses después de que Felipe Calderón comenzara a despachar en la Secretaría de Energía López Obrador lanzó la acusación en el segundo debate entre candidatos presidenciales y luego sus colaboradores, coordinados por Rogelio Ramírez de la O, presentaron una investigación en la cual registraron la existencia de 47 contratos a favor de Hildebrando y Metadata dentro del gobierno federal, de los cuales 11 se aprobaron durante la gestión de Calderón en la Secretaría de Energía Incluso, aseguraron, parte de esas ganancias pudieron llegar hasta la esposa del abanderado del PAN, la diputada federal Margarita Zavala, quien en el acta constitutiva de Hildebrando figura como socia con el 10% de las acciones En entrevista con Proceso al cuestionársele por qué entraron a licitaciones cuando Felipe recién había sido nombrado secretario de Estado, Diego Zavala responde "Pensando mal, sí puede oler feo Viendo hacia atrás, no fuimos cuidadosos en eso de la cercanía de las fechas y el cargo Pero de lo que no tengo duda, es que esto lo podemos explicar, asegura en la entrevista que publica Proceso este domingo 11 de junio

Comentarios