Bolivia: Nacionalización sin retorno

lunes, 12 de junio de 2006
La Paz, 12 de junio (apro) - Cinco semanas después de la nacionalización del gas y el petróleo dispuesta por el gobierno del Presidente Evo Morales, el vértigo y beligerancia que provocó la medida en las empresas petroleras y países afectados ha cedido paso a un tenso proceso de negociación, el que deberá expirar obligatoriamente el próximo 31 de octubre, fecha límite en que las compañías deberán haber acordado con el Estado la firma de nuevos contratos o su salida del país El 1 de mayo, Bolivia alborotó el mercado gasífero de la región cuando su presidente anunció la nacionalización desde un escenario simbólico, el mayor campo de producción de gas natural, San Alberto, ubicado en el departamento de Tarija y operado por la petrolera brasileña Petrobras Simultáneamente al anuncio, las Fuerzas Armadas ocuparon campos de producción, refinerías, oficinas administrativas de las petroleras, e incluso 56 estaciones de venta de combustible "A partir de hoy los hidrocarburos serán de todos los bolivianos Nunca más estarán en manos de las transnacionales Hoy la patria se pone de pie", afirmó en esa jornada el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, mientras el presidente de la Cámara de Industria y Comercio, una de las organizaciones empresariales más importantes del país, consideraba un "show mediático" la ocupación militar, que no alteró ninguna de las actividades de la industria petrolera y concluyó 29 días después En el único pronunciamiento posterior a la medida, la Cámara Boliviana de Hidrocarburos, organismo que agrupa a todas las empresas nacionales y extranjeras que operan en el sector petrolero, afirmó el 2 de mayo que el decreto de nacionalización "altera de manera unilateral, negativa y substancial" las condiciones del mercado En los gobiernos de países con empresas petroleras en Bolivia el tono de crítica fue el mismo, correspondiendo a Brasil, el mayor afectado por la medida, la reacción más filosa, al anunciar inmediatamente la suspensión de todas sus inversiones y proyectos El decreto "Héroes del Chaco" La nacionalización fue dispuesta mediante decreto supremo (DS), instrumento exclusivo del Poder Ejecutivo, con el número 28701 y el nombre de "Héroes del Chaco", en honor a los combatientes de la guerra que entre 1932 y 1935 enfrentó a Bolivia y Paraguay y que, según coinciden los historiadores, fue alentada por empresas petroleras que buscaban concesiones en la zona en disputa La guerra concluyó con la victoria de Paraguay, que se anexó dos terceras partes de la zona denominada "Chaco Boreal", y 90 mil muertos en ambos ejércitos, aunque los apetecidos campos de petróleo quedaron en territorio boliviano, de donde se extrae hoy la mayor cantidad de gas natural y petróleo En sólo nueve artículos y 864 palabras, el DS dispone la nacionalización de los hidrocarburos, recuperando para el Estado "la propiedad, la posesión y el control total y absoluto de estos recursos"; asigna al Estado tomar "el control y la dirección de la producción, transporte, refinación, almacenaje, distribución, comercialización e industrialización de hidrocarburos en el país"; obliga a las empresas que producen petróleo y gas a entregar en propiedad a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) toda su producción, y establece un plazo de 180 días para que las compañías "regularicen su actividad, mediante contratos que cumplan las condiciones y requisitos legales y constitucionales", al término del cual quienes no hayan firmado acuerdos, no podrán seguir operando y deberán acordar los términos de compensación y su retiro de Bolivia En la parte impositiva, el DS impone para los dos mayores campos de producción de gas natural, Margarita y San Alberto, el primero operado por la hispano argentina Repsol-YPF, y el segundo por la brasileña Petrobras, la obligación de entregar durante 180 días el 82% de sus ingresos a YPFB, quedándose con el restante 18% En los otros campos se mantendrá provisionalmente la distribución de 50% para YPFB y 50% para las petroleras Según la norma, el Ministerio de Hidrocarburos y Energía realizará auditorías en todas las empresas para definir los términos de los nuevos contratos También se dispone la transferencia a YPFB, a título gratuito, de acciones en poder de los fondos de pensiones, para permitir al Estado boliviano tener una mayoría accionaria ?y por tanto control gerencial-- en tres empresas petroleras Las cifras del gas Hasta antes del DS "Héroes del Chaco", toda la cadena de producción de hidrocarburos estaba a cargo de empresas extranjeras, la cuales, a partir de 1995, con el proceso denominado "capitalización de las empresas estatales", impulsado por el gobierno del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, obtuvieron, mediante contratos y compra de acciones, el manejo total de la industria gasífera y petrolera, dejando a la estatal YPFB, otrora única empresa del sector, en la condición de fiscalizadora de contratos Bajo esas condiciones, el gas y el petróleo eran propiedad del Estado boliviano "bajo tierra", ya que "en boca de pozo" pertenecían a las empresas que los extraían Repsol-YPF y Petrobras son las compañías con mayor presencia en Bolivia, donde también operan en otras áreas de la producción de hidrocarburos quince empresas de Estados Unidos, Reino Unido, Holanda y Perú Después de Venezuela, Bolivia es la segunda potencia sudamericana en gas natural, con reservas de 487 trillones de pies cúbicos (TCF) Sus reservas de petróleo son menos significativas y llegan a 8566 millones de barriles de petróleo condensado, según informes de YPFB, basados en cifras certificadas por la firma especializada De Goldyer & MacNaughton Bolivia exporta gas natural sólo a dos países, Brasil y Argentina Según el superintendente de Hidrocarburos, Víctor Hugo Sáinz, este año Bolivia exportará 335 millones de metros cúbicos diarios (Mmcd) de gas natural: 28 Mmcd a Brasil y 55 a Argentina, por lo que obtendrá aproximadamente mil 400 millones de dólares en ingresos, la mitad de los cuales (700 millones) ingresarán directamente a las arcas del Estado Brasil paga 326 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica) y Argentina, 26 En el 2005 las exportaciones totales de Bolivia alcanzaron los 2 mil 670 millones de dólares De ese total, 35% fue generado por la exportación de gas natural ¿Nacionalización? Los doce días siguientes a la nacionalización se generó una febril actividad internacional El tema llevó a Bolivia al presidente de Venezuela, Hugo Chávez (quien acordó una alianza entre Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima-PDVSA y YPFB), y al secretario de Estado de España para Iberoamérica; concentró las discusiones de la Cumbre de Iguazú (Paraguay), que reunió a los mandatarios de Brasil, Bolivia, Argentina y Venezuela; y concentró en Viena la discusión de la Cuarta Cumbre Unión Europea, América Latina y el Caribe Hoy esa resonancia ha amainado, y la discusión en foros y tronantes declaraciones públicas se ha trasladado a otros escenarios, el de las negociaciones entre Bolivia y cada una de las empresas petroleras, y el del análisis de las consecuencias de la nacionalización Mario Miranda Pacheco y Francesco Zaratti, los dos analistas más importantes sobre la temática petrolera en Bolivia, exploraron a Apro el panorama generado por la nacionalización, un concepto que, estrictamente, Miranda empieza por cuestionar "La nacionalización para el hombre de la calle significa prácticamente expulsar al extranjero en la actividad que estaba haciendo y tomar su lugar Aquí (en Bolivia) no ha existido la figura tradicional de expulsar a las compañías, sino de tomar control de ellas A los 180 días (plazo establecido para la firma de nuevos contratos) quizás algunas se queden En las que se vayan, el Estado se haría cargo vía YPFB de todas sus operaciones La nacionalización, por tanto, se ha dado en otro sentido, más que del manejo directo, en el manejo gerencial de empresas", explicó Las negociaciones "Todas las empresas se quedarán si aceptan el DS 28701 El país ha de ser testigo de que en pocos días vamos a estar firmando ya contratos, acuerdos, formando empresas mixtas para la industrialización del gas para nuestro país", dijo el presidente de YPFB, Jorge Alvarado, al informar que las negociaciones con las petroleras "van por buen camino bajo las condiciones establecidas por el gobierno boliviano" Su optimismo no es compartido por los expertos "Una primera aproximación de lo que ha sucedido en este mes nos lleva a tener más preocupaciones que certezas No me dejaría llevar por el hecho de que no ha habido reacciones extremas por parte de las empresas petroleras Ha habido posiciones muy duras que posiblemente en Bolivia han pasado desapercibidas Petrobras ha congelado todas sus inversiones (en Bolivia) y ha trasladado a Venezuela un proyecto de industrialización del gas natural muy serio", dijo Zaratti "El (Alvarado) tiene mucha más información que yo, por supuesto, ya que está tratando con las empresas Si ha indicado que todas las empresas se van a quedar, creo que peca un poco de optimista, porque todavía no se sabe qué van a hacer las empresas al final de los 180 días de negociaciones", comenta Miranda Ni la Cámara Boliviana de Hidrocarburos ni las empresas petroleras quisieron proporcionar información o formular opiniones sobre la marcha de las negociaciones "Preferimos negociar en reserva y anunciar sólo al final de los 180 días los resultados" dijo a Apro un ejecutivo petrolero que pidió no revelar su nombre Las autoridades de gobierno son menos cautas, e incluso hablan de una estrategia coordinada entre las empresas y los países a los que pertenecen "Existe una articulación entre estas naciones más avanzadas y los intereses petroleros que tratan de arrinconar a Bolivia y no dejarle salidas", confesó el ministro de Hidrocarburos y principal autoridad boliviana en las negociaciones, Andrés Soliz Rada La fiscalización Otra interrogante del proceso nacionalizador es la capacidad de YPFB de transformarse de una entidad fiscalizadora de contratos, en una empresa líder en la producción, refinación y comercialización de hidrocarburos Hasta antes de la nacionalización, la empresa estatal del petróleo contaba únicamente con 600 funcionarios, que cumplían tareas administrativas Tras el 1 de mayo, YPFB está embarcada en una febril reorganización que la ha obligado a contratar personal especializado, buscar la capacitación de sus técnicos en Venezuela y montar una estructura que le permita manejar toda la cadena productiva de la industria petrolera "Como YPFB, estamos en condiciones de operar, tenemos el personal calificado, tenemos la cantidad suficiente de profesionales para operar mañana mismo", asegura Jorge Alvarado, pero su criterio vuelve a ser cuestionado por los analistas "El secreto de que esta nacionalización sea exitosa descansa sobre cómo YPFB va a manejarse de aquí en adelante Creo que por lo que se ve de afuera no está todavía lista Tiene 180 días para prepararse, pero aún así veo difícil que pueda estar en condiciones de hacerse cargo del control administrativo y de dirigir las operaciones petroleras Tiene un reto enorme y creo que va a tener problemas", explica Miranda, mientras para Zaratti "YPFB es una empresa de papel Hoy es incapaz de hacerse cargo de todas las responsabilidades que se le han asignado porque no se puede, en 180 días, convertir a una entidad fiscalizadora de la industria petrolera en una empresa competente en toda la cadena del negocio Sólo una redefinición real y óptima de su estructura técnica y gerencial, así como el otorgamiento de ingresos permanentes que hoy por hoy no tiene, permitirían a YPFB tener un mejor perfil" En este contexto surge una pregunta clave: ¿bajo estas condiciones llegarán nuevas inversiones al sector del petróleo y el gas en Bolivia? El gobierno asegura que cuenta con el respaldo de Venezuela, cuyo presidente, Hugo Chávez, en la última visita que realizó a Bolivia --el pasado 26 de mayo-- anunció inversiones en el sector de hidrocarburos por mil 500 millones de dólares, aunque los acuerdos respectivos para hacer realidad la promesa están aún en gestación "En la parte de inversiones para exploración y producción va a tomar tiempo hasta que compañías serias intenten volver al país Va a depender de cómo finalmente se asiente el polvo después de los 180 días, qué condiciones realmente ofrece el país y qué condiciones fuera se están ofreciendo para que el inversor evalúe lo que le conviene", vaticina Miranda El futuro El presidente Evo Morales ha repetido varias veces, en las últimas cinco semanas, que el Bolivia está en un proceso de cambios "sin retorno", en el que la nacionalización de los hidrocarburos es uno de sus pilares fundamentales Electo con 537% de los votos en los comicios del pasado 18 de diciembre de 2005, y con un índice de popularidad que, según la empresa Opinión y Mercado Bolivia llegaba el 30 de mayo último a 81%, Morales asegura que el drástico cambio en las condiciones del negocio del gas apunta a "liquidar la pobreza" y "generar prosperidad para todos los bolivianos" El futuro de la exportación de gas, sin embargo, pasa también por la voluntad de los compradores y, el principal de ellos, Brasil, dijo el 19 de mayo a través de su propio presidente, Ignacio Lula da Silva, que su nación "está preparada para, en el 2008, ser prácticamente independiente del gas y no depender de la importación de gas" Cuando llegue el próximo 31 de octubre, fecha límite para la renegociación de los contratos, tanto el Estado boliviano como las petroleras sabrán con precisión cuál será el panorama del negocio a corto y mediano plazos Un horizonte más lejano es aún poco predecible "La nacionalización no tiene una visión de futuro, de largo alcance Se está pensando en plazos muy cortos de beneficio, cuatro o cinco años, pero ¿qué pasa después? Quienes están tomando decisiones sobre las condiciones para la explotación del gas deberían pensar en términos de generar ingresos para varias generaciones, no para una sola Hasta ahora no lo han hecho, y con el decreto de nacionalización estamos en la dirección equivocada", piensa Zaratti El ciudadano común de Bolivia espera aún los beneficios de la nacionalización que, según el gobierno, significarán en el primer año por lo menos 700 millones de dólares más de ingresos directos Pero, por el momento, el propio gas natural tarda en llegar a los propios hogares bolivianos, ya que sólo 20% de ellos cuenta con instalación domiciliaria, mientras la industria que utiliza este combustible deberá resignarse a racionamientos anunciados por la Superintendencia de Hidrocarburos hasta por lo menos finales de 2007

Comentarios