Crónica de un viaje

lunes, 12 de junio de 2006
Teheran,12 de junio (apro) - Al salir de mi departamento en Kaiserstrasse rumbo al aeropuerto internacional de Viena, me encontré con una mujer iraní que el día anterior me había cortado el cabello Me preguntó si finalmente ya me iba a Teherán Le respondí que si "No olvide mi advertencia", me dijo con voz preocupada "Nunca aborde a una mujer en la calle y no diga que es periodista", insistió La prudencia me desaconsejó no seguir la primera sugerencia Una mezcla de voluptuosidad y arrojo me recomendaron no acatar la segunda Fui a Irán no como el turista en busca de playas fabulosas o montañas prodigiosas (aunque el país cuenta con ambas) Mi intención era conocer de primera mano la opinión de algunos conocidos iraníes acerca de la situación política También me interesaba explorar la posibilidad de entrevistar a Hossein Khomeini, un nieto del Ayatolah, y de quien me habían dicho odiaba al régimen de los clérigos chiítas que controlan el gobierno iraní El destino quiso que también me enterara --gracias a la afición deportiva de los taxistas-- de la posible alineación que el equipo persa presentaría en el primer cotejo frente a México en el Mundial de Alemania En el aeropuerto internacional de Viena, mientras mi equipaje era revisado, un mullah me hizo la plática Su barba estaba recortada con cuidado y sus ropas lucían nuevas Al ver el fajo de periódicos que llevaba bajo el brazo, me preguntó si era periodista Lo negué ?quizás recordando el consejo de mi peluquera?, y en cambio murmuré que sólo era un interesado en los asuntos de la aldea global Seguramente no me creyó, pero sonrió despacio e intentó practicar su español conmigo Detrás de él, había una mujer con un chador negro ?el cuerpo entero cubierto, exceptuando el rostro-- cuidando un recién nacido Ese fue mi primer encuentro con ese "mundo raro", donde el erotismo femenino es objeto de la mayor represión y escarnio público Llegue a Teherán de noche y me sorprendió percatarme de que casi todos los anuncios públicos escritos en farsi estaban traducidos al inglés Después sabría que en Irán, incluso en sectores de la clase media baja, tienen acceso a antenas parabólicas, donde se pueden ver programas americanos Lo primero que asombra al visitante de la capital iraní es la majestuosidad de la cadena montañesa de Alborz, que mira hacia la ciudad Al verla, recordé un verso de Chesterton: "Mármol como luz de luna maciza, oro como un fuego congelado" Alguien mencionó que cerca había un resort para esquiar Imaginé escandinavos que sólo conocieran Teherán por la nieve de sus montañas En los meses previos a mi visita, los titulares de los principales periódicos europeos consagraban un dilatado espacio al programa nuclear iraní y la posible amenaza que éste representa para la comunidad internacional La historia de esta crisis comenzó en 2002 cuando un grupo de oposición iraní en el exilio mostró evidencia de que Irán había escondido un programa de investigación nuclear durante más de 17 años En junio de 2003, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) verificó las acusaciones del grupo, y declaró que Irán violaba el Tratado de No Proliferación Nuclear Para hablar del tema y de otros asuntos me reuní con Kaveh ?un intelectual y traductor iraní-- en el restaurante "Mansoor", cerca del centro de Teherán "La cultura política de los iraníes promueve la holgazanería", me dijo Kaveh, y agregó: "Esto se aplica también a los clérigos y gobernantes en Irán Por ello, no creo que sean capaces de construir una bomba atómica" Otras versiones en Occidente indican que, tras la caída del presidente de Georgia, Edward Shevardnaze, un grupo de científicos emigró a Irán para ayudar al régimen en su programa nuclear Lo cierto es que el programa iraní puede considerarse como una consecuencia indeseada del desarrollo atómico europeo El científico pakistani AQ Khan, quien trabajó para un laboratorio ligado a la empresa de investigaciones nucleares URENCO, con sede en Amsterdam, viajó a Islamabad en enero de 1976 con toda la información para construir una bomba nuclear Años después, Pakistán ingresaría al club atómico En ese bazar de la muerte la tecnología llegaría a Irán, vía AQ Khan Mientras me encontraba en tierras persas, el esfuerzo diplomático europeo ?en 2003 Inglaterra, Francia y Alemania conformaron el grupo de los tres, con el fin de dialogar con el gobierno iraní? había fracasado y la AIEA estaba a punto de dejar la definición de la cuestión en manos del Consejo de Seguridad de la ONU Otra crisis entre Medio Oriente y Estados Unidos se avizoraba en el futuro El corazón espiritual de la universidad de Teherán es una mezquita Mientras caminaba por el campus, no pude dejar de mirar los grupos de mujeres ataviadas con chador y mascadas en la cabeza que el gobierno ha impuesto como el código de la vestimenta femenina Me asomé a un salón de clases: las estudiantes están sentadas hasta atrás, mientras los estudiantes ocupan las primeras bancas Esto ocurre también en vagones del Metro y en autobuses: la arena pública como mezquita Me preguntó si no tenemos que comenzar a hablar del apartheid iraní Mientras estuve en Irán, Ahmadinejad dijo que las mujeres tendrían la oportunidad, por primera vez, de ingresar a un estadio de futbol para ver los partidos Esto, sin embargo, fue denegado por el liderazgo de los clérigos La cuestión política respecto de Irán es sí Ahmadinejad ejerce un poder importante en el gobierno iraní o si la guardia revolucionaria chiíta es quien, tras bambalinas, controla todo Cualquiera de las dos alternativas, están lejos de ser buenas noticias El rostro de la muerte En junio de 2005, Mahmud Ahamidnejad, un excomandante de la guardia revolucionaria de Irán, fue electo presidente en unas elecciones caracterizadas por el fraude Ingeniero en tráfico y transporte, Ahmadinejad fue alcalde de Teherán en 2003 Pertenece al grupo Abadgaran, una coalición de partidos conservadores que hoy dominan el escenario politico Antisemita, ha dicho que Israel debe ser borrado del mapa y niega que el holocausto haya tenido lugar Lo veremos apoyando a la seleccion iraní en el juego contra México, en el estadio de Nuremberg En el café "Naderi", un lugar que frecuentaban artistas y escritores en los tiempos del Shah, platiqué con Naya, una fotógrafa profesional, quien trabaja para agencias internacionales y que en febrero cubrió los ataques a las embajadas escandinavas en Teherán por parte de extremistas musulmanes La conversación nos llevó a la pregunta de cuál sería la reacción de la población iraní en el supuesto caso de que Estados Unidos bombardeara las plantas nucleares "Sin duda apoyarían al régimen contra el invasor Hay que tener en cuenta la magnitud del nacionalismo iraní Si Estados Unidos quiere perder la simpatía que tiene entre la población, lo peor que puede hacer es atacar militarmente al régimen" Es cierto, por las breves pláticas que tuve con iraníes en la calle pude percatarme de la admiración que sienten por Estados Unidos, "el mayor país del mundo", me dijo, contundente, un taxista Pero esta admiración, no debe confundirse con aceptación de las políticas americanas en Medio Oriente La historia de las relaciones entre Irán y Estados Unidos proviene de un trauma de medio siglo Teherán sólo tiene tres líneas del metro Subí a uno de los trenes subterráneos con el fin de dirigirme a la estación Taleqani, que se encuentra justo en la esquina adyacente al edificio que solía albergar la antigua embajada estadunidense Este lugar es una cicatriz del nacionalismo iraní En 1953 la CIA orquestó un golpe de estado ?la famosa operación Ayax-- contra el presidente democráticamente electo, Mohammad Mossadegh Por más de 25 años, la política de respaldo a la dinastía Reza Palehvi fue implementada desde ese edificio Aquí también el nuevo gobierno del Ayatolah sorprendió al mundo al mantener como rehenes a 52 diplomáticos norteamericanos en 1979 Hoy, las paredes que resguardan el complejo están dedicadas a la propaganda contra Estados Unidos: la estatua de la libertad está dibujada con el rostro de la muerte El siglo XX nos ha legado la imagen del desierto nuclear: Robert Oppenheimer citando al Baghavad Guita después de la explosion atómica en Los Alamos También la planta nuclear de Natanz se encuentra en medio del desierto y se puede ver desde la carretera que comunica Esfahan con Qum Se trata de un conjunto de unos 15 edificios y una torre resguardada por baterias antiaéreas A decir verdad, no me había percatado de su existencia hasta que el chofer del taxi que contraté gritó súbitamente: "Atomic, atomic", mientras su índice apuntaba hacia el parabrisas Entre gotas de lluvia, las lomas escarlatas recortaban un cielo nublado Después escampó unos segundos, mientras la luz de rayos eléctricos se adivinaban en el horizonte Imaginé una lluvía de misiles cayendo sobre el desierto: también recordé el Baghavad Guita Viajé a Qum porque quería entrevistar a Hossein Khomeini Se trata de uno de los nietos del Ayatolah Su importancia radica en el hecho de que sus críticas al régimen de los clérigos han sido más que acerbas De hecho, Hossein Khomeini apoya una intervención militar estadunidense para liquidar al régimen Un contacto me había dicho que quizá lo podía encontrar en la ciudad de Qum, donde otrora vivió el Ayatollah y que es considerada sagrada para el chiismo iraní La "ciudad de dios" es uno de los sitios más sucios y desolados que he visto Un festival de vulcanizadoras y servicios de limpieza para autos le dan la bienvenida al visitante Nuestro carro se abrió paso entre el tráfico, y por fin llegamos a la mesquite de Hazrat-e Masumeh, donde se resguarda la tumba de Fatimah, la hermana del Iman Reza Abordé a algunos de los mullahs para preguntarles por Khomeini Cada uno de ellos me daban información distinta "Sí, vive aquí, pero está muy enfermo y no te puede ver", me dijo uno "No vive aquí, sino en Karbala", sentenció otro "Lo que sé es que vive en Bagdad", respondió otro más Después de algunos minutos, el taxista que había contratado, preguntó a otro par de clerigos por Khomeini Uno de ellos, enfurecido, amenazó al chofer y se fue profiriendo palabras en farsi, que no logré entender A petición del chofer, quien tenía miedo que lo matarán si lo asociaban con el nieto del Ayatolah, regresé a Esfahan sin haber podido conversar con Hossein Khomeini Pasé mis últimos dos días en Shiraz que está situado más al sur No lejos de esa ciudad se encuentra Persepolis, la antigua capital del imperio Aquemenida Bajo las ruinas de Persepolis está, entre otras, la tumba de Xerxes Recordé la guerra entre Persia y Atenas que definió al mundo antiguo y pensé en el mundo moderno No mucho ha cambiado: la batalla de Marathon es cíclica

Comentarios