Al son de Televisa

miércoles, 14 de junio de 2006
México, D F, 13 de junio (apro)- El martes 6 de junio, día del segundo debate presidencial, el equipo de Roberto Madrazo, candidato de la "Alianza por México", prácticamente se montó en la propuesta elaborada por Roberto Campa, de Nueva Alianza, y negoció con los directivos de Televisa para que en el "posdebate", conducido en el noticiario de Joaquín López Dóriga se les sacara a los líderes partidistas el compromiso de un pacto de civilidad, a cambio de que los intereses del consorcio mediático quedaran a buen resguardo La gestación del acuerdo tuvo, así, un eminente carácter mediático La alianza circunstancial entre el PRI y Televisa dejó marginados al IFE y a la Secretaría de Gobernación ?que desde hace siete semanas anda negociando una reforma electoral paralela posterior a los comicios presidenciales-- y, sobre todo, garantizó que en ninguno de los seis puntos se incorporara la demanda de disminuir la proliferación de spots televisivos que se han convertido en el eje de los gastos y de la disputa entre los candidatos presidenciales El experimento estuvo a punto de abortar el viernes de la semana pasada El PAN se oponía a que se incluyeran los puntos 4 y 5 del acuerdo, reclamados por el PRD como condiciones para incorporar su firma En el primero, se acuerda ponerle un "bozal" al presidente Vicente Fox ?algo que no se ha logrado ni siquiera con el acuerdo de neutralidad-- para que no declare ganador a ningún candidato, antes de que el IFE haga la declaración oficial sobre el vencedor El otro punto solicitaba al IFE una auditoría para "verificar la confiabilidad" del padrón electoral, del sistema del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y de su programa de conteo rápido El representante del PAN en el IFE, Germán Martínez, tronó en privado, incluso, contra los negociadores de su propio partido Argumentó que ya desde el 25 de mayo todos los partidos habían acreditado el padrón en sesión del Consejo General del IFE; y expresó su descontento por dejarse presionar por el PRD; y finalmente por el PRI y su aliado el Partido Verde Por si fuera poco, el escándalo del "cuñado incómodo", Diego Zavala, crecía como bola de nieve y ya involucraba al IFE, precisamente en estos tres temas: el padrón, el PREP y el conteo rápido, ya que se presumen indicios de que las dos empresas de Zavala ?Hildebrando y MetaData-- han dado servicio de software al IFE Los intereses de Televisa se impusieron No sólo eso La situación llegó a un extremo delicado y se operó políticamente para que la famosa auditoría al padrón se limitara simplemente al carácter "contable y administrativo", tal como se acordó en la sesión del lunes 12 de junio en el Consejo General del IFE Finalmente, el pacto denominado Acuerdo Democrático por la Equidad, la Legalidad y la Gobernabilidad, se firmó en un desangelado acto en las instalaciones del IFE Los dirigentes partidistas aprovecharon el foro y la visibilidad mediática para demostrar que una cosa es lo que dicen en el texto ?lleno de buenos deseos y de expresiones tan generales-- y otra lo que hacen durante las campañas electorales Llama la atención que el acuerdo le pone un "bozal" al presidente Fox, obliga a los candidatos a respetar el resultado final, convoca a un "compromiso de concertación y diálogo", pero en ninguna línea establecen la obligación de las propias empresas televisivas ?destacadamente Televisa-- para que a través de sus exit poll el día de las elecciones no induzcan una percepción ¿Quién regula al árbitro mediático que finalmente se ha impuesto en la contienda? Comentarios: jvillamil@yahoocommx