Critica Clinton postura republicana en materia migratoria

miércoles, 14 de junio de 2006
* Las fronteras de EU nunca podrán estar perfectamente bien protegidas, afirma el presidente * La ley Sensenbrenner "es una locura", sostiene Washington, 13 de junio (apro) - El expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, criticó a los legisladores republicanos que se oponen a la aprobación de un proyecto integral migratorio Clinton, quien fue el primer presidente estadunidense en iniciar la construcción de cercos de acero y barreras móviles de concreto en la frontera con México para contener la entrada de los inmigrantes indocumentados, aseguró que está equivocada y fuera de contexto la propuesta de ley 4437, aprobada en diciembre pasado en la Cámara de Representantes por la mayoría representativa del Partido Republicano que criminaliza la inmigración ilegal "La sugerencia de que todas las personas que están en el país son malas y que deben ser deportadas de inmediato como si fueran criminales, que es la posición de los conservadores de la Cámara de Representantes, no sólo es moralmente sospechosa, sino una total locura", afirmó Clinton al participar en el foro "Oportunidades para las mayorías", organizado y conducido por Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) "Las fronteras de Estados Unidos nunca podrán estar perfectamente bien protegidas", afirmó el exmandatario, como para justificar el hecho de que fue durante su presidencia cuando se mandó construir en la frontera de California, el cerco de acero que divide al territorio estadunidense del mexicano Apegado a la postura de su esposa, la senadora demócrata de Nueva York, Hillary Clinton, quien en los últimos meses se ha destacado como una crítica de la política migratoria conservadora de los republicanos, el exprimer mandatario insistió en que la mejor manera de resolver el problema de los 11 o 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos desde hace años, es con un enfoque más humano y consistente con las necesidades económicas y laborales del país "Aunque creo que debemos dar una ruta a la ciudadanía a la gente que ya está sin documentos, como lo hicimos hace 20 años; creo que es importante que no se adelante en la fila de la gente de América Latina y de otros que han esperado pacientemente en el proceso legal", acotó Clinton El proyecto de ley de reforma migratoria 4437 aprobado en diciembre pasado por la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, establece declarar como criminales a los inmigrantes indocumentados y a las personas, organizaciones, empresas o cualquier ente que los ayude a conseguir trabajo, vivienda o para recibir cualquier beneficio de asistencia social La medida antimigratoria patrocinada por el representante republicano de Wisconsin, Jim Sensenbrenner, presidente del Comité Judicial, no contempla la creación de un programa de empleo para trabajadores indocumentados y mucho menos establece la necesidad de darle la residencia permanente a quienes para llegar a Estados Unidos tuvieron que violar las leyes migratorias El proyecto de ley estipula la construcción de un cerco de acero doble de 700 millas de longitud en la frontera con México, y autoriza el uso de equipo y tecnología militar para contener el flujo de inmigrantes indocumentados Clinton aclaró que, pese a los esfuerzos de los que piden la instrumentación de una ley integral para la reforma migratoria, el problema es tan complejo que no existe para ello una solución totalmente satisfactoria "No hay una solución perfecta, que sea realista y humana; hagamos lo que hagamos debemos elevar los estándares labores en Estados Unidos en beneficio, tanto de los inmigrantes como de los residentes para reducir las tensiones sobre la migración de trabajadores de bajos ingresos, porque no es su culpa", remató Clinton