Entre el malo y el peor

domingo, 18 de junio de 2006
La campaña por la gubernatura de Jalisco empezó viciada por el perfil de los candidatos de los partidos predominantes Para colmo, las graves acusaciones que se asestan el priista Arturo Zamora y el panista Emilio González se basan en auténticos documentos ministeriales, lo que parece condenar a los jaliscienses a elegir como gobernador a un posible delincuente GUADALAJARA- Como nunca antes había ocurrido en una elección estatal, los principales candidatos a la gubernatura, el panista Emilio González Már-quez y el priista Arturo Zamora Jiménez, llegarán al 2 de julio en medio de serios cuestionamientos sobre su vida personal y su desempeño público, al grado de que sobre ambos pesan acusaciones ante la Procuraduría General de la República (PGR) Ambos se hicieron de su respectiva candidatura tras una campaña despilfarradora desde sus alcaldías: González en Gua-dalajara y Zamora en Zapopan Después iniciaron una encarnizada disputa en la que trataron de endilgarse mutuamente sospechas de narcotráfico y de influyentismo Aunque se ha dicho que ambos son cartas del gobernador Francisco Ramírez Acuña, los aspirantes ya crearon un conflicto de grandes dimensiones Partidos políticos, medios de comunicación, empresas encuestadoras y asesores de imagen se han convertido en parte de una gran maquinaria que funciona con dinero Y no es para menos En Jalisco se juega en gran medida la sucesión presidencial, pues en esta entidad se concentra uno de los mayores porcentajes de votos para el PAN y para el PRI en la elección federal Con 4 millones 708 mil 658 votantes potenciales registrados, que constituyen 659% del padrón nacional, Jalisco es la cuarta reserva de sufragios en el país Antes, sólo están el Estado de México, el Distrito Federal y Veracruz Sin embargo, a juzgar por las encuestas difundidas hasta el momento, pocos resultados obtendrán aquí los candidatos de la coalición Por el Bien de Todos, Juan Enrique Ibarra Pedroza; Fernando Espinoza de los Monteros, de Nueva Alianza; Oliva de los Ángeles Ornelas, del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina; y Antonio Jaime Reynoso, de Convergencia El gallo oficial Emilio González Márquez se formó políticamente en el sinarquista Partido Demó-crata Mexicano (PDM) y llegó en la década de los ochenta al PAN, del que llegó a ser presidente estatal Su postulación la debe en gran medida a su buena relación con Ramírez Acuña, quien lo cobijó durante su gestión municipal, que dejó para postularse No ha podido quitarse el estigma de ser el candidato oficial, aunque lo intentó al declarar que su relación con el gobernador no era tan fuerte como la de Arturo (Zamora) Tú sabes que ellos son grandes amigos desde la escuela, fueron compañeros, y en la contienda por la sucesión de Alberto Cárdenas yo apoyé a Tarcisio Rodríguez en contra de Ramírez Acuña Pero una vez que ganó Paco, mi compromiso como presidente estatal era hacerlo gobernador Al asumir la alcaldía de Guadalajara en 2003, González Márquez se convirtió automáticamente en aspirante al gobierno estatal Pero a diferencia de otros aspirantes panistas, él utilizó grandes recursos del erario para publicitarse como nadie lo había hecho antes Su propia imagen era el centro de la publicidad sobre las obras públicas En su momento lo aceptó sin rubor: También lo hace Andrés Manuel López Obrador ¿Por qué tendría que ser yo la excepción? -Y lo hacen de manera descarada -Ah, ¿y por qué Guadalajara tiene que ser diferente? Así ha sido desde el principio, yo he salido (personalmente en los spots) ¿ O a quién pondríamos? ¿A un jugador del Atlas, a Nuestra Belleza o a algún representante empresarial? Pese a todo, no tuvo un camino pavimentado a la candidatura Antes tuvo que derrotar a fuertes precandidatos y tuvo fricciones con diversos sectores Por ejemplo, los vecinos no aceptaron algunas obras públicas, se denunció que hubo una licitación sesgada para la compra de 500 patrullas, se acusó de nepotismo al alcalde tapatío por tener familiares cercanos en la administración municipal Ya como aspirante a la gubernatura, le estallaron más escándalos Primero, González fue criticado desde la oposición por tener escoltas que cobraban en el ayuntamiento Después explotó el escándalo mayor: se conoció que en 1981 Jesús González Márquez, hermano del ahora candidato, participó en un asalto bancario en su tierra natal, Lagos de Moreno, con un botín de 93 millones de pesos Jesús murió en un accidente automovilístico después del asalto y a raíz de eso otro hermano, Eugenio, habría reclamado la parte del botín que le correspondía al occiso Cuando los delincuentes fueron detenidos, declararon que Jesús había sido el autor intelectual del asalto, cuyo producto mantuvieron escondido bajo una cama durante un tiempo Luego se lo gastaron en viajes y en la compra de casas También declararon que Eugenio efectivamente se quedó con la parte que le correspondía a Jesús, así como con acciones de las sociedades que formaron A los asaltantes se les abrió el expediente 493/82-D en el Juzgado Cuarto de lo Penal y fueron internados en el Reclusorio Preventivo de Guadalajara Tras recusar el juicio, finalmente fueron absueltos el 28 de febrero de 1985 y su caso fue archivado el 27 de febrero de 1986 con la clave Q559-2 en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, donde los expedientes hoy están perdidos Un tercer hermano de Emilio González, José Martín, se vio involucrado en otro escándalo el 1 de agosto de 2005, cuando su sobrino Alfredo Mena González fue detenido a bordo de una camioneta robada El joven dijo que el vehículo era de su tío En la Agencia del Ministerio Público, José Martín declaró que recibió la camioneta en prenda por la venta de un terreno en Tlajomulco de Zúñiga Más tarde, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco dejó libre a Alfredo Mena sin fincarle responsabilidades, lo cual se interpretó entre la oposición como una deferencia hacia el candidato panista Molesto por la información, Emilio González declaró que no era honesto que hablaran contra su hermano muerto Especificó que ya había fallecido cuando se le acusó, por lo que nunca tuvo la oportunidad de defenderse En cuanto a José Martín, lo defendió como comprador de buena fe Pero eso no fue todo En su declaración patrimonial, Emilio González Márquez dijo ser propietario de un terreno en el fraccionamiento Bugambilias, pero al calor de la contienda política se comprobó que en realidad se trataba de toda una residencia, donde actualmente vive su amigo, compadre y coordinador de campaña, Herbert Taylor Arthur Según la explicación que ofreció, ambos hicieron un trato de palabra para que Taylor construyera su casa, en vista de que el terreno comprado de manera conjunta es demasiado pequeño para construir dos viviendas Los fantasmas de Zamora El abogado penalista y notario público Arturo Zamora ha sido señalado por sus propios compañeros de partido como vulnerable por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, y en especial con el narcotráfico Pese a ello, se impuso en la elección interna Al desempeñarse toda su vida en medios judiciales y de seguridad pública, Zamora no había tenido una militancia activa en el PRI No obstante, cobijado por los gobiernos de Guillermo Cosío Vidaurri y Carlos Rivera Aceves, escaló distintos cargos de importancia: fue subprocurador de Justicia, jefe del Departamento de Servicios Coordinados de Prevención Social (Descopres) y subsecretario de Seguridad Pública Al mismo tiempo, comenzó a adquirir bonos políticos El 17 de enero de 1994, cuando era subsecretario de Seguridad Pública del estado, sufrió un atentado al salir de su casa en la colonia Independencia Un auto Jetta rojo le cerró el paso a su camioneta Suburban Le dispararon más de 50 tiros pero salió ileso Los medios informativos le dieron poca importancia al hecho Entrevistado en agosto del año pasado, Zamora dijo al respecto: Creo que es parte de los mensajes que le pueden lanzar a uno cuando está haciendo las cosas bien, cumpliendo con responsabilidad En ese tiempo ganamos un récord a nivel nacional por el decomiso más alto de droga en penales Cuando Zamora aún era director del Descopres, el 8 de septiembre de 1993, fue encontrado muerto en su celda del Reclusorio Preventivo Metropolitano, Ramón Torres Méndez, El Spunky, uno de los sospechosos de haber ejecutado al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo el 24 de mayo de 1993 en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara Dos años después de la muerte de El Spunky, el 3 de septiembre de 1995, fueron aprehendidos en Tijuana, Baja California, Gastón Ayala Beltrán, El Gas, Alfredo Ramírez Fuentes y Jaime Muñiz Cuevas, El Profe, El Paisa o Carlos Zavala Pérez, entre otros sospechosos Todos ellos, junto con su jefe Humberto Rodríguez Bañuelos, La Rana -capturado posteriormente- fueron acusados de haber asesinado al exprocurador de Justicia del Estado, Leobardo Larios Guzmán, el 10 de mayo de 1995, a poco de haber asumido la gubernatura el panista Alberto Cárdenas Jiménez Las declaraciones ministeriales de los detenidos están fechadas el 3 y el 4 de septiembre de 1995 en aquella ciudad fronteriza, y fueron hechas ante Williams Román García, agente del Ministerio Público del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, de la PGR Jaime Muñiz Cuevas manifestó que él, Guillermo Gómez Chávez y Rodrigo Villegas atentaron contra Zamora porque cuando era director de la Penal de Guadalajara (en realidad encabezaba el Descopres) ordenó la muerte de El Spunky (averiguación previa 261/MPINCD/95) Frente a esta situación, los diputados priistas reaccionaron en el Congreso del Estado señalando que el protector de narcotraficantes era el candidato panista González Márquez, a quien denunciaron penalmente en la Delegación de la PGR por su presunto cobijo al narcomenudeo, toda vez que los hechos ocurrieron en Guadalajara y estuvieron involucrados policías de esta capital Peligrosa cercanía En 2003 Arturo Zamora le ganó la alcaldía de Zapopan a un dividido Partido Acción Nacional, con lo que también se convirtió en precandidato natural del PRI a la gubernatura Como su contrincante, comenzó a erogar dinero para promoverse en todos los medios Como su director de policía, Zamora nombró al teniente coronel retirado Rodolfo Ramírez Vargas, cuyos subordinados pronto fueron acusados de abusos e incluso asesinaron a dos jóvenes Al medio día del 13 de septiembre de 2004 fue interceptado y ejecutado el abogado Manuel Sánchez Paniagua Sobrevivieron al ataque sus acompañantes, el exagente del Ministerio Público Marco Antonio Cuevas Contreras y José Luis López Sanabria, quien se identificó como escolta de Sánchez Paniagua y al mismo tiempo como policía municipal activo de Zapopan Tras los hechos Zamora, entonces presidente municipal, negó cualquier relación con el occiso, pero después aceptó que era su socio de despacho y su amigo A los dos meses otro policía zapopano, Salvador Barajas Muñoz, que servía como guardaespaldas al líder estatal de la CTM, Rafael Yerena, se vio involucrado en una balacera entre dos sindicatos de esa confederación en el centro de Guadalajara Proceso Jalisco dio a conocer, semanas después, que Ramírez Vargas era investigado por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) A fines de abril pasado, se descubrió que el hijo del militar retirado, Rodolfo Ramírez Contreras, segundo comandante de la Zona Uno de Guadalajara -puesto al que llegó por intermediación de su padre-, presuntamente vendía protección a narcotraficantes como José Gil Caro Quintero, El Jogil, y Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico Los documentos que sustentan la versión fueron publicados por Proceso Jalisco el 23 de abril de este año Zamora negó cualquier implicación con su jefe policiaco y acusó al Yunque de atizar una campaña en su contra Pero los datos son claros: en la madrugada del 27 de diciembre de 2004, Ávila Beltrán llegó a una estética en el pequeño centro comercial del fraccionamiento Monraz, en los límites de Guadalajara y Zapopan Iba con cinco escoltas Ante el alarde de sus armas, el guardia de un banco creyó que se trataba de asaltantes y pidió refuerzos Entonces llegaron varias patrullas de Guadalajara, con quienes los sicarios trataron de negociar El Jogil preguntó: ¿Qué pasó? Si ya cooperé, y este mes fue doble para el aguinaldo del jefe, según le confiaron varios policías a este semanario En actas ministeriales consta que otro de los detenidos le reiteró al director de la Policía Municipal de Guadalajara, Felipe de Jesús Gallo, que ya le habían enviado una gratificación a sus jefes por conducto de Rodolfo Ramírez Contreras Este último llamó por teléfono para interceder por los detenidos (acta AP/PGR/GDL/AG3M1/2005) También en abril pasado, los diarios locales Público y Mural dieron a conocer que Zamora presentó una declaración patrimonial incompleta en la que no incluyó el verdadero valor de cinco de sus residencias, que además habían sido adquiridas con sólo uno o dos días de diferencia entre una y otra Luego resultó que tres de esas viviendas -dos en Valle Real y una en Puerta de Hierro- habían sido aseguradas a la PGR por ser compradas con dinero proveniente de un fraude por mil 65 millones de pesos contra el Instituto Mexicano del Seguro Social en 1996 Según acusación de Manuel Espino Barrientos, presidente nacional del PAN, Arturo Zamora se puso de acuerdo con el constructor de las casas, Jaime Quesada, y desde su notaría le encargó a tres abogados -entre ellos el ejecutado Sánchez Pania-gua- que hicieran una solicitud de desaseguramiento de dichos inmuebles a la PGR De manera inexplicable, la operación tuvo éxito en muy poco tiempo Entonces, prosigue la denuncia, Quesada y Zamora hicieron una simulación de compraventa de tres casas para evadir impuestos Al dar fe de la operación al mismo tiempo, Zamora habría violado la ley del notariado Invocación a la DEA Finalmente, el lunes 12 los diarios del Grupo Reforma señalaron que Zamora Jiménez es investigado por la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (Drug Enforcement Administration, DEA) por sus supuestas ligas con el narcotráfico y lavado de dinero El asesinato del abogado Manuel Sánchez Paniagua fue, según la nota, una advertencia a Arturo Zamora por sus presuntos vínculos narcopolíticos y el incumplimiento de favores políticos Específicamente se mencionan licencias de construcción que beneficiaban a Pedro Mireles Félix El PRI tembló Se dirigió al consulado de Estados Unidos en Guadalajara y a la embajada de ese país en México, así como a la Procuraduría General de la República (PGR), a fin de obtener declaraciones que exoneraran a Zamora El mismo lunes 12, en rueda de prensa, Zamora reconoció que la DEA lo había investigado, pero fue en 2004 y acusó al PAN de utilizar la información de manera dolosa para afectar su candidatura El gobierno federal sigue manteniendo el monopolio de la filtración, sigue aprovechando la buena fe de algunos medios de comunicación con el fin de distraer, a nivel nacional, el caso más importante que nos preocupa a todos los mexicanos, que es la corrupción de la familia Zavala En medio de ese encono, el miércoles 14 se realizó el único debate organizado por el Instituto Electoral del Estado de Jalisco (IEEJ), y en el que participaron los seis candidatos a la gubernatura Ahí, frente a frente, ni el panista ni el priista quisieron tocarse las heridas, y no respondieron a las provocaciones del aspirante perredista Enrique Ibarra El triste panorama electoral en Jalisco apunta hacia un abstencionismo que, según diversos analistas, podría llegar al 50%

Comentarios