Civil asesinado, en una peregrinación a San Juan Bautista

martes, 20 de junio de 2006
Huitzilac, Mor , 19 de junio (apro)- En una presunta emboscada, que coincidió con una procesión a Juan Bautista, tres sujetos fuertemente armados ejecutaron a Felipe Flores Díaz, quien impactó su vehículo con una de las dos patrullas que escoltaban a los fieles católicos Jóvenes, mujeres, ancianos y niños trasladaban al santo de su iglesia --desde la cabecera del municipio-- hacia el poblado Huertas San Pedro, a tres kilómetros de Cuernavaca La policía ministerial confirmó que la emboscada ocurrió debajo del puente que dice "Bienvenidos a Huertas San Pedro"", donde el ahora occiso embistió a varias personas hasta impactar su automóvil --una Caribe azul metálica, placas IMZ-3669, del estado de México--, con la patrulla 03 de la Secretaría de Seguridad Pública municipal "Primero escuché a lo lejos tres o cuatro disparos y luego vi en el camino la Caribe que atropelló a unas personas hasta estrellarse con la patrulla Al instante, salieron tres sujetos con pistolas y armas largas, quienes le dispararon al conductor", reveló un testigo, quien pidió omitir su nombre Mientras algunos de los participantes en la procesión aseguraron que los homicidas portaban ropas militares, un policía ministerial negó esa versión "Al parecer, los asesinos salieron de la misma procesión", dijo "Traían pantalones militares, playeras oscuras, gorras y pistolas al lugar de los hechos llegó la esposa de la víctima, quien aseguró que su esposo fue asesinado por `los Mancilla y los Hernández Manzilla, porque desde hace dos años tenían problemas por unos terrenos", declaró al Ministerio Público Según la viuda, Flores Díaz se dirigía a su trabajo como velador en una propiedad de la Mercedez-Benz, donde entraba a las 18:00 horas Al filo de las 21:00 horas, el cuerpo fue levantado por el Servicio Médico Forense Antecedentes En Huitzilac, limítrofe con el Distrito Federal y el estado de México, las pugnas por tierras y rencillas políticas terminan en muertes El domingo 21 de marzo de 2004, los hermanos Alejandro, Carlos y Jorge Mancilla Cueto llegaron al predio "La Ahuacatera" para limpiarlo Minutos después llegó un contingente armado de 26 comuneros, encabezado por los líderes del PRI y PAN local, Ramiro Flores Camacho y Alfredo Flores, respectivamente, quienes a balazos pretendieron ahuyentar a los Mancilla Cueto, porque supuestamente el terreno pertenecía al abuelo de los Flores Una de las balas rozó la cabeza de Alejandro Mancilla Su hermano Jorge, desenfundó una pistola calibre nueve milímetros y enfrentó a los agresores En el campo quedaron los cuerpos sin vida de Ramiro Flores Camacho, su sobrino Mauro Flores Díaz y Jorge Mancilla Cueto La Comisaría de Bienes Comunales cita que el predio de 310 mil meros cuadrados fue vendido por Jesús Flores Camacho, abuelo de los agresores, a Rolando de la Sse Cañas, director jurídico del Instituto Federal Electoral (IFE) En ese entonces, los responsables de cuidar el predio eran los Mancilla Cueto

Comentarios